Anterior El PP pide "seriedad" a Sánchez y acusa a Puigdemont de llevar a Cataluña a un "callejón sin salida" Siguiente El Tour de Landa salva el papel del ciclismo español Arriba Ir arriba
El trabajo científico recalca una vez más el efecto protector de la actividad física.
El trabajo científico recalca una vez más el efecto protector de la actividad física. THINKSTOCK

Las mujeres que no hacen deporte tienen un 71% más de riesgo de padecer cáncer de mama

  • Lo dice un estudio en el que han participado 23 hospitales españoles

  • El trabajo ha sido pionero por tener en cuenta el subtipo HER2 positivo

  • Para ayudar a prevenirlo, basta con caminar 30 minutos cada día

|

Las mujeres españolas que hacen una vida sedentaria tienen un 71% más de riesgo de desarrollar cáncer de mama que aquellas otras que cumplen las recomendaciones internacionales sobre ejercicio físico. Y las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la población adulta en general son las de realizar a la semana 150 minutos de ejercicio físico moderado en periodos mínimos de diez minutos (andar a buen paso) o 75 minutos de ejercicio intenso, en el que aumenta mucho la potencia cardiaca y la sudoración.

Esta es la principal conclusión del estudio epidemiológico realizado por el grupo de investigación en cáncer de mama Geicam, en el que han participado 23 hospitales españoles de nueve comunidades autónomas, y un millar de mujeres recién diagnosticadas de cáncer de mama y otras tantas sanas.

Por cada una de estas mujeres, los investigadores analizaron a otra mujer sana de su misma edad, que viviera en su misma área y con la que no tuviese ningún vínculo familiar. A las que ya estaban diagnosticadas se les preguntó sobre la práctica de ejercicio físico que realizaban en su tiempo libre, cuántas veces a la semana y durante cuánto tiempo un año antes de recibir el diagnóstico.

Caminar media hora al día

De esta forma, calcularon las horas de gasto metabólico a la semana y, con el objetivo de saber si la actividad realizada cumplía con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud de realizar 150 minutos semanales de actividad moderada, lo científicos elaboraron un nuevo indicador traduciendo la recomendación de caminar enérgicamente durante al menos 30 minutos cada día.

Tras dividir a las mujeres que cumplían esta recomendación, las que realizaban ejercicio físico pero no lograban cumplir este objetivo y las que tenían una vida totalmente sedentaria, descubrieron que estas últimas tenían un 71% más riesgo de desarrollar cáncer de mama. "Además, no hemos encontrado diferencias entre los subtipos tumorales, si bien si hemos detectado que el efecto protector es un poco mayor en las mujeres premenopáusicas", ha argumentado la doctora Pollán.

El trabajo, que ha sido presentado por la investigadora del Instituto de Salud Carlos III, Marina Pollán, acompañada por Miguel Martín, presidente de Geicam, y la prestigiosa oncóloga Ana Lluch, es pionero en tener en cuenta el subtipo HER2 positivo y en proporcionar información sobre el efecto del ejercicio en los demás subtipos tumorales.

La investigación concluye que el efecto protector de la actividad física, acorde con esas recomendaciones de la OMS, es especialmente patente en los subgrupos HER2 positivo y en las que presentan receptores hormonales positivo, mientras que parece menos claro en el caso de las mujeres con un tumor triple negativo, que son las que no expresan ningún receptor.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente