Anterior Nadal fulmina a Dimitrov y se mete en la final de Montecarlo Siguiente El Barça arrolla al Sevilla y revalida su corona con una exhibición Arriba Ir arriba
La colonización ha avanzado durante el tercer mandato de Netanyahu

Netanyahu bate el récord de construcción de colonias en el final de su legislatura

  • En 2014 sacó a concurso la construcción de 4.485 viviendas

  • la ONG Paz Ahora denuncia que quiere expandir las colonias a costa del Estado palestino

|

En 2014, el Gobierno israelí sacó a concurso la construcción de 4.485 viviendas en los territorios ocupados de Cisjordania y Jerusalén Este; una cifra que marca el récord de los últimos diez años en la expansión de asentamientos.Es uno de los datos que destaca el informe anual de la ONG Paz Ahora, la organización israelí que se encarga de fiscalizar la actividad colonizadora del país. Lio Amihai, portavoz de la ONG, denuncia que Netanyahu ha dado en su tercer mandato un impulso "considerable" a la colonización.

"Estamos viendo que el Gobierno de Benjamín Netanyahu ha dedicado muchos esfuerzos a construir dentro de los asentamientos y a expandirlos, a fin de que la solución de dos Estados nunca se pueda materializar. El Gobierno tiene un propósito claro: expandir las colonias a costa del Estado palestino".

La nueva construcción en asentamientos ha aumentado un 40 % con respecto a 2013, con 3.100 nuevas viviendas, según los datos del informe. El 68% de esa nueva construcción se ha llevado a cabo en colonias al este de la línea demarcada por la Iniciativa de Ginebra (más allá de los llamados "grandes bloques de asentamientos", más cercanos al territorio de Israel), en las áreas que, según Paz Ahora, más dificultan la solución de dos Estados.

El Derecho Internacional prohíbe la colonización del territorio ocupado militarmente. Las Convenciones de Ginebra especifican que la potencia ocupante nunca podrá trasladar población civil al territorio que ocupa. Y tanto la comunidad internacional como los palestinos consideran esa colonización el principal escollo para la paz.

La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) ha reaccionado públicamente a ese informe, en la voz de Hanan Ashrawi, miembro de su ejecutiva. "Tenemos que ir al Tribunal Penal Internacional y llevaremos nuestro caso allí, porque Israel es un Estado que está actuando fuera de la ley, está violando el Derecho Internacional y está cometiendo crímenes de guerra, incluyendo su actividad en asentamientos", denuncia Ashrawi.

La colonización se cuela en la campaña electoral

Con el informe anual de Paz Ahora, la colonización se ha colado en la campaña electoral. Los israelíes acudirán a las urnas para elegir a su primer ministro el próximo 17 de marzo, en unos comicios anticipados.

En una entrevista televisiva del Canal 2 israelí, los periodistas le preguntan a Benjamin Netanyahu si evacuará a los colonos en caso de ser reelegido. Tras esquivar una respuesta directa y lanzar balones fuera, el primer ministro responde: "Estimo que la evacuación no ocurrirá y si me preguntas, mientras yo mande, no sucederá".

Pero, ¿cuál es la postura de la oposición? El candidato con más posibilidades de sustituir a "Bibi" Netanyahu es el laborista Itzhak Herzog, que formó la alianza Campo Sionista con la centrista Tzipi Livni. Las últimas encuestas adjudican el mismo número de escaños a las dos formaciones políticas, el Likud y el Campo Sionista.

Herzog se ha mostrado a favor de anexionarse los grandes bloques de asentamientos: "Gush Etzion es para mí como Tel Aviv". Pero ha declarado que buscará una solución diplomática con los palestinos, con intercambio de tierras incluido. Su socia en la coalición, Tzipi Livni, era la jefa del equipo negociador en las últimas conversaciones de paz impulsadas por Estados Unidos y de las que Israel se retiró cuando Al Fatah y Hamás acordaron el Gobierno de unidad palestino, el pasado abril.

Los votos de los colonos

El tema de la colonización no es un eje en la campaña electoral, mucho más centrada en temas internos, como la carestía de la vida. Ninguno de los grandes partidos israelíes parece dispuesto a renunciar a recoger votos entre los más de 500.000 colonos que habitan en Cisjordania y Jerusalén Este.

El informe de la ONG israelí Paz Ahora resalta otro dato: El tercer Gobierno de Netanyahu ha promovido una media de 460 viviendas al mes en asentamientos, sobre todo en los que están aislados, el doble que el Ejecutivo anterior, también dirigido por él. La clave de este impulso colonizador hay que buscarla en uno de los socios de Gobierno, el Hogar Judío, el partido que mejor representa los intereses de los colonos. Su líder, Naftali Bennet, ha declarado en campaña.

"Un Estado palestino supondría un suicidio para Israel. Y aunque el mundo nos presione, no cometeremos un suicidio." Su formación es partidaria de anexionarse la llamada área C de Cisjordania, hoy bajo control militar y civil israelí, que supone el 60 % de ese territorio palestino. Netanyahu sigue dispuesto a pactar con el ultranacionalista Bennet para mantenerse en el poder.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente