Enlaces accesibilidad

Cataluña | Desafío independentista

El Senado acepta la aplicación gradual del artículo 155 propuesta por el PSOE

Por
El Senado acepta la aplicación gradual del artículo 155 propuesta por el PSOE

La comisión conjunta del Senado ha aprobado con 22 votos a favor, cinco en contra y ninguna abstención el texto provisional de las medidas con las que se aplicará el artículo 155 de la Constitución en Cataluña, aunque está pendiente de negociaciones de última hora que podrían apurarse hasta la votación del pleno de este viernes.

Finalmente, se ha acordado introducir en la propuesta una enmienda del PSOE en favor de la "aplicación gradual" de los preceptos planteados por el Gobierno, la única enmienda incorporada al dictamen antes del pleno de la Cámara Alta, gracias a los votos mayoritarios del grupo popular, del PSOE y del grupo Mixto, cuyo representante en la comisión es el senador de UPN, Francisco Javier Yanguas.

"El Gobierno, atendiendo a la evolución de los acontecimientos y de la gravedad de la situación, llevará a cabo una utilización proporcionada y responsable de las medidas aprobadas por el Senado, modulando su aplicación si se produjeran cambios en la situación u otras circunstancias que así lo aconsejen", dice el texto aprobado.

PP y PSOE dejan abierta la negociación sobre la enmienda socialista para frenar el 155 si el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, convocara antes -es decir, este viernes- elecciones, a la espera así de una salida 'in extremis' que evitara su aplicación.

Dicha enmienda, que ha sido el principal punto de fricción entre ambos partidos a lo largo del día, contempla la posibilidad de "anticipar" la supresión de las medidas "si cesasen las causas que lo motivan", aunque de no ser así se puede llevar a cabo una "utilización proporcionada y responsable de las medidas, modulando su aplicación si se producen cambios en la situación".

Los socialistas también presentaron otra enmienda sobre el control de los medios de comunicación públicos como TV3, una cuestión en la que el PP espera llegar a un acuerdo con los socialistas antes de la votación, como anunció su portavoz, José Manuel Barreiro. El POSE pide que el control de estos medios corresponda al Parlament y que no quede en manos del Ejecutivo.

El 155, una decisión "necesaria" y ajustada a derecho

Por lo demás, el jueves ha transcurrido con la tramitación de las alegaciones de la Generalitat y el Gobierno y celebrando el debate de los grupos tras la ponencia de la comisión que lo ha evaluado. Sin llegar aún a la línea de meta, la votación del pleno que se celebrará el viernes a partir de las 10:00 horas, al que asistirá el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y que autorizará al Gobierno a aplicar las medidas para restaurar la legalidad en Cataluña, la jornada ha evidenciado la distancia ahora mismo insalvable entre las posturas de los bloques constitucionalista e independentista.

Tras la deliberaciones de la comisión, la sesión de debate comenzó con la intervención de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en representación del Gobierno, quien defendió la "obligación" del Ejecutivo de aplicar el artículo 155 para "rescatar" a Cataluña y que se recupere la "normalidad", la "tolerancia" y la "buena convivencia". No tuvo réplica del enviado del Govern, el delegado de la Generalitat en Madrid, Ferran Mascarell, que fue rechazado al no ser miembro del Ejecutivo autonómico.

El portavoz del PP en el Senado, José Manuel Barreiro, ha coincidido en que no se puede permitir que la falta de lealtad a la Constitución continúe más tiempo en Cataluña y ha expresado su apoyo a la aplicación del 155 por ser una decisión necesaria, leal con España y que se ajusta a derecho.

Barreiro ha asegurado que con las medidas que el Gobierno plantea para Cataluña al amparo del 155 se trata de recuperar "una Cataluña libre" porque el secesionismo "ha pretendido romper España y ha conseguido romper la convivencia en Cataluña".

Por su parte, el portavoz del PSOE en el Senado, Ander Gil, se dirigió directamente a Carles Puigdemont para pedirle que convoque elecciones autonómicas en el marco de la ley, porque "aún" está a tiempo de dar ese paso "y evitar el desastre".

Y ha criticado el victimismo de los nacionalistas. "Esto no es una película de héroes contra villanos, de oprimidos contra opresores. Los independentistas juegan a lo heroico y están haciendo el ridículo", ha dicho, dirigiéndose a los senadores de ERC y del PDeCAT. "Cuenten a sus ciudadanos que unos catalanes corruptos, muy catalanes sí, pero muy corruptos, les han robado el 3% de su sudor diario", en alusión al cobro de comisiones instaurado por gobiernos de CiU.

El PDeCAT denuncia un "golpe de Estado" con "espíritu franquista"

Frente a ello, los portavoces del PDeCAT y ERC han advertido de que los ciudadanos catalanes no se quedarán parados ante la puesta en marcha de las medidas y defenderán con dignidad sus instituciones.

El portavoz del PDeCAT, Josep Lluís Cleries, ha dicho que el Gobierno afirma "querer salvar a Cataluña" cuando es todo lo contrario, mucho menos en el Senado, donde los catalanes están "infrarrepresentados". "Es imposible que una nación se quede impasible cuando ve atacada su dignidad", y ha criticado una decisión con "espíritu franquista" que trata de dar un "golpe de Estado" a las instituciones democráticas catalanas.

Preguntó a los constitucionalistas si su democracia consiste en golpear con porras a votantes ("No se lo perdonaremos nunca", advirtió), presionar a las empresas para que se marchen de Cataluña, multar a los organizadores del 9-N y acusar de adoctrinamiento a los profesores. Aseguró que con el cambio del Estatuto de 2006 por el TC fueron los constitucionalistas "quienes nos expulsaron del marco constitucional".

ERC acusa a PP, PSOE y Cs de "quebrar las bases del catalanismo"

El portavoz de ERC, Miquel Angel Estradé, cargó contra el Gobierno, que, en colaboración con el PSOE y Ciudadanos, intenta "quebrar" las bases del catalanismo para imponerse "como minoría que son" en Cataluña, creando la "confusión y el caos" a través de una "auténtica ofensiva" contra el catalanismo que hoy es "mayoritariamente independentista".

Estradé dijo que el Gobierno catalán, con el 155, se convertirá en una mera estructura administrativa y el Parlamento en un simulacro decorativo, y que Cataluña pasará a ser "un territorio ocupado, un pueblo sometido, una auténtica colonia", que reclamará su derecho de autodeterminación reconocido por la ONU para este tipo de pueblos.

Desde el PNVJokin Bildarratz retomó la Declaración de Barcelona de 1998 firmada por los partidos nacionalistas de Cataluña, País Vasco y Galicia y que exigía reconocer la plurinacionalidad del Estado, y dijo que pensar que la solución es el 155 es "no entender nada, aplazar el problema, agrandar la brecha".

En otra intervención, el senador vasco ha considerado que "destituir al president y a los consellers es una privación de derechos fundamentales, del derecho de voto de los catalanes, que eligieron a su Parlament y este a su presidente" y reclamó al Gobierno que su acción se dirija "no a aplicar el 155, sino a la búsqueda de un acuerdo" que lo evite, lo que a su juicio no se producirá si no acepta que Cataluña es "un pueblo".

El portavoz de Unidos Podemos, Óscar Guardingo, ha mostrado su rechazo a las medidas propuestas por el Ejecutivo que, entre otras cosas, suponen, a su juicio, la "castración" de las funciones del Parlament o la intervención de la televisión pública catalana. "¿Creen que pueden dar ejemplo de pluralidad los que llevan Televisión Española a TV3?", ha preguntado.

"No queremos gobiernos de desconexión, queremos gobiernos de conexión, queremos la construcción de un Estado español como lo que en realidad es España, un país de países plurinacional. Toca construir un país plurinacional", ha subrayado, rechazando el 155 y avisando de que supone un "réquiem por el Estado de las autonomías y por la separación de poderes".

Un debate entre los vaivenes de Puigdemont

A lo largo del día, el procedimiento establecido en el Senado para estudiar las medidas del Gobierno para Cataluña al amparo del artículo 155 discurrió en paralelo a los acontecimientos en Cataluña, en concreto al amago de convocatoria de elecciones que durante la mañana parecía que iba a anunciar el presidente catalán, quien finalmente evitó dar el paso y trasladó el debate al pleno del Parlament.

De esta manera, la situación volverá a repetirse el viernes, con las votaciones en el Parlament para previsiblemente dar vía libre a la declaración de independencia discurriendo a la par que el pleno del Senado autorizando al Gobierno de Rajoy a intervenir en el autogobierno catalán, lo que conllevaría, entre otras medidas, destituir al Govern y limitar las competencias de la cámara legislativa catalana para restituir la legalidad.

Por la mañana, la ponencia del Senado celebró una primera reunión tras recibir 'in extremis' las alegaciones de la Generalitat, que habían de llegar a las 10:00 horas. A continuación, celebró una primera reunión en la que se repaldó, con los votos de PP, PSOE y UPN, el documento enviado por el Gobierno, con los votos en contra del resto de grupos representados -Unidos Podemos, ERC, PDeCAT y PNV-.

Noticias

anterior siguiente