Enlaces accesibilidad

El juez libera el barco de Proactiva Open Arms inmovilizado en Sicilia

  • Fue retenido en marzo por supuestamente favorecer la inmigración ilegal
  • El fundador pide "prudencia" ante la "persecución de la ayuda humanitaria"
  • SOS: Navidades al rescate

Por
Liberado el barco de Open Arms retenido en Italia aunque el proceso contra la ONG sigue abierto

El juez instructor de la localidad siciliana de Ragusa, Giovanni Giampiccolo, ha ordenado este lunes liberar al barco de la ONG española Proactiva Open Arms, que permanecía inmovilizado en el puerto siciliano de Pozzallo en el marco de una investigación por supuesto favorecimiento de la inmigración ilegal.

Una de las abogadas de la ONG Rosa Emanuela Lo Faro ha explicado que el juez ha rechazado la orden de incautación confirmada el 27 de marzo por la Fiscalía de Ragusa. "Estamos muy felices", ha declarado a Europa Press. 

Por su parte, el fundador de Proactiva, Oscar Camps, ha considerado que la decisión judicial "es sólo un primer paso y una buena noticia", si bien ha pedido "prudencia" al lamentar que las investigaciones continúan.

La embarcación fue incautada de manera cautelar el pasado 17 de marzo tras atracar en el puerto de Pozzallo para desembarcar a 216 inmigrantes y se abrió una investigación a la jefa de misión, Anabel Montes, el capitán, Mark Reig y a un responsable de la organización, que se enfrentan a penas de entre cuatro y siete años de cárcel por presuntamente favorecer la migración ilegal. 

Desde entonces, la ONG ha denunciado a través de las redes sociales el "secuestro" del barco y ha recopilado más de 312.000 firmas con su campaña Free Open Arms a favo de su labor, que ya podrá retomar tras la decisión de la Justicia italiana

Una "larga guerra judicial" por delante

La investigación penal puede prolongarse al menos un año, según explicó en su momento a Efe otro abogado de la ONG, Alessandro Gamberini. En su opinión, la liberación del Open Arms se traduce en "la poca seriedad de la imputación", si bien podría ser impugnada por la Fiscalía, por lo que queda "una larga guerra judicial".

En declaraciones a Efe, Oscar Camps ha pedido "prudencia" porque la investigación sigue en marcha: "Pedimos prudencia porque la persecución de la ayuda humanitaria sigue adelante", ha afirmado. Según ha explicado, el barco se trasladará de Pozzallo a Malta, donde la ONG tiene su base, y volverá a España para pasar las inspecciones técnicas necesarias. Después de unas semanas "en reparación y mantenimiento", Camps ha confirmado que la embarcación regresará al mar, puesto que Proactiva no ha cometido "ninguna irregularidad ni delito". Entretanto, la ONG ha fletado este lunes desde Badalona otro barco de la organización, el Astral, con rumbo a Malta.

Pedimos prudencia porque la persecución de la ayuda humanitaria sigue adelante

La Fiscalía de Ragusa investiga el último rescate de la ONG, que se negó a entregar a 218 personas rescatadas a una patrulla de la Guardia Costera libia en pleno mar Mediterráneo. Proactiva denunció entonces las amenazas de muerte por parte de guardacostas libios, recogidas en algunos vídeos difundidos en las redes sociales. 

Según explicó el coordinador de la ONG en Italia, Riccardo Gatti, el barco recibió una llamada en la que "por primera vez" se les advertía de que Libia "tomaba la coordinación de la operación". Los cooperantes esperaron hasta 24 horas y tuvieron que pedir ayuda con la evacuación de una madre y un bebé a Malta, hasta que se les autorizó a atracar en el puerto italiano. 

En los últimos meses, varias organizaciones que operan en el Mediterráneo han denunciado las dificultades en el rescate por parte de las autoridades libias, por las que algunas decidieron suspender sus misiones en verano.

Proactiva Open Arms, la ONG española que ha rescatado a 174.000 personas en el Mediterráneo

Noticias

anterior siguiente