Enlaces accesibilidad

La cumbre de Minsk termina con un acuerdo de alto el fuego en Ucrania a partir del 15 de febrero

  • Los secesionistas han firmado el acuerdo
  • Ambas partes retirarán su artillería de la línea del frente
  • La conclusión llega tras 17 horas de negociaciones

Por
Los cumbre de Minsk termina con un acuerdo de alto el fuego en Ucrania a partir del 15 de febrero

Los presidentes de Rusia, Ucrania, Francia y Alemania han llegado a un acuerdo para un alto el fuego en el este de Ucrania tras 15 horas de reuniones en Minsk.

El alto el fuego entrará en vigor a las 00.00 horas del 15 de febrero y llevará aparejado la retirada del armamento pesado de la primera línea del frente.

El acuerdo alcanzado por los mandatarios ha sido firmado por los miembros del Grupo de Contacto para Ucrania, donde están representados Kiev, la OSCE, Rusia y los separatistas. 

Los prorrusos y el Gobierno de Ucrania han acordado hasta ahora dos treguas, una en septiembre y otra el 9 de diciembre, que ninguna de las partes ha respetado.

Retirada del armamento pesado y control de la frontera

El documento, al que han tenido acceso medios como Russia Today, contiene 13 puntos.

Además del alto el fuego, los dos bandos se comprometen a retirar el armamento pesado de la primera línea del frente a partir de las 48 horas siguientes a la entrada envigor de la tregua. En el caso del Ejército ucraniano, esta línea es la actual, mientras que los secesionistas se retirarán desde las posiciones que tenían en septiembre, más atrasadas que las actuales.

La distancia a la que se retiran las piezas de artillería varían, según su calibre y alcance, entre los 50 y los 100 kilómetros.

Según Poroshenko, otro de los acuerdos implica que Kiev recuperará el control de la frontera con Rusia antes de que termine el año.

Otros puntos del acuerdo

  • La OSCE verificará el alto el fuego mediante todos los medios técnicos (satélites, drones, radares)
  • Negociación para la celebración de elecciones locales según la legislación ucraniana
  • Indultos y amnistía para los implicados en los acontecimientos en Dontesk y Lugansk
  • Intercambio de prisioneros de guerra
  • Creación de corredores humanitarios para dar ayuda a quienes lo necesitan
  • Acuerdo sobre pago de pensiones y ayudas sociales por parte de Kiev a los habitantes del este
  • Retirada de todas las fuerzas extranjeras (Rusia siempre ha negado tener soldados en Ucrania) y desarme de las fuerzas irregulares (como los batallones de voluntarios que combaten junto al Ejército ucraniano)
  • Reforma constitucional y descentralización para finales de 2015, que establezca un estatuto especial para las regiones del Donbass
  • Celebración de elecciones locales en el Donbass
  • Refuerzo del Grupo de Contacto con la creación de comisiones

Adicionalmente, Poroshenko y Putin han pactado la liberación de la piloto ucraniana Nadia Savchenko, encarcelada desde julio pasado en Moscú.

17 horas de negociaciones

El acuerdo ha llegado tras 17 horas casi ininterrumpidas de negociaciones entre los presidentes de Ucrania, Petró Poroshenko; Rusia, Vladimir Putin; Francia, Francois Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel.

Hemos llegado a un acuerdo sobre lo importante (Putin)

Putin ha sido el primero en anunciar el cese de hostilidades. "Hemos llegado a un acuerdo sobre lo importante", ha asegurado.

El presidente ruso ha culpado de la demora a las autoridades de Kiev por negarse a mantener contactos directos con los separatistas de las autoproclamadas repúblicas autónomas de Donetsk y Lugansk.

"A pesar de que no están reconocidas, hay que partir de la vida real, y si quieren conseguir un acuerdo duradero y construir unas relaciones hay que mantener contactos directos", ha advertido Putin.

No ha sido nada fácil. Se nos plantearon todo tipo de condiciones inaceptables: concesiones, retiradas (Poroshenko)

Por su parte, Poroshenko ha explicado que el acuerdo no ha sido "nada fácil". "Se nos plantearon todo tipo de condiciones inaceptables: concesiones, retiradas", ha asegurado.

La canciller alemana ha revelado el papel de Putin para convencer a los prorrusos de sumarse al acuerdo. "Hacia el final, el presidente Putin presionó a los separatistas para que aceptaran el alto el fuego", ha dicho Merkel a los reporteros enviados a Minsk.

Angela Merkel y François Hollande, en el receso de la reunión en Minsk. Fuente: REUTERS / Vasily Fedosenko

Por último, Hollande ha reconocido que queda mucho trabajo por hacer pero ha considerado que el acuerdo sin duda mejorará la situación sobre el terreno.

El conflicto se inició hace ya diez meses tras el cambio de poder en Kiev y en él han muerto ya cerca de 6.000 personas, según datos de la ONU.

El cese de las hostilidades, si se respeta, llegará el domingo porque de momento los combates continúan. "Al menos 14 civiles y dos soldados han muerto en las últimas 24 horas y las bombas siguen cayendo en el extrarradio de Donetsk", informa el enviado especial de TVE, Luis Pérez. "Hemos preguntado por el alto el fuego y la gente aquí es muy escéptica. No cree que vaya a funcionar porque no es la primera tregua que se firma y queda en papel mojado al día siguiente", añade. 

Noticias

anterior siguiente