Enlaces accesibilidad

Boko Haram multiplica el uso de niños en atentados suicidas dentro y fuera de Nigeria

Por
Los terroristas de Boko Haram utilizan cada vez más a niños para perpetrar atentados

El grupo yihadista de Nigeria Boko Haram ha multiplicado los atentados terroristas en los que utiliza a niños como suicidas, según denuncia Unicef. Los ataques han pasado de 4 en 2014 a 44 en 2015.

Algunos de los menores no tienen más de 8 años, y el 75% son niñas. Los objetivos son escuelas y mercados, no sólo en Nigeria sino también en los países vecinos.

"El uso de niños, especialmente niñas, como así llamados atacantes suicidas se ha convertido en un fenómeno definitorio y alarmante de este conflicto", ha declarado Laurent Duvillier, portavoz regional de Unicef.

Niños usados como bombas humanas

En los últimos dos años, casi 1 de cada 5 atacantes suicidas con bombas era un niño niña. Entre enero de 2014 y febrero de 2016 se produjeron 17 de estos ataques en Nigeria, 21 en Camerún, 17 en Níger y 2 en Chad.

Tres cuartas partes de los menores son niñas, porque los terroristas suponen que levantan menos sospechas. Boko Haram secuestra a niñas y mujeres para usarlas como cocineras, esclavas sexuales o suicidas, como ocurrió hace dos años con las 270 chicas secuestradas en Chibok. El informe de Unicef se titula, precisamente: Más allá de Chibok.

Refugiados de Nigeria en el campo de Minawao, en Camerún. AFP PHOTO / UNICEF / KAREL PRINSLOO

Refugiados de Nigeria en el campo de Minawao, en Camerún. AFP PHOTO / UNICEF / KAREL PRINSLOO AFP PHOTO / UNICEF / KAREL PRINSLOO

Según Duvillier, probablemente algunos de los menores ni siquiera saben que llevan explosivos, que son detonados a distancia.

En otros casos, los niños separados de sus familias por el conflicto son fácilmente captados y adoctrinados por Boko Haram y obligados a atentar contra los suyos para demostrar su fidelidad al grupo. "Es básicamente usar a los niños contra sus propias comunidades colocándoles bombas alrededor del cuerpo", ha subrayado Duvillier.

Rechazados por sus propias comunidades

Es por esto que muchos de los niños liberados de Boko Haram sufren el estigma y el rechazo en sus pueblos.

"Algunas mujeres me golpeaban", ha relatado a Unicef Jadiya, de 17 años, que vive en un campo de desplazados. Ella y su bebé, fruto de una violación, escaparon del cautiverio durante una operación del Ejército nigeriano.

"Dijeron: 'Eres una esposa de Boko Haram, ¡no te acerques a nosotras!'".

Dijeron: Eres una esposa de Boko Haram, ¡no te acerques a nosotras!

Boko Haram lucha desde hace seis años para constituir un emirato islámico en el norte de Nigeria. Unas 15.000 personas han muerto, según datos de EE.UU.

Los niños son las principales víctimas de una de las crisis humanitarias más graves de África, según advierte Unicef, y constituyen la mayor parte de los 2.3 millones de desplazados desde 2013.

Boko Haram (cuyo nombre significa "La educación occidental es pecado") ha destruido más de 900 escuelas y ha matado a 600 profesores, por lo que hay un millón de niños sin educación, de acuerdo con cifras de Human Rights Watch.

Noticias

anterior siguiente