Anterior Ciudadanos urge el voto de los indecisos para una victoria "al alcance de la mano" Siguiente Sebastián Piñera vuelve a lograr la presidencia de Chile Arriba Ir arriba
Varias protestas en la Franja de Gaza contra la decisión de EE.UU. de reconocer a Jerusalén como capital de Israel REUTERS/Ibraheem Abu Mustafa

Hamás afirma que Trump ha "abierto las puertas del infierno" mientras los israelíes celebran una decisión "valiente"

  • Hamás pide a los países árabes romper relaciones con EE.UU.

  • Para ellos, la decisión "no cambia el estatus" de Jerusalén

  • La OLP desacredita a Trump como impulsor de la paz

  • Netanyahu lo considera un paso hacia la paz

|

El movimiento islamista palestino Hamás ha dicho que la decisión del presidente estadounidense Donald Trump de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel ha abierto "las puertas del infierno para los intereses estadounidenses en la región".

Ismail Radwan, un alto funcionario de Hamás, ha hecho un llamamiento a los países árabes y musulmanes para que "corten los lazos económicos y políticos" con las embajadas de Estados Unidos y expulsen a los embajadores estadounidenses.

Por otro lado, el jefe político de Hamás, Ismail Haniye, ha dicho que el reconocimiento por Estados Unidos de Jerusalén como capital de Israel "no cambia el estatus religioso, legal y administrativo" de la ciudad.

Haniye añadió que los palestinos "saben cómo responder adecuadamente a la desconsideración sobre sus sentimientos y santidades", sin dar más datos sobre posibles reacciones.

Otro líder del movimiento, Ezat Resheg, fue más lejos en sus declaraciones, consideró la decisión de Trump como una "agresión" contra el pueblo árabe, islámico y "el mundo libre", y dijo que "ni la Administración (norte)americana ni la ocupación (israelí) ni otros poderes son capaces de imponer un hecho consumado sobre la ciudad ocupada de Jerusalén". "Jerusalén permanecerá como capital eterna de Palestina, de árabes y de musulmanes", agregó en un comunicado.

Y advirtió de que estos "serán días de ira de las masas de nuestro pueblo en Palestina" y en todo el mundo para rechazar y "condenar el crimen del reconocimiento por Washington como capital de la ocupación", al tiempo que defendía el "derecho" palestino a proteger los lugares santos.

Abás: "Trump viola todas las resoluciones internacionales"

El presidente palestino, Mahmud Abás, ha dicho que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, viola "todas las resoluciones y acuerdos internacionales" con su decisión de reconocer Jerusalén como capital de Israel.

"En esta declaración ha elegido violar todas las resoluciones y acuerdos internacionales y bilaterales y contradecir el consenso internacional expresado por posiciones de varios países del mundo", dijo Abás sobre la nueva política de Washington en el conflicto palestino-israelí.

Las acciones de EEUU equivalen a su entender a las de Israel por "negar los acuerdos, desafiar la comunidad internacional y animarles a seguir con la política de ocupación, asentamiento y limpieza étnica", manifestó y añadió que también "representa una retirada de su papel como promotor del proceso de paz".

Además, advirtió en un discurso televisado de que estas medidas sirven a los intereses de los grupos extremistas para catalogar "el conflicto en la región como una guerra religiosa".

El también presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) cree que la declaración de Trump de que Jerusalén es la capital de Israel y su anuncio del traslado allí de la embajada "no cambia la realidad de la ciudad ni dará ninguna legitimidad a Israel. Es una ciudad árabe palestina, islámica y cristiana, y la capital eterna del Estado de Palestina".

"Este momento histórico debería servir como un incentivo para que aceleremos e intensifiquemos nuestros esfuerzos para terminar con la división, restaurar la unidad y asegurar la victoria de nuestro pueblo en su lucha por la libertad y la independencia", señaló sobre el actual proceso de reconciliación entre las facciones palestinas.

"Seguiremos siendo un frente unido defendiendo a Jerusalén y la paz y la libertad, y ganaremos los derechos de nuestro pueblo para poner fin a la ocupación y lograr su independencia nacional", sostuvo.

Trump afirma que sigue apostando por una solución de dos Estados

 

Para la OLP destruye cualquier oportunidad de solución

El secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, ha dicho que la decisión del presidente de EE.UU., Donald Trump, de reconocer Jerusalén como capital de Israel "destruye cualquier oportunidad para la solución de los dos estados".

Trump ha acabado con el papel de EEUU como impulsor del proceso de paz, dijo el mandatario palestino y jefe negociador tras el anuncio de Washington.

A pesar de que el presidente estadounidense apoyó la solución de dos estados si israelíes y palestinos la acuerdan, la medida es vista por estos últimos como un reconocimiento de la soberanía israelí sobre la parte oriental de la ciudad, ocupada desde 1967 y que reclaman como capital de su futuro estado.

Netanyahu pide a todos los países que se unan

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha valorado este miércoles como "justa y valiente" la decisión del presidente de EE.UU., Donald Trump, de reconocer Jerusalén como capital de Israel y ha pedido a todos los países que se unan a EE.UU. en la decisión.

"La decisión del presidente es un paso importante para la paz porque no hay paz que no incluya Jerusalén como capital del Estado de Israel", ha declarado Netanyahu en un comunicado difundido minutos después del discurso de Trump.

Netanyahu ha instado a todos los países que también trasladen sus legaciones diplomáticas, que ahora se encuentran en Tel Aviv y alrededores a Jerusalén, tal y como lo va a hacer Estados Unidos.

Tras calificar el día como histórico, Netanyahu dijo que la medida "refleja el compromiso del presidente con una verdad antigua e imperecedera, con el cumplimiento de sus promesas y el avance de la paz".

"Comparto el compromiso del presidente Trump de avanzar hacia la paz entre Israel y todos nuestros vecinos, incluidos los palestinos. Y seguiremos trabajando con él y su equipo para hacer realidad ese sueño de paz", remarcó.

El jefe del Gobierno israelí se comprometió a no cambiar el statu quo de los lugares sagrados, como había pedido previamente Trump en su discurso, y a "garantizar la libertad de culto para judíos, cristianos y musulmanes por igual".

"El pueblo judío y el Estado judío estarán eternamente agradecidos. Este ha sido nuestro objetivo desde el primer día de Israel", declaró.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente