Enlaces accesibilidad

El Gobierno pide a Puigdemont "claridad" y le reitera que el diálogo se hace "dentro de la ley y en el Congreso"

Por
El Gobierno no da como válida la respuesta de Puigdemont y le da un ultimátum

El Gobierno ha dado este lunes un ultimátum al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, si quiere evitar la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Para ello, le ha pedido "claridad" y le ha dicho que si quiere diálogo, como reclamaba en su respuesta al requerimiento del pasado miércolesque vuelva a cumplir la ley y que acuda al Congreso de los Diputados porque es "donde está representada la ciudadanía".

En una rueda de prensa en Moncloa después de que el Ejecutivo recibiera la respuesta de Puigdemont, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha anunciado que Mariano Rajoy ha enviado una nueva carta de tres páginas al presidente de la Generalitat (.pdf), en la que lamenta que no haya aclarado si proclamó la independencia el pasado martes.

Este lunes a las 10.00 horas vencía el plazo que dio el Gobierno a Puigdemont para que confirmara lo que dijo en el Pleno del Parlament catalán del pasado martes. Un par de horas antes, el presidente catalán ha enviado una misiva en la que no ha aclarado nada. Por contra, se ha liumitado a instar de nuevo a Rajoy a "dialogar" y ha dado un plazo de "dos meses" para negociar una salida al conflicto.

En la carta enviada este lunes, Rajoy exige una vez más a Puigdemont que aclare si hubo o no declaración independencia "al margen de que ésta se encuentre o no en vigor", y le recuerda que está "en su mano abrir un nuevo período de normalidad y lealtad institucional". "En caso contrario, será usted el único responsable de la aplicación de la Constitución", le advierte.

La carta que ha enviado Mariano Rajoy a Carles Puigdemont

La carta que ha enviado este lunes el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. AFP LLUIS GENE

Sáenz de Santamaría recuerda que el cumplimiento de la ley es el "mínimo exigible" para hablar y cree que la falta de una respuesta clara por parte de Puigdemont, que califica de "perseverancia en la confusión", parece responder "a la estrategia de sus apoyos más radicales para tensar la situación al límite".

Comienza el segundo plazo del requerimiento

Rajoy recuerda que se abre un nuevo plazo, que finaliza el jueves a las 10.00 horas, antes de que se ponga en marcha el procedimiento establecido en el artículo 155 de la Constitución.

"Espero que en las horas que quedan hasta que se cumpla el segundo plazo del citado requerimiento responda con la claridad que todos los ciudadanos exigen y el estado de derecho requiere. Prolongar esta situación de incertidumbre solo favorece aquellos que pretenden liquidar la concordia cívica e imponer un proyecto radical y empobrecedor para Cataluña", advierte Rajoy.

Sobre la aplicación del artículo 155 a partir del jueves, Sáenz de Santamaría ha explicado en la rueda de prensa que si se aplica "no es para suspender el autogobierno" de Cataluña, sino para que dicho autogobierno "se ejercite según la legalidad de la Constitución y el Estatut".

También Rajoy en su carta explica que el artículo 155, "en contra" de lo que afirman los independentistas, "no implica la suspensión del autogobierno, sino la restauración de la legalidad de la autonomía".

Asimismo insiste en que el requerimiento es "una llamada a la claridad política". "Tiene la obligación de explicar qué ha pasado y si su voluntad es cumplir o no las leyes vigentes", señala Rajoy.

 Carles Puigdemont firma un documento después de comparecer ante el pleno del Parlament

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, firma un documento después del pleno del Parlament. EFE Quique García

El presidente del Gobierno rechaza tajantemente el denominado "conflicto histórico entre el Estado Español (sic) y Cataluña", pues subraya que el "único conflicto que existe en este momento en Cataluña es un conflicto de legalidad". "Le recuerdo que todos estamos sujetos al imperio de la ley y obligados a respetar o acatar las resoluciones de los tribunales", defiende.

Invitación al Congreso

Para el Gobierno, la vuelta a legalidad en Cataluña es fundamental para poder hablar como reclama Puigdemont. Y además, le reprocha que haga "llamamientos al diálogo en nombre del conjunto de Cataluña", cuando "se niega" a hablar con la oposición en el Parlament.

Por el contrario, Rajoy le avisa de que no solo habla en nombre del Gobierno y de su partido, sino que también lo hace con el apoyo de la "gran mayoría de representantes del pueblo español".

Por último, el Ejecutivo reitera su invitación a Puigdemont para que comparezca en el Congreso donde, dice, puede "trasladar sus demandas a los legítimos representantes de la soberanía nacional".

Según fuentes de La Moncloa a Servimedia, antes de enviar su carta a Puigdemont, el presidente del Gobierno ha abordado la respuesta con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, y con el de Ciudadanos, Albert Rivera.

Noticias

anterior siguiente