Anterior España hace disfrutar y se rueda ante una Venezuela cohibida Siguiente Los Mossos d'Esquadra no saben "con precisión" quién es el terrorista huido y desconocen su paradero Arriba Ir arriba
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon (c), a su llegada a una rueda de prensa en la sede de la Naciones Unidas en Nueva York, EFE/Jason Szenes

El Consejo de Seguridad de la ONU condena el quinto ensayo nuclear norcoreano y estudiará sanciones

  • Señala que es "una clara violación" a su última resolución sobre Corea del Norte.

  • Es la segunda prueba atómica en apenas ocho meses y la más potente hasta la fecha

|

El Consejo de Seguridad de la ONU ha condenado este viernes "contundentemente" el nuevo ensayo nuclear de Corea del Norte y ha anunciado que va a estudiar nuevas sanciones contra Pyongyang en respuesta a sus últimas "provocaciones".

"Los miembros del Consejo de Seguridad van a comenzar a trabajar inmediatamente en medidas apropiadas", ha señalado el máximo órgano de decisión de Naciones Unidas por medio de una declaración leída por su presidente, el neozelandés Gerard van Bohemen.

Para el Consejo, la prueba atómica es "una clara violación" y una "flagrante falta de respeto" a su última resolución sobre Corea del Norte, en la que ya advertía de su voluntad de adoptar "medidas significativas" en caso de otro ensayo.

La anterior prueba nuclear norcoreana, llevada a cabo en enero, llevó al Consejo de Seguridad a golpear al régimen de Kim Jong-un con las sanciones más severas adoptadas por Naciones Unidas en 20 años, incluidas fuertes restricciones comerciales y económicas.

Este viernes, las potencias occidentales han dejado muy claro que buscarán ampliar esos castigos en respuesta a las últimas acciones del país asiático.

"Vamos a adoptar nuevas medidas significativas, incluidas nuevas sanciones, para demostrar a Corea del Norte que hay consecuencias a sus acciones ilegales y peligrosas", ha dicho a los periodistas la embajadora estadounidense, Samantha Power, haciéndose eco de una declaración emitida previamente por el presidente, Barack Obama.

Francia, mientras tanto, consideró que resulta "indispensable" aprobar nuevas sanciones, para lo que su embajador, François Delattre, pidió la adopción de una resolución "cuanto antes".

Su homólogo británico, Matthew Rycroft, también se mostró a favor de responder con más castigos al régimen de Pyongyang.

Hasta China apoya las medidas

Tradicionalmente, China ha sido el principal obstáculo a la hora de actuar contra su aliado, pero las relaciones entre Pekín y Pyongyang se han enfriado tras las pruebas nucleares coreanas de los últimos años.

Así, el pasado marzo China respaldó las contundentes sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de la ONU y en las últimas horas ha expresado su "firme oposición" al nuevo ensayo nuclear.

"La firme posición de China es lograr la desnuclearización de la península norcoreana, prevenir la proliferación nuclear y mantener la paz y la estabilidad del noreste de Asia", ha señalado en un comunicado el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Los quince miembros del Consejo de Seguridad mantuvieron este viernes una reunión de urgencia para analizar la quinta prueba atómica de Corea del Norte, la segunda en apenas ocho meses y la más potente hasta la fecha.

Un terremoto de magnitud 5 en la escala Richter sacudió esta mañana los alrededores de la base de pruebas nucleares de Punggye-ri, al nordeste de Corea del Norte, como consecuencia de una fuerte explosión subterránea estimada en 10 kilotones por las Fuerzas Armadas de la vecina Corea del Sur.

A la prueba atómica se suman los repetidos ensayos con misiles balísticos que el país ha llevado a cabo en lo que va de año y que para países como EE.UU. demuestran claramente la amenaza norcoreana.

"Esto es más que un desafío descarado. Corea del Norte está intentando perfeccionar sus armas nucleares y sus medios de traslado para hacer rehén a la región y al mundo bajo la amenaza de un ataque nuclear", ha señalado Power a los periodistas.

Japón y Corea del Sur están trabajando con EE.UU. en el refuerzo de sanciones, según han dicho este viernes sus embajadores, que confiaron en que éstas puedan llegar pronto.

En el caso de la última resolución, el Consejo de Seguridad necesitó casi dos meses de negociaciones para llegar a un acuerdo.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha reclamado a este órgano que adopte las "acciones adecuadas" y considera que es necesario "romper urgentemente esta acelerada espiral en la escalada" de pruebas por parte de Corea del Norte.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente