Enlaces accesibilidad

50 años sin Martin Luther King

La igualdad racial en Estados Unidos, el sueño incompleto de Martin Luther King

  • Se cumplen 50 años del asesinato del icono de los derechos de los negros
  • Después del primer presidente de color, el país sigue padeciendo la tensión racial
  • La pobreza, la discriminación y la violencia, presentes a pesar del "sueño" de King

Por
La igualdad racial, el sueño sin cumplir de Martin Luther King

"Tengo un sueño. Que algún día mis cuatro hijos pequeños vivan en una nación donde no sean juzgados por el color de su piel, sino por la esencia de su carácter.", Martin Luther King, 28 de agosto de 1963 en Washington, Estados Unidos. 

El discurso, que dio la vuelta al mundo y se convirtió en referente mundial de los derechos humanos de los negroes (los afroamericanos), selló el legado del reverendo y doctor que apenas cinco años después, moría abatido el 4 de abril de 1968 por el disparo en el cuello del rifle de James Earl Ray en el motel Lorraine de Memphis.

Como si de un epitafio se tratase, un día antes de morir, el Nobel de la Paz sentenció en un discurso en Atlanta: "No sé qué pasará ahora, tenemos días díficiles por delante. Pero no me importa mucho ahora, porque he estado en la cima de la montaña".

No sé qué pasará ahora, tenemos días difíciles por delante

Medio siglo después de su asesinato, el mundo, y especialmente Estados Unidos, se llenan de actos conmemorativos. Allí, museos, universidades y activistas han organizado marchas de tres días para conmemorar el sueño del luchador por los derechos civiles de los afroamericanos

Fue Informe - Martin Luther King, la muerte de un sueño

 

Evolución de los derechos, pero suspenso en riqueza

Según un informe realizado por el Museo Nacional de Derechos Civiles de Memphis, Tennesse, la situación de los afroamericanos en el condado de Shelby -elegido como muestra por su "estabilidad regional"-, en la actualidad dista poco de la que dejó King y por la que tanto luchó. En el documento se destaca que el índice de pobreza infantil en el condado de Shelby, tanto para afroamericanos como para blancos, es más elevado que en la década de 1980 y, más aun, que la tasa de pobreza infantil para los niños negros es cuatro veces mayor que para los blancos.

Para los adultos afroamericanos, según datos de 2016, la pobreza ha disminuido desde 1960, aunque sigue siendo dos veces y media más alta que para los blancos. Además, su ingreso medio se ha mantenido a la mitad en los últimos 50 años.

No obstante, la comunidad liderada en su día por King ha visto mejoras en educación: la tasa de graduación escolar ha aumentado un 76%, y, aunque las cifras son discretas, los graduados universitarios han pasado del 1,2% en 1950 al 20% en 2016. Por otro lado, la encarcelación de las personas de color ha aumentado un 50% desde 1980, mientras que la de los blancos ha disminuido levemente.

Y también ha crecido el empleo según los últimos datos del paro, ya que la tasa de desempleo en los afroamericanos se situaba en febrero en 6,9%, el nivel más bajo de la historia desde que se comenzaron a guardar registros en 1972.

Martin Luther King: "Tengo un sueño"

La importancia de las "vidas negras"

Pero cincuenta años después, la tensión racial sigue latente en Estados Unidos. Paradójicamente, durante el mandato del primer presidente negro de la historia, Barack Obama, las heridas por la discriminación racial estallaron fuertemente en el país por primera vez desde la década de 1970. Lo hicieron en 2012, tras el asesinato del adolescente afroamericano Trayvorn Martin a manos de un vigilante de seguridad, George Zimmerman, que le disparó cuando iba desarmado en Florida. Su absolución en 2013 condujo a miles de ciudadanos a presionar al Gobierno y tomar las calles de todo Estados Unidos.

