Enlaces accesibilidad

La Fiscalía brasileña abre un cuarto proceso judicial contra Lula da Silva

  • La denuncia incluye también a su hijo, Luiz Cláudio Lula da Silva
  • La acción se produce en el marco de la "Operación Zelotes" por fraude fiscal
  • Lula ya tiene abiertos otros tres procesos diferentes en su contra

Por
El expresidente de Brasil, Inazio Lula da Silva, en una imagen de archivo
El expresidente de Brasil, Inazio Lula da Silva, en una imagen de archivo REUTERS REUTERS/Fernando Donasci

La Fiscalía General de Brasil ha presentado una nueva denuncia contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, a quien acusa de tráfico de influencias, lavado de dinero y participación en organización criminal, han informado este viernes fuentes oficiales.

La denuncia, que incluye además a su hijo, Luiz Cláudio Lula da Silva, es fruto de las investigaciones realizadas en el marco de la conocida como "Operación Zelotes", que desde 2015 investiga supuestas irregularidades en el Consejo Administrativo de Recursos Fiscales (CARF), departamento del fisco encargado de sancionar a los defraudadores de impuestos.

La investigación sobre el exmandatario brasileño, que ya tiene abiertos otros tres procesos diferentes en su contra, apunta irregularidades en la compra de 36 cazas por parte de las Fuerzas Aéreas Brasileñas (FAB).

El fiscal responsable del caso Petrobras acusa a Lula de ser el "comandante máximo" de la corrupción en la petrolera

Uso fraudulento de incentivos fiscales

La Fiscalía considera, asimismo, que existen indicios de irregularidades en la prórroga de incentivos fiscales a la industria automotriz mediante un decreto dictado por el Gobierno de la sucesora de Lula, Dilma Rousseff.

Los delitos se habrían producido entre 2013 y 2015, años después de que Lula abandonara la jefatura del Estado de Brasil, lo cual no le habría impedido influir en el Gobierno con el objetivo de beneficiar a diversas empresas.

"La Fiscalía sostiene que la promesa de interferir en el Gobierno realizada por parte del expresidente Lula benefició a su hijo, Luiz Cláudio", ha señalado la denuncia.

Setecientos mil euros para el hijo de Lula

A cambio de estas maniobras, las compañías habrían pagado unos 700.000 euros al hijo del expresidente, lo que supondría la mayor contraprestación ilícita detectada hasta el momento en el marco de la "Operación Zelotes".

Lula, que gobernó Brasil entre 2003 y 2011, se enfrenta a dos juicios por corrupción, en ambos casos por recibir presuntos pagos y favores de sendas constructoras, y en el tercero por haber tratado de acallar a un testigo que le señala como uno de los cabecillas de la red que saqueó la petrolera estatal Petrobras durante al menos una década.

Informe Semanal - ¿El ocaso del populismo?

Cuatro mil funcionarios despedidos desde 2003

Cerca de 4.000 funcionarios fueron despedidos en Brasil desde 2003 por su implicación en casos de corrupción, una mala praxis que en los últimos trece años ha causado un perjuicio a las arcas públicas más de mil millones de euros, han informado este viernes fuentes oficiales.

El 67% de los actos de corrupción investigados entre el funcionariado se dieron en las áreas de salud y educación, según un informe del Ministerio de Transparencia de Brasil divulgado este viernes con motivo del Día Internacional contra la Corrupción.

En los últimos trece años, las autoridades despidieron tras un total de 247 operaciones policiales a un total de 6.130 servidores públicos, de los cuales 3.984 cometieron prácticas corruptas, lo que representa el 65%.

El caso Petrobras es la mayor investigación de corrupción en la historia de Brasil, por la que ya han sido condenados directivos de la petrolera y de las principales constructoras del país, además de varios políticos.

Noticias

anterior siguiente