Enlaces accesibilidad

Draghi eleva la línea de emergencia a la banca griega y ve "indiscutible" la necesidad de reestructurar la deuda

  • Draghi anuncia que la aumenta en 900 millones de euros para esta semana
  • El presidente del BCE ve "indiscutible" la necesidad de aliviar la deuda griega
  • "El BCE actúa bajo la premisa de que Grecia es y seguirá siendo miembro del euro"
  • "No hemos proporcionado suficiente liquidez a Grecia" en algún momento, señala

Por
El BCE eleva la liquidez de emergencia disponible para los bancos de Grecia en 900 millones

El Banco Central Europeo (BCE) ha decidido incrementar la liquidez de emergencia (ELA, por sus siglas en inglés) disponible para los bancos de Grecia en 900 millones de euros esta semana, hasta rozar los casi 90.000 millones de euros, según ha anunciado el presidente de la institución, Mario Draghi, quien ha calificado de "indiscutible" la necesidad de reestructurar la deuda griega.

"La decisión de elevar la ELA es simétrica a la decisión que tomamos hace unos días (el 28 de junio) de no elevarla", ha asegurado Draghi, quien ha justificado el incremento en que "ahora la situación es diferente" porque, ha asegurado, hay "nuevos datos" como la aprobación del primer paquete de reformas por parte del Parlamento griego, tras lo que el Eurogrupo ha respaldado comenzar "en principio" las negociaciones del tercer rescate.

"Se han restaurado las condiciones para que se aumente el ELA", ha dicho el presidente del BCE, quien ha desvelado que tras el anuncio del referéndum por parte del Gobierno griego, desde algunos sectores se pedía que el ELA "incluso se redujera a cero". Draghi ha defendido que el supervisor siempre ha actuado bajo la premisa de que "Grecia es y seguirá siendo miembro de la zona euro".

"No hemos proporcionado suficiente liquidez" a la banca griega

No obstante, el presidente del BCE ha advertido de que la provisión de liquidez "nunca tenía como objetivo ser ilimitada e incondicional". Pero el banquero italiano ha reconocido que en los momentos de mayor tensión en los mercados y de las importantes salidas de capitales el Banco Central Europeo "no ha proporcionado suficiente liquidez".

Puso como ejemplo que, a finales de mayo la salida de capitales alcanzó los 8.100 millones, con un aumento de la financiación por parte de la institución de 3.100 millones. Pero también ha defendido que en enero hubo una salida de capitales de 13.500 millones de euros, a lo que el BCE reaccionó con un aumento del ELA de 35.200 millones.

"El ELA ha pasado de cero a casi 90.000 millones de euros y el Eurosistema tiene una exposición al sistema bancario griego de 130.000 millones de euros, lo que nos convierte en el principal depositante", ha subrayado Draghi, que ha revelado que en el país heleno los depósitos suman unos 120.000 millones de euros.

De esta manera se ha defendido de quienes han dicho que el BCE ha mantenido demasiada presión sobre los bancos griegos, lo que provocó el corralito, unas críticas que el presidente del banco central ha calificado de "injustificadas e infundadas".

En cualquier caso, Draghi ha hecho hincapié en que los bancos griegos son solventes y ha asegurado que "los controles de capital han protegido a los depositantes", si bien ha dejado claro que la decisión de levantar el corralito depende de Atenas. "El Gobierno griego tiene la responsabilidad de decidir cuándo levantar los controles de capital", ha puntualizado.

Califica de "indiscutible" la necedidad de reestructurar la deuda griega

Además, el presidente del BCE ha calificado de "indiscutible" la necesidad de reestructurar la deuda griega. "¿Se necesita un alivio de la deuda? Esto es indiscutible", ha dicho Draghi, quien ha señalado que la cuestión es ver cuál es la mejor forma para aliviar la deuda del país, que ahora ronda el 180% del PIB. "Este punto debe ser resuelto por Grecia y sus acreedores las próximas semanas", ha subrayado.

Cuestionado por el posible Grexit temporal del euro, opción que defiende el ministro de Finanzas alemán, Draghi ha asegurado que no depende del BCE quién es miembro de la zona euro. "Hemos actuado dentro de nuestro mandato bajo la premisa de que Grecia se mantiene en la zona euro, de que es y seguirá siendo miembro del euro", ha dicho.

No obstante, el presidente del BCE ha reconocido que aún existen dudas sobre "la voluntad y la capacidad" de Atenas para "aplicar" las reformas prometidas a sus acreedores a cambio de financiación. "Es responsabilidad del Ejecutivo griego responder a estas cuestiones", ha indicado Draghi.

El presidente también ha señalado que todo apunta a que el BCE recibirá el 20 de julio el pago que Grecia tiene que hacer por los bonos griegos que tiene la entidad, que vencen ese día. Atenas debe pagar 3.500 millones de euros por los bonos griegos que la entidad monetaria tiene en sus carteras y 700 millones de intereses: en total 4.200 millones. Draghi también ha dicho que Grecia devolverá al Fondo Monetario Internacional (FMI) el dinero que le debe, unos 2.000 millones de euros.

Por su parte, el vicepresidente del BCE, Vítor Constancio, ha precisado en la misma rueda de prensa que el BCE podría plantearse comprar bonos de Grecia, que dejó de aceptar como colateral el pasado mes de febrero, una vez que el país heleno esté al corriente del pago de su deuda, así como bajo un programa de asistencia y ha añadido que la institución entonces valorará si Atenas cumple dicho plan "de manera creíble".

Manitene los tipos de interés y la política monetaria

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido este jueves mantener los tipos de interés del euro en el mínimo histórico del 0,05%.

Draghi ha subrayado que la política monetaria acomodaticia se mantendrá "porque está funcionando" y ha insistido en que la plena aplicación de todas las medidas "contribuirá a un retorno sostenido de la inflación en niveles próximos al 2%".

El presidente del BCE ha señalado que el supervisor continúa trabajando bajo la premisa de un "mantenimiento moderado" de la tendencia de recuperación de las economías europeas.

Noticias

anterior siguiente