Enlaces accesibilidad

Los líderes europeos advierten a Cameron de que no habrá 'Brexit' a la carta y le piden claridad

  • Merkel avisa a Londres: sin libre circulación de personas no habrá mercado único
  • La mayoría de los líderes piden a Reino Unido que active ya el proceso de salida

Por
Los líderes europeos advierten a Cameron de que no habrá 'Brexit' a la carta y le piden claridad

Los líderes europeos vescuchan esta tarde al primer ministro británico, David Cameron, exponer los planes de su gobierno en relación con el Brexit. Esperan que lo haga con claridad: ya le han advertido de que Reino Unido no podrá elegir un Brexit a la carta.

A su llegada al Consejo Europeo que se celebra en Bruselas, Cameron ha asegurado que no hay vuelta atras a la salida de Reino Unido de la Unión Europea pero que espera que el proceso de divorcio sea "constructivo". "Espero que mantengamos una relación lo más cercana posible en término de comercio, cooperación y seguridad porque eso es bueno para nosotros y para ellos", ha señalado el premier. 

Nadie espera que Cameron active este martes el artículo 50 del Tratado con el que se inicia el proceso, que dura dos años como mínimo, para materializar la salida británica. La mayoría de sus colegas europeos han insistido en activar el proceso de divorcio lo antes posible para minimizar la incertidumbre que produce su salida, mientras que otros han pedido calma, unidad y evitar revanchas.

No habrá un Brexit  a la carta

La canciller alemana, Angela Merkel, ha recalcado a su llegada a la cumbre europea que no habrá negociaciones "ni formales ni informales" sin solicitud británica, al tiempo que ha sostenido que la UE debe mirar al Reino Unido "como amigo y socio", a pesar de la decisión de salir de la UE, que, ha dicho, "lamentamos mucho".

Antes, en una declaración de gobierno ante el Bundestag (cámara baja), Merkel había advertido que el Reino Unido no podrá mantener el acceso al mercado único de la UE si niega la libre circulación de ciudadanos comunitarios a su territorio. "Acceso al libre acceso al mercado común logra aquel que acepta las cuatro libertades fundamentales europeas: la de las personas, los bienes, los servicios y el capital", ha asegurado la canciller, subrayando que Reino Unido no podrá mantener los actuales "privilegios" como miembro de la UE si no asume, a su vez, las correspondientes obligaciones.

 La canciller alemana, Angela Merkel, conversa con el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, después de exponer ante el Bundestag las consecuencias del 'Brexit'.

La canciller alemana, Angela Merkel, conversa con el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, después de exponer ante el Bundestag las consecuencias del 'Brexit'. EFE/Wolfgang Kumm

Hollande: "Es una suerte estar en Europa"

El presidente del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, ha lanzado misma advertencia a su llegada a Bruselas: "Que nadie pretenda quedarse con lo que le interesa de Europa y no con lo que no le interesa". Y ha añadido: "La solución a lo que ha sucedido es más Europa, más integración europea".

El presidente de Francia, François Hollande, ha afirmado que, si se mira la situación en la que se encuentra el Reino Unido tras el referéndum sobre el Brexit, "es una suerte estar en Europa", a modo de advertencia a políticos que pretenden celebrar consultas similares en otros países.

Hollande ha reconocido que este martes es un "día histórico" y "doloroso", pero ha vuelto a reclamar a Cameron que inicie el proceso de abandono "lo más rápido posible".

"Los británicos han votado. Punto. Se pasa página", ha afirmado el primer ministro italiano, Matteo Renzi, en la reunión previa de los socialistas europeos.

"Si de nuestra parte aceptamos finalmente el reto de una Europa más capaz, de valores intensos, sociales, una Europa con alma y que no solo mire la cartera, creo que paradójicamente el shock del Brexit podría tener un efecto positivo", ha agregado.

¿Cómo será el 'divorcio' entre el Reino Unido y la UE?

"No aceptamos un chantaje infinito del Reino Unido"

El jefe del Gobierno belga, Charles Michel, no se ha mordido la lengua. "No acepto estar sometidos a un chantaje infinito del Reino Unido", ha indicado, y también ha rechazado "que haya un doble juego, un folletín que dure meses y bloquee el proyecto europeo".

"Me temo que estamos en una difícil encrucijada. La UE ha llegado a una crisis predecible, por el déficit democrático y la ausencia de cohesión y de solidaridad. Espero que el resultado del referendo británico sirva como llamada de atención a Europa", ha señalado a su vez el primer ministro griego, Alexis Tsipras.

"Esto no es Facebook, donde se puede definir el estado de las relaciones como complicadas. Aquí estamos casados o divorciados, pero no algo intermedio", señaló el primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, quien ha recalcado que es importante tener una hoja de ruta clara para las próximas semanas y meses decidida "a 27, y no a seis" en referencia a los países fundadores de la UE que se reunieron a solas este sábado.

Un 'divorcio' largo y doloroso

La presidenta de Lituania, Dalia Grybauskaite, por su parte, ha llamado a mantener "la calma y, sobre todo, la unidad", al tiempo que ha reconocido que hay Estados miembros "irritados con un enfoque más federalista, mientras que otros prefieren más flexibilidad". Preguntada por la posibilidad de que Londres nunca llegue a activar el artículo 50, Grybauskaite se ha limitado a decir: "Bienvenidos, bienvenidos de vuelta".

Mientras, el primer ministro danés, Lars Lokke Rasmussen, ha asegurado que su país no será uno de los Estados miembros que sucumba al contagio del Brexit. 

Los 27 han tomado nota de que el primer ministro británico quiere dejar el proceso en manos de su sucesor o sucesora. Cuando Reino Unido informe al Consejo, comenzará el plazo fijado de dos años para las negociaciones, un plazo durante el cual el Londres sigue siendo miembro de la UE con todos sus deberes y derechos.

Noticias

anterior siguiente