Anterior Prisión para los dos detenidos en Girona por colaborar con la financiación del Dáesh Siguiente Rajoy acepta el encargo del rey pero abre la puerta a no presentarse a la investidura si no logra los apoyos Arriba Ir arriba
Imagen del logo de la agencia de calificación estadounidense Moody's.

Moody's rebaja a estable la perspectiva de la deuda española por el freno reformista

  • Aún así mantiene en aprobado medio (Baa2) la nota

  • El déficit público español no cumplirá los objetivos ni este año ni los próximos

  • Rajoy lo considera "un aviso" ante incertidumbre política 

|

Moody's ha mantenido este viernes en aprobado medio (Baa2) la nota de la deuda soberana española, pero ha rebajado su perspectiva de positiva a estable, dado que "sea cual sea la composición" del próximo gobierno ven improbable que se adopten nuevas reformas estructurales en los próximos tres o cuatro años.

"La fragmentación política que emergió de las elecciones del 20 de diciembre no conducirá a una renovada aceleración del 'momentum' de las reformas en España", ha señalado la agencia de calificación de riesgos.

Además hacen hincapié en que las mejoras legislativas de los últimos años han tenido un impacto menor de lo que anticipó Moody's cuando decidió poner en perspectiva positiva la nota española en 2014, y es por ello que ahora la rebajan a estable.

Como ejemplo, reprochan que a pesar de que se legisló para que las autoridades del gobierno central tuvieran más fuerza sobre las regionales a la hora de hacer cumplir los objetivos fiscales, "en la práctica generalmente se ha elegido no utilizar" estos mecanismos.

La ley de unidad de mercado ha sido además "extremadamente lenta", y a pesar de la reforma de las pensiones, la baja inflación ha restado casi todo el impacto a esta medida, con lo que los fondos de la Seguridad Social son una "amenaza" para las finanzas públicas.

En todo caso, alertan de que si se revierten estas reformas que se han venido implementando en los últimos años, esto añadiría presión a la baja en la nota de su deuda soberana.

Según la agencia, aunque los retos económicos y fiscales en España siguen siendo sustanciales, es "improbable" que el país implemente reformas adicionales significativas, lo cual tiene implicaciones negativas para el crecimiento y la deuda, advierten.

A su juicio, esto se debe en parte a que el sentido de "urgencia" sobre la necesidad de cambios económicos se ha disipado por la recuperación económica y en ausencia de presión de los mercados.

Pero también lo achacan a la fragmentación parlamentaria: "No importa como se resuelva el actual impasse, y tampoco la composición de futuros gobiernos", ya que Moody's cree que hay escasas señales de que el grupo que gobierne implemente más reformas, ya que los partidos más proclives a ello no disponen de fuerza suficiente para legislar.

Para la agencia, aunque el actual crecimiento español está entre los más potentes de la zona euro (3,2 % en 2015), esto se debe más a una cuestión cíclica que estructural, y su potencial de subida del PIB a medio plazo es de un 2 % dados los niveles de desempleo y la deuda acumulada, entre otros factores.

El déficit público español no cumplirá los objetivos a medio plazo

Para Moody's, y este es otro de los factores clave de la decisión de este viernes, el déficit público español no cumplirá los objetivos ni este año ni los próximos, lo que evitará que se reduzca una deuda pública en el entorno del 100 % del PIB.

Además, aunque lo consideran "altamente improbable en estos momentos", la posibilidad creciente de que Cataluña se independice de España sería negativa para la nota del país, dada la importancia económica y el tamaño de la comunidad autónoma.

Rajoy lo considera "una aviso" ante la incertidumbre política

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha considerado este viernes en Bruselas que la decisión de la agencia de calificación de riesgos Moody's de rebajar de positiva a estable su perspectiva sobre la economía de España es "un aviso" ante la incertidumbre política tras las elecciones generales.

El jefe del Ejecutivo ha dicho ante ello que, "evidentemente", algunos empiezan a alertar de la situación de incertidumbre en España.

Una situación de la que ha responsabilizado al PSOE por "no ser capaz de decir cuál es su planteamiento" y por pretender unirse "a grupos políticos con ideas que no van a convencer a nadie y que no son buenas para generar crecimiento económico y empleo".

Una alusión a partidos como Podemos o los independentistas catalanes.

"Moody's da un aviso", ha reconocido Rajoy, pero al mismo tiempo ha destacado los resultados de la economía española y que ha hecho del país el que más creció y más empleo creó entre los grandes de Europa el pasado año.

El presidente del Gobierno en funciones ha comparado la situación de España hace cuatro años con la que tiene en la actualidad y, por ello, ha defendido mantener las políticas económicas que cree que han funcionado.

"Esta es la batalla que algunos estamos dando, que otros no quieren que demos y que seguiremos dando porque creemos que es la buena para el conjunto de los españoles", ha añadido antes de sentenciar: "Nosotros estamos a las órdenes de los españoles, no de algunos españoles".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente