Enlaces accesibilidad

La Policía revisa la muerte de una hija de 4 años de Ana Julia Quezada en 1996 en Burgos

  • La menor falleció al caer de una ventana al patio interior de la vivienda
  • La Policía no apreció indicios de criminalidad y el caso se archivó como accidente
  • Ahora realiza gestiones con el juzgado que lo investigó para decidir si lo reabre
  • En el caso de Gabriel Cruz, los agentes sospechan que la detenida actuó sola

Por
La Policía investiga la muerte de una hija de 4 años de Ana Julia Quezada en Burgos en 1996

La hija mayor de Ana Julia Quezadadetenida este domingo mientras trasladaba el cuerpo de Gabriel Cruz en el maletero de su coche, falleció con 4 años al precipitarse al vacío desde una ventana del piso en el que vivía en Burgos en 1996. La Policía Nacional está realizando gestiones con el juzgado que investigó aquel suceso, que en su día se cerró como un accidente, para decidir si reabre el caso tras el arresto de Quezada en relación con la muerte del hijo de su actual pareja.

La autopsia realizada al cadáver de Gabriel Cruz ha desvelado que este murió estrangulado el mismo día de su desaparición, el pasado 27 de febrero, en el paraje de Las Hortichuelas, en Níjar, Almería. Los investigadores creen que Quezada actuó sola.

Ha sido el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, el que ha confirmado este lunes por la mañana que "allá por el año 1996 en Burgos sucedió un hecho en el que se vio implicada esta persona", en referencia a esta mujer y al fallecimiento de su hija. Zoido ha explicado que el atestado policial quedó sobreseído en el juzgado entonces y que "ahora, lo que queda es ver qué es lo que ha pasado".

Los agentes no apreciaron indicios de criminalidad

Los policías que investigaron la muerte de la primera hija de Ana Julia Quezada, el 10 de marzo de 1996, no apreciaron indicios de criminalidad ni hallaron nada anormal en la vivienda, según aparece recogido en el auto policial y en el acta de inspección ocular de la Policía Judicial y Científica, informa Efe.

Según el atestado policial al que ha tenido acceso TVE, el entonces marido de Quezada y padre adoptivo de su hija mayor, M.A.R.D., se dio cuenta de que esta no estaba en la habitación junto a su hermana de dos años, hija biológica de ambos. Al ir al cuarto contiguo vio que la ventana estaba abierta y al asomarse descubrió que la pequeña estaba en el suelo del patio interior. Ningún vecino había oído nada.

Este hombre, que fue el que alertó al 091 de lo ocurrido, explicó a los agentes que él fue el primero en acostarse la noche anterior y que Ana Julia y las dos niñas lo hicieron más tarde. La madre no prestó declaración por una crisis nerviosa.

Los agentes que inspeccionaron la vivienda se encontraron una mesa pegada a una doble ventana, abierta casi del todo. No hubo nada más que les llamara la atención, según recogieron en el atestado, donde se recoge que tres semanas antes la madre acudió con la pequeña de 4 años a urgencias tras encontrarla desvanecida. El examen médico no encontró nada.

Quezada se trajo a la pequeña fallecida de su país

Ana Julia Quezada, de 44 años y nacida en República Dominicana, llegó a Burgos en 1995. Según la información que maneja la Dirección General de la Policía, el 17 de mayo de 1993 obtuvo un visado para entrar en España y un año más tarde, en concreto el 16 de junio de 1994, obtuvo la residencia al casarse con M.A.R.D.

Según explica Efe, Ana Julia llegó a España sola pero en diciembre de 1995 se trajo de República Dominicana a una hija que había tenido de una relación anterior y que fue la que tres meses después falleció tras precipitarse de una ventana.

Su segunda hija, fruto del matrimonio con M.A.R.D. y que tenía solo dos años cuando su hermana murió, tiene actualmente 24 años y continúa residiendo en Burgos. La joven tras conocer la detención de su madre sufrió una crisis de ansiedad y está ingresada en un hospital de la ciudad castellano y leonesa, según informa TVE.

Ana Julia se marchó de Burgos en 2014 con su expareja a la localidad de Las Negras, en Níjar, donde estuvo trabajando en hostelería antes de romper su relación con este hombre y comenzar otra con el padre del pequeño Gabriel.

Sospechan que Quezada actuó sola con Gabriel

La detenida ha pasado su primera noche en la comandancia de la Guardia Civil de Almería, y podría agotar el plazo máximo de 72 horas antes de pasar a disposición judicial y de que el juez decida si decreta para ella prisión provisional.

La principal hipótesis con la que trabajan los investigadores del caso del niño Gabriel es que la principal sospechosa de la muerte del pequeño actuó sola.

Así lo han indicado a Efe fuentes de la investigación, que han precisado que, de todos modos, todas las hipótesis permanecen abiertas, incluido el móvil que pudo llevar a Quezada a acabar con la vida de Gabriel. La declaración de la mujer será clave para reconstruir la secuencia de los hechos.

De momento, la Guardia Civil inspecciona este lunes la finca de la localidad nijareña de Rodalquilar en la que se encuentra el pozo en el que supuestamente ocultó Ana Julia Quezada el cadáver del niño. Los agentes han trasladado a la presunta autora de la muerte del niño de 8 años para realizar los trabajos de inspección.

Zoido informa de la posible vinculación de Ana Julia Quezada con la muerte de una niña en 1996 en Burgos

La camiseta que centró las pesquisas en ella

El cadáver de Gabriel Cruz, que desapareció el 27 de febrero en Las Hortichuelas (Níjar, Almería), fue encontrado en la mañana del domingo por las fuerzas de seguridad en el maletero del coche de Quezada, quien ha sido detenida en la localidad de Vícar durante un amplio operativo policial.

Vecinos de Las Hortichuelas han asegurado que comenzaron a sospechar de ella cuando, el pasado sábado 3 de marzo, Quezada afirmó haber encontrado una camiseta interior de color blanco del menor cuando caminaba junto al padre del desaparecido. Esa camiseta contenía restos de ADN del niño.

Al parecer, era la misma camiseta que la sospechosa le había puesto en casa de su abuela paterna el día de la desaparición. La encontró cerca de una depuradora donde ya habían peinado la zona los agentes, y estaba seca pese a que el día anterior había llovido, lo que hizo sospechar a los investigadores.

Con el hallazgo del cadáver, la detención de Quezada y su traslado a la Comandancia de Almería se ha puesto fin a trece jornadas de angustiosa búsqueda de Gabriel, en la que según los datos de la Delegación del Gobierno en Andalucía trabajaron 1.487 profesionales y 2.574 voluntarios.

La Diputación Provincial de Almería ha celebrado este lunes un pleno para hacer oficial el pésame a la familia de Gabriel Cruz Ramírez a través del decreto de tres días de luto, en una sesión en la que se ha aprobado una declaración institucional firmada por todos los portavoces de la corporación.

Noticias

anterior siguiente