Enlaces accesibilidad

Tsipras: "Nosotros queremos encontrar una solución y, con voluntad política, todo es posible"

  • Lo ha señalado antes de reunirse con el presidente de la Comisión Europea
  • Dice que Grecia ha empezado a cumplir y que ahora deben hacerlo sus socios
  • Juncker y Tsipras acuerdan que técnicos griegos trabajen junto a la Comisión

Por
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, escuchando al presidente de la Comisión Europea
El primer ministro griego escucha al presidente de la Comisión Europea. AFP AFP/ Emmanuel Dunand

Atenas tiene voluntad política de encontrar una solución a la crisis abierta entre su país y el resto de miembros de la eurozona y, "cuando depende de la voluntad política, todo es posible", ha dicho el primer ministro griego, Alexis Tsipras, justo antes de reunirse en Bruselas con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, quien también se ha mostrado confiado en que las diferencias se resuelvan "con éxito".

"La Comisión Europea quiere ayudar, si Grecia quiere que le ayudemos", ha indicado Juncker ante los periodistas y Tsipras, pero ha recordado que el Ejecutivo comunitario "no es quien manda y todas las decisiones tienen que ser en la eurozona".

El presidente del Ejecutivo europeo ha reconocido que no está satisfecho "de la evolución de la situación en Grecia", en referencia a la falta de progresos esde febrero, pero se ha mostrado optimista: "Excluyo el fracaso, no lo quiero, hemos caminado juntos hasta aquí y, en estos momentos, Europa debe avanzar unida. No es momento de divisiones".

Un grupo técnico griego incluido en los trabajos por primera vez

En cuanto a resultados concretos, después de su reunión de casi dos horas, se ha informado de que Juncker y Tsipras han acordado crear un grupo de trabajo griego para trabajar conjuntamente con los equipos designados por la Comisión Europea para ver cómo Grecia puede usar mejor los fondos que recibe de la Unión Europea y paliar los efectos de la crisis.

Hasta ahora, ningún equipo técnico heleno trabajaba con los de las tres instituciones que formaban la antigua troika (Comisión Europea, BCE y FMI).

"Han acordado trabajar juntos de manera estrecha para ayudar a Grecia a hacer un mejor uso de los fondos europeos, para crear empleo y crecimiento en Grecia y para hacer frente a la crisis humanitaria", ha explicado el portavoz comunitario, Margaritis Schinas, en la rueda de prensa diaria de la institución.

Para reforzar la cooperación entre la Comisión Europea y Atenas, los dos líderes han pactado también nombrar a un "alto cargo político" de cada parte para coordinar el trabajo, roles que asumirán el vicepresidente para el Euro, Valdis Dombrovskis, y "probablemente un ministro" griego, según Schinas.

"La novedad es que Grecia va a crear su propio grupo de trabajo, lo que va a reunir a todas las partes de la estructura estatal griega implicadas en la absorción de los fondos europeos, para que este trabajo que se ha hecho hasta el momento desde la Comisión, tenga un homólogo griego", ha resumido el portavoz.

"Atenas ya ha empezado a cumplir sus compromisos"

Antes de acudir a su cita con Juncker, el jefe del Gobierno de Grecia se ha reunido con el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, que ha reconocido que "se están viviendo momentos difíciles".

En una breve comparecencia conjunta posterior al encuentro con el político alemán, Tsipras ha reiterado que Atenas "ya ha empezado a cumplir sus compromisos" del acuerdo con el Eurogrupo del pasado 20 de febrero. "Nosotros estamos haciendo nuestra parte y espero que nuestros socios hagan la suya", ha destacado el primer ministro griego.

Pese a esa advertencia, el gobernante heleno se ha mostrado optimista -"siempre soy optimista", ha asegurado-, y ha insistido en que "no hay sólo un problema griego: Grecia es un problema europeo".

"Creo que en los próximos días es necesario empezar a aplicar ideas para superar la crisis y quiero ser sincero: hasta ahora he gastado el 90% de mi tiempo en discutir sobre cuestiones a corto plazo con nuestros socios para lograr objetivos de compromiso, pero creo que es el momento de empezar a pensar en el futuro", ha señalado Tsipras.

El jefe del Gobierno heleno ha mostrado su confianza en que "el mensaje para el pueblo griego no sea solo aplicar, aplicar, aplicar y obligaciones, obligaciones, obligaciones, sino que las instituciones europeas van a ofrecer ayuda y solidaridad para superar la pésima situación social".

Por su parte, Schulz ha subrayado que "hace falta más diálogo entre Grecia y los demás Estados miembros y las instituciones" europeas para resolver los malentendidos y encontrar un punto de acuerdo entre las diferentes visiones que cada uno de ellos tiene sobre la crisis griega.

"Hay diferentes puntos de vista e interpretaciones de las decisiones tomadas en la eurozona, y esto lleva a tensiones. He aconsejado al primer ministro tratar de resolver las tensiones en los próximos días y hoy, en Bruselas", ha señalado Schulz, quien lo considera necesario para poder solucionar los "problemas" pendientes.

Noticias

anterior siguiente