Fue entonces cuando se fundó la campaña Black Lives Matter (las vidas negras importan), empleada desde entonces para denunciar la violencia policial contra personas de raza negra.

Para Obama, las muertes de ciudadanos afroamericanos no son "una cuestión negra, sino una cuestión estadounidense". Tanto, que su Administración llegó a acusar a la Policía de Ferguson de "sesgo racial" después de la muerte de otro joven en Saint Louis (Missouri), de nuevo por seis disparos de la Policía, dos de ellos en la cabeza. Y también entonces, las protestas y disturbios raciales se extendieron rápidamente por todas las ciudades del país. 

Violentas protestas y saqueos en Misuri, EE.UU., por la muerte de un joven afroamericano a manos de un policía

"Todavía tenemos trabajo por hacer porque hay fuerzas en EE.UU., en nuestra sociedad, que quieren llevarnos de vuelta a otro tiempo, a otro lugar. Y tenemos que decir 'hemos llegado demasiado lejos, no vamos a volver. Vamos a ser una comunidad amada'", considera en su balance el congresista John Lewis, icono de los derechos civiles que luchó junto a King de estudiante.

Hay fuerzas en nuestra sociedad que quieren llevarnos de vuelta a otro tiempo, a otro lugar

De acuerdo con un análisis de The Society Pages, que estudió los datos sobre las muertes por violencia policial en EE.UU. recopilados por el diario Washington Post entre 2015 y 2017, el porcentaje de afroamericanos muertos a manos de la Policía (entre el 22% y el 26%), duplica al del resto de víctimas.

Un hombre negro muere por los disparos de la policía en Minnesota

Para Johnie Turner, un representante estatal de Tennessee que asistió a varios discurso de King, "la Constitución dice libertad, justicia, libertad para todos, igualdad para todos. Y todavía no hemos alcanzado este punto. Hemos hecho muchas mejoras pero no hemos alcanzado el punto de verdadera liberación".

Una liberación que, según Bernice King, hija de Martin Luther King, se alcanza "a través de la no violencia", como enseñó su padre, con el objetivo de "alcanzar un mundo más justo, humano y pacífico". Para ello, al recordar su mirada, lanza un mensaje: "necesitamos ese tipo de voz moral en el mundo de hoy".

Un mundo feliz - Martin Luther King (1983)

 

Charlottesville, el retorno del "pasado oscuro"

Tras ocho años del mandato de Obama, llegó el polémico Donald Trump, que en ocasiones ha mantenido una relación contenciosa con grupos minoritarios. Algunos líderes afroamericanos han cuestionado su compromiso con las relaciones raciales, sobre todo después de la muerte de tres personas atropelladas en una manifestación de supremacistas en Charlottesville el pasado mes de agosto.

Su tardía respuesta -tardó dos días en condenar la violencia, aunque no se refirió al Ku Klux Klan-, volvió a abrir las críticas: para los afroamericanos, la presidencia de Trump amenaza el progreso conseguido desde la muerte de King.

John Lewis cree que la nación está todavía lejos de su visión de igualdad racial. "Me hizo llorar. Creía que eso formaba parte de nuestro pasado oscuro, que nunca sería testigo de algo así", dijo, al referirse a los hechos en Charlottesville.

Me hizo llorar. Creía que eso formaba parte de nuestro pasado oscuro, que nunca sería testigo de algo así

Según una encuesta del Centro de Investigación Pew en diciembre de 2017, el 60% de los entrevistados creen que la elección de Trump ha contribuido a empeorar las relaciones raciales en Estados Unidos.

Sea como fuere, el actual presidente estadounidense recordaba este martes a Martin Luther King como el hombre que "predicó toda su vida el amor, el amor para los vecinos y nuestros americanos. [...] A través de su valentía y sacrificio, el doctor King abrió los ojos y elevó la consciencia de nuestra nación".

Trump condena la "violencia racista" de Charlottesville tras dos días de críticas por su tibieza

Noticias

anterior siguiente