Enlaces accesibilidad

Elecciones legislativas en Francia

El partido de Macron gana la primera vuelta de las legislativas con una abstención histórica

  • El partido del presidente consigue el 32,3%
  • El Partido Socialista se hunde y no tendrá grupo propio
  • La participación está por debajo del 50%, la menor durante la V República

Por
Macron gana con holgura la primera vuelta de las legislativas francesas y se acerca a la mayoría absoluta en la Asamblea

La República En Marcha (LREM), el partido del presidente francés, Emmanuelle Macron, ha sido el más votado en la primera vuelta de las elecciones legislativas, con un porcentaje del 32,3%, según los datos definitivos.

El partido conservador Los Republicanos es la segunda fuerza más votada, con el 21,56 % de los votos, mientras el Frente Nacional de Marine Le Pen recibe un fuerte correctivo y se queda en un 13,2%, muy por debajo de lo que auguraban las encuestas. La Francia Insumisa de Jean Luc Mélenchon queda cuarta con el 11%.

La peor parte se la lleva el Partido Socialista que con el 9,5% va camino de perder su grupo propio en la Asamblea.

La otra gran protagonista ha sido la abstención, que ha superado el 51%, la más alta desde que en 1958 se fundara la V República.

Macron se impone en la primera vuelta de las legislativas con una abstención histórica

Triunfo cuestionado por la abstención

El presidente de la República perseguía una amplía mayoría para una "ambiciosa política de reformas" y, si los resultados se confirman en la segunda vuelta, dispondrá de dicha mayoría.

Además, los miembros del Gobierno de Macron han logrado la victoria en la primera vuelta de las elecciones, una condición que el presidente de la República había puesto como condición para la continuidad de sus ministros. "Francia ha vuelto", ha resumido en su declaración oficial el primer ministro, Edouard Philippe.

Desde Alemania, tanto la presidenta Merkel como el ministro de Exteriores, se han apresurado a felicitar a Macron por la victoria y han valorado que los resultados avalan las reformas, según Efe.

Los adversarios de Macron, sin embargo, han subrayado la alta abstención para cuestionar que el apoyo al proyecto del presidente sea tan mayoritario.

"Esta abstención catastrófica pone en cuestión nuestro sistema de elección, que en primer lugar deja a millones de ciudadanos fuera de las cabinas de votación y sin una representación decente", ha lamentado Marine Le Pen.

Esta abstención catastrófica pone en cuestión nuestro sistema de elección

Por su parte, Jean Luc Melenchon ha advertido que una victoria con tan baja participación no legitima a Macron para "destruir el estatuto de los trabajadores y reducir las libertades públicas, ni para comportarse irresponsablemente hacia el medio ambiente, ni para bailarle el agua a los ricos, todas estas cosas que están en el programa del presidente".

Caída de Le Pen y debacle del PSF

Tan sólo un mes después de disputar la presidencia a Macron, Marine Le Pen ha recibido un fuerte varapalo.

El partido ultraderechista ha justificado los malos resultados, que podrían dejarle sin grupo parlamentario en la Asamblea, por la alta abstención y la desmotivación del electorado.

La líder ultraderechista, que en su circunscripción ha recogido entre el 45 y el 47% de los votos, deberá enfrentarse el próximo domingo a Anne Roquet, de LREM.

Pero el gran derrotado es el Partido Socialista francés, hasta ahora uno de los grandes partidos de la política francesa. Su líder Jean-Christophe Cambadélis extiende el mal resultado a toda la izquierda.

Tanto Cambadélis, al que ya se pide su dimisión, como el candidato a las presidenciales, Benoît Hamon se han quedado fuera de las elecciones en la primera ronda. Hamon fue derrotado en Trappes, al suroeste de París, por los candidatos de LREM, y de la conservadora Los Republicanos.

En cambio el ex primer ministro de la República, Manuel Valls, que se presentaba de forma independiente, sí ha obtenido el seguimiento necesario para la segunda vuelta.

Hacia la mayoría absoluta

Los buenos resultados en la primera vuelta permiten augurar que Macron podrá conseguir su ansiada mayoría absoluta en la asamblea, lo que le dejará las manos libres para aplicar sus políticas desde el Elíseo.

Según el sondeo de la casa Irem para la televisión pública "France 2", la formación de Macron estaría entre los 390 y los 430 diputados en la Asamblea Nacional, muy por encima de los 289 que marcan la mayoría absoluta.

Los Republicanos se quedarían con entre 85 y 125 escaños, el Partido Socialista de 20 a 35, la Francia Insumisa de 11 a 21 y el Frente Nacional de 3 a 10.

Mientras, las proyecciones de Kantar-Sofres para el diario "Le Figaro" dan a La República En Marcha de 400 a 440 asientos en la Asamblea Nacional, y las de la casa Elabe para la televisión "BFMTV" le otorgan entre 415 y 445. 

A la segunda vuelta pasan automáticamente los dos candidatos más votados por cada una de las 577 circunscripciones y los que hayan superado el 12,5% de votos del total de inscritos en el censo. 

Noticias

anterior siguiente