Anterior Condenan a más de cuatro años de prisión al empresario Jorge Dorribo por el caso Campeón Siguiente Los familiares de la tripulación del submarino desaparecido pierden la esperanza: "No van a volver nunca más" Arriba Ir arriba
La actriz Amparo Baró ha muerto a los 77 años

Muere la actriz Amparo Baró a los 77 años

  • El velatorio se hará en el Tanatorio Norte de Madrid este jueves por la tarde

  • Tenía una larga trayectoria en teatro, cine y televisión y numerosos premios

  • Fue una grande de la escena y su popularidad creció con Siete vidas

|

La actriz Amparo Baró ha muerto este jueves en Madrid a los 77 años, según ha confirmado a RTVE su representante y la Academia de Cine Español. El fallecimiento se ha producido a las 08.00 horas en el madrileño hospital de Puerta de Hierro.

El velatorio de los restos de la actriz será en el Tanatorio Norte de Madrid a partir de las 17.30 horas. Aunque la primera intención era abrir una capilla ardiente al público en el Teatro María Guerrero, finalmente la familia ha optado por esta fórmula porque requería "unos trámites largos y complicados para el embalsamiento", según ha dicho su representante a Efe.

Nacida en Barcelona el 21 de septiembre de 1937, Baró tenía una larga trayectoria profesional en teatro, cine y televisión. Múltiples veces premiada como una de las grandes de la escena teatral, su popularidad aumentó gracias a su papel de Sole en la exitosa serie televisiva Siete vidas, entre 1999 y 2006. 

Baró, que debutó con apenas 20 años en 1957 con la Compañía Windsor, ha recibido el Premio Miguel Mihura de Teatro en dos ocasiones, otras tantas el Premio Ercilla y en 2008 recibió el Goya a mejor actriz de reparto por Siete mesas de billar francés, en la que fue su primera y unica nominación a los premios de la Academia de Cine Español.

La actriz también recibió numerosos premios televisivos por su simpático papel de madre jubilada 'progre' en Siete vidas y la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes 2011, año en el que además regresó a los escenarios con la obra Agosto. bajo las órdenes de Gerardo Vera.

Precisamente con Vera Amparo Baró estaba preparando volver otra vez al teatro con la obra María Kowalska, la historia de una superviviente del gueto de Varsovia, que iban a estrenar en el Arriaga de Bilbao en septiembre, según ha revelado el director teatral, que ha explicado que la actriz estaba ingresada en el hospital y que le llevó "de regalo de Navidad" la obra, que iba a producir Pedro Larrañaga con versión de José Luis Collado.

"Se emocionó muchísimo y me dijo que no podía haberle dado mejor regalo. Era un proyecto de futuro y ella necesitaba eso", ha detallado Vera, que ha estado acompañándola "constantemente" en el hospital y que solo ha querido revelar que la actriz ha fallecido de "un cáncer, muy rápido, pero muy doloroso en los últimos días".

Una grande de la escena reconocida

Aunque empezó a estudiar en la Facultad de Filosofía y Letras de Barcelona, también ingresó en el Teatro Español Universitario (TEU) y allí descubrió su vocación, lo que la llevó a abandonar los estudios universitarios.

Debutó sustituyendo a Amparo Soler en 1957 en Las preciosas ridículas de Molier, con la Compañía Windsor, y bajo la dirección de Adolfo Marsillach, con el que posteriormente trabajaría en obras como Bososse, Ondina, César y Cleopatra y Alejandro Magno.

En el año 1965, Baró creó su propia compañía teatral, de la que formaron parte otros grandes de la escena como Luis Prendes, Elvira Quintanilla y Manuel Galiana. Entre sus montajes destacan Salsa picante, Los buenos días perdidos, Ángela María Antígona. No obstante, apenas dos años después, en 1967, la compañía se acabó disolviendo por falta de fondos.

Uno de sus papeles teatrales más celebrados, considerado por los críticos el mejor de su carrera, fue en La casa de las muñecas, de Ibsen. A Baró también la pudimos ver -y volver a ver- en el popular programa de TVE Estudio 1 con obras como Cianuro, ¿solo o con leche?, junto a Aurora Redondo y Luis Barbero.

Estudio 1 - Cianuro, ¿solo o con leche?

Al teatro volvería en 2011 con Agosto, la adaptación de la existosa obra estadounidense dirigida por Gerardo Vera y en la que Amparo Baró compartió tablas con Carmen Machi e Irene Escolar.

Cine y televisión

En el cine debutó con un pequeño papel en la coproducción hispano-italiana Carta a Sara (1956) y su siguiente papel fue en 1958 bajo las órdenes de Antonio Isasi-Isasmendi en Rapsodia de sangre.

Después vendrían títulos como Adiós Mimi Pompón, Tierra de todos, Tres de la Cruz Roja, Tengo diecisiete años, La banda de las pecas, El nido El bosque animado. A partir de finales de los años 80, la actriz catalana participó en títulos recordados de la cinematografía española, como Las cosas del querer (1989), El palomo cojo (1995) y Boca a boca (1995).

En 2003 se puso a las órdenes de Achero Mañas en Noviembre y su siguiente papel cinematográfico, en Siete mesas de billar francés dirigida por Gracia Querejeta,  le valdría al fin en 2008 el reconocimiento de la Academia de Cine Español, que le otorgó el Goya