Enlaces accesibilidad

El juez Castro cancela las medidas cautelares a Matas en su último auto del 'Palma Arena' y le devuelve el pasaporte

  • Acuerda que la prohibición de salir del país y la retirada del pasaporte se cancelen
  • Porque suponían un "trato hiriente discriminatorio" respecto a otros condenados
  • Se trata del último auto del juez, fechado un día antes de jubilarse

Por
El expresidente del Govern balear Jaume Matas ante la sección primera de la Audiencia de Palma
El expresidente del Govern balear Jaume Matas ante la sección primera de la Audiencia de Palma. EFE/ Cati Cladera

El magistrado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, ha dictado su último auto en la macrocausa de corrupción Palma Arena, antes de jubilarse este miércoles, y ha acordado devolver el pasaporte y permitir salir de España al expresidente del Govern balear Jaume Matas al considerar que suponía un "trato hiriente discriminatorio" respecto a otros condenados a penas "muy superiores".

Castro ha dictado un auto en el que accede a la solicitud de la defensa de Matas de cancelar las medidas cautelares de carácter personal que le impuso en 2010 por la pieza principal del caso Palma Arena: prohibición de salir del territorio nacional y retirada del pasaporte.

Para decidir levantar ambas medidas, Castro ha tenido en cuenta que Matas ha atendido "absolutamente todos los llamamientos judiciales" que han pesado sobre él desde que se le impusieron en 2010, incluidos algunos "bajo la admonición de penas realmente muy graves", afirma en el auto.

Solo Matas mantiene la medida restrictiva

El magistrado también señala que, de todos los investigados y condenados por el caso Palma Arena, solo Matas mantiene "tal medida restrictiva de su libertad de deambulación".

Castro recalca que "condenados a penas incluso muy superiores (..) no solo no se han visto gravados por similar medida cautelar sino que incluso uno de ellos reside en la actualidad en el extranjero".

El magistrado se refiere a Iñaki Urdangarin, condenado a 6 años y 3 meses de prisión en el caso Nóos, donde Matas fue condenado a 3 años y 8 meses.

Según Castro, esa diferencia "constituye un trato hirientemente discriminatorio al que hay que poner fin de inmediato", sin perjuicio de que los órganos de enjuiciamiento de las distintas piezas separadas pendientes puedan acordar las medidas que consideren oportunas contra Matas.

Las restricciones pesaban sobre Matas desde el 30 de marzo de 2010, fecha en la que Castro dictó un auto de prisión provisional eludible con una fianza de 3 millones de euros para el exministro de Medio Ambiente por doce presuntos delitos de corrupción durante su último mandato como presidente en el archipiélago, en la causa matriz del Palma Arena.

Algunas medidas ya se levantaron en 2012

El magistrado prohibió a Matas abandonar el país, por lo que no pudo regresar a su trabajo en Estados Unidos, y le retiró el pasaporte por riesgo de fuga ante los delitos que se le imputan.

Castro modificó ese auto en abril de 2012, eliminando la fianza y dejando en libertad a Matas, condicionada solo a que compareciera cada quince días en los juzgados y las veces que fuera convocado, pero mantuvo la retirada de pasaporte y prohibición de salir del país.

Dos años después, el juez anuló también la obligación que había fijado al expresidente autonómico de comparecer en el juzgado y mantuvo las otras dos medidas.

La defensa de Matas solicitó en 2016 al juez, y volvió a hacerlo el mes pasado, que levantara la prohibición de salir del territorio nacional y le devolviera el pasaporte, a lo que se opuso la Fiscalía, con respaldo de la Abogacía de la comunidad autónoma. Frente a la nueva resolución cabe recurso de reforma y de apelación.

Noticias

anterior siguiente