Anterior Zidane: "El que nos toque pensará que va a ser difícil" Siguiente Rajoy advierte de que quien gane el 21D "lo primero que tendrá que hacer será respetar la ley" Arriba Ir arriba
El gobierno belga critica la presencia en Bruselas de Carles Puigdemont

Bélgica tratará a Puigdemont como a "cualquier ciudadano europeo" y le afea no haberse "quedado con su pueblo"

  • El país europeo trata de desmarcarse: "No está en Bélgica por invitación"

  • El primer ministro: "Tendrá los mismos derechos y deberes, ni más ni menos"

  • El Ejecutivo belga critica que pida la independencia pero no se quede en Cataluña

  • El expresidente catalán llegó este lunes a Bruselas junto a cinco exconsellers

  • Sigue en vivo y en directo toda la actualidad sobre Cataluña

|

El Gobierno de Bélgica marca distancias con la presencia del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont en su territorio, a donde ha viajado -subraya Bruselas- por iniciativa propia, no porque se le haya invitado. El Ejecutivo belga asegura que se le tratará como a cualquier ciudadano de la Unión Europea y critica que haya viajado hasta Bruselas en lugar de quedarse en Cataluña cuando lo que está pidiendo es la independencia para esta comunidad autónoma española.

El primer ministro belga, Charles Michel, ha subrayado que Puigdemont será "tratado como cualquier ciudadano europeo, con los mismos derechos y deberes, ni más ni menos", en un comunicado difundido este martes por la tarde después de la comparecencia del expresidente catalán y en el que deja claro que está "en contacto diplomático regular" con el Gobierno español.

"El señor Puigdemont no está en Bélgica ni por invitación ni por iniciativa del Gobierno belga. La libre circulación dentro del espacio Schenguen le permite" vivir en este país "sin ninguna otra formalidad", señala la nota de Charles Michel, que insiste en que su Gobierno no ha alentado la llegada del expresidente catalán a su territorio.

"Según las propias palabras de Puigdemont, ha venido a Bruselas porque es la capital de Europa. Será tratado como cualquier otro ciudadano", subraya el primer ministro belga.

El primer ministro belga ha recordado que su Gobierno ha pedido reiteradamente que la crisis política abierta en Cataluña se resuelva mediante el diálogo respetando el "orden nacional e internacional".

"Cuando se pide la independencia, más vale quedarse cerca de su pueblo"

Antes de la difusión de este comunicado y de la rueda de prensa que el propio Puigdemont ha ofrecido en Bruselas, el viceprimer ministro y responsable de Economía belga, Kris Peeters, se ha desmarcado también de la presencia del político catalán en Bélgica. "Cuando se pide la independencia, más vale quedarse cerca de su pueblo", ha señalado el político democristiano flamenco en una entrevista con la cadena pública flamenca VRT recogida por Europa Press.

El Gobierno belga se desmarca así de la presencia de Puigdemont en su territorio después de que la oposición pidiera este lunes explicaciones al primer ministro, Charles Michel, que gobierna en coalición con los nacionalistas flamencos.

Puigdemont viajó este lunes a Bruselas junto a cinco de sus exconsellers el mismo día en el que la Fiscalía se querellaba contra todos ellos por rebelión, sedición y malversación por la organización del referéndum del 1-O declarado ilegal por el Tribunal Constitucional y por la declaración unilateral de independencia.

El traslado a Bélgica se producía después de que el domingo el secretario de Estado de Asilo e Inmigración, el nacionalista flamenco (N-VA), Theo Francken, abriera la puerta a esa posibilidad, aunque Charles Michel le desautorizó.

Puigdemont niega que haya viajado a Bélgica para pedir asilo

En su comparecencia ante los medios este martes por la mañana, Puigdemont ha negado que haya ido a Bélgica para pedir asilo, sino para llamar la atención de la comunidad internacional sobre la crisis catalana, y ha asegurado que solo volverá a España cuando tenga "garantías" de un "juicio justo" porque considera que ahora no se dan, informa Efe. El expresidente catalán, no obstante, ha asegurado que acepta la convocatoria de las elecciones del próximo 21 de diciembre convocadas por el Gobierno central en aplicación del artículo 155 del Constitución.

Puigdemont se reunió este mismo lunes con el abogado belga Paul Bekaert, experto en derechos humanos y conocido por haber evitado la extradición de miembros de ETA a España.

En declaraciones a Europa Press, Bekaert confirmó que recibió a Puigdemont en su despacho, en la localidad de Tielt, a una hora en coche al norte de Bruselas, y que asumía su defensa en Bélgica, aunque no quiso aclarar si su defendido baraja solicitar el asilo en este país. "No está decidido" todavía.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente