Anterior Federer sigue infalible y gana Rotterdam por tercera vez Siguiente El Barça, campeón de Copa con revancha y agonía ante el Madrid Arriba Ir arriba
El coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos en el Tribunal Supremo
El coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, encargado del dispositivo policial del 1-O, a su llegada al Tribunal Supremo. EFE J.J. Guillén

El coronel Pérez de los Cobos afirma que el dispositivo de los Mossos se pensó para facilitar el 1-O

  • Trasladó a Forn que la forma de evitar incidentes era desconvocar la consulta

  • De los Cobos fue el responsable de coordinar la actuación policial del 1-O

  • Declara en el Tribunal Supremo como testigo en la causa del 'procés'

|

El coronel Diego Pérez de los Cobosresponsable del operativo policial durante el referéndum del 1-O, ha explicado este jueves durante su comparecencia como testigo ante el magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena que el dispositivo se seguridad diseñado por la Generalitat para ese día estaba más pensado para facilitar la celebración de la consulta que para cumplir las órdenes judiciales.

El coronel declaró a preguntas de las partes que mantuvo una reunión el 28 de septiembre con el exconsejero de Interior Joaquim Forn, investigado en esta causa y en prisión preventiva, en la que le advirtió de que la forma de evitar incidentes esa jornada era desconvocar la consulta.

Pérez de los Cobos estaba citado como testigo en la causa que investiga el Tribunal Supremo por la comisión de presuntos delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos y se la ha preguntado de forma muy detallada sobre la actuación de los Mossos d'Esquadra y de su máximo responsable, el mayor Josep Lluís Trapero, que está imputado en la causa que investiga en la Audiencia Nacional la juez Carmen Lamela.

Reunión "tensa" con el consejero de Interior

El coronel de la Guardia Civil ha reconocido que esa reunión fue “tensa”, dado que entre sus protagonistas estaban los responsables políticos de la convocatoria de un referéndum que fue prohibido por el Tribunal Constitucional.

En esa convocatoria, Forn, ahora se encuentra en prisión preventiva, le trasladó que el Gobierno catalán quería que se preservara la convivencia de manera prioritaria y que las Fuerzas de Seguridad aplicaran la ley con criterios de congruencia y proporcionalidad en el caso de actuar durante la jornada del referéndum. El coronel contestó que "el cumplimiento de la ley estaba por encima de la convivencia ciudadana".

Pérez de los Cobos fue el responsable de coordinar la actuación policial ante el 1-O, una jornada en la que -según su versión- fue necesario utilizar la "mínima fuerza imprescindible" ante la "resistencia pasiva organizada" y las "acciones de violencia directa" con que fueron recibidas las fuerzas públicas.

En los distintos informes que ha puesto a disposición judicial tras lo ocurrido el día del referéndum, insistió en la actitud de "absoluta pasividad y nula colaboración" de los Mossos d'Esquadra y les acusó de haber intentado "entorpecer y obstruir" la actuación de la Policía Nacional y la Guardia Civil.

El testigo ha indicado que en la reunión también estuvo presente el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont. Los miembros del Gobierno catalán le advirtieron de que probablemente habría una gran masa de gente en la calle durante la jornada del referéndum y propusieron que la Guardia Civil y la Policía Nacional sólo actuasen a requerimiento de los Mossos, petición a la que los mandos de Interior se opusieron, ya que no era eso lo ordenado por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Al término de la reunión, el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, aseguró a las autoridades de la Generalitat que Interior no actuaría en "celebraciones" o "pícnics", mientras que Forn insistió en que la prioridad de los Mossos sería "garantizar la convivencia".

El dispositivo de los Mossos, "insuficiente"

Según Pérez de los Cobos, el dispositivo diseñado por los Mossos era "insuficiente" para afrontar la jornada del referéndum, ya que sólo
preveía enviar a dos agentes por colegio
. En consecuencia, el contingente previsto no era operativo y, según su punto de vista, fue diseñado intencionadamente con ese objetivo.

Por eso, ha declarado -según fuentes presentes en su comparecencia-, que el comisario Ferrán López tuvo que pedir apoyo poco antes de que los colegios abrieran sus puertas a las 9:00 de la mañana. Solicitaba en concreto agentes de Policía y Guardia Civil necesarios para actuar en 233 puntos de votación.

Pérez de los Cobos ha insistido en que el dispositivo de los Mossos se ideó para facilitar las votaciones y ha explicado que el 1-O se movilizaron unos 7.000 agentes de la policía autonómica y se mantuvieron permisos y vacaciones, mientras que en las elecciones del 21 de diciembre estuvieron involucrados más de 11.000 agentes.

Última comparecencia de testigos

Pérez de los Cobos tendrá que declarar el 14 de febrero como testigo ante la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela en len relación con la causa por sedición abierta contra el exmayor de los Mossos Josep Lluís Trapero.

En el procedimiento del Supremo se investigan a 28 cargos independentistas -entre ellos el vicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras y el resto de exconsejeros de este gabinete- por delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos vinculados a los hechos que concluyeron con la declaración unilateral de independencia (DIU) del pasado mes de octubre.

Llarena cierra con De los Cobos la ronda de declaraciones que ha escuchado esta semana, en la que han pasado por el Supremo los exconsellers de la Generalitat que dimitieron antes del 1-O y de la declaración unilateral de independencia (DUI) Jordi Jané, Neus Munté, Meritxell Ruiz y Jordi Baige, y el ex director general de los Mossos d'Esquadra Albert Batlle.

El juez cita a Mas, Gabriel, Rovira para la segunda quincena de febrero

El juez Llarena ha citado como investigados para la segunda mitad de febrero al expresidente catalán Artur Mas, a la ex portavoz de la CUP Ana Gabriel y a la dirigente de ERC, Marta Rovira, además de a otras personas imputadas en el procedimiento sobre el 'procés': Mireia Boyá (CUP), Marta Pascal (dirigente del PDeCat) y Neus Joveras (Asociación de Municipios para la Independencia).

En concreto, Gabriel y Boyá acudirán el día 14 de febrero; Pascal y Rovira lo harán el 19; y Mas y Joveras, comparecerán el día 20. Todos ellos forman parte de un amplio grupo de dirigentes investigados por integrar el comité estratégico en el que se apoyó el proceso independentista, un comité del que se hablaba en el documento EnfoCats, que contenía la hoja de ruta a seguir tras la declaración unilateral de independencia.

El juez del Supremo considea que  los hechos que se investigan se han podido desarrollar bajo la dirección y coordinación de un conjunto de personas entre los que se encontrarían los presidentes y portavoces de los grupos parlamentarios independentistas del anterior Parlament, así como los presidentes y secretarios generales de los partidos independentistas y la presidenta de la AMI.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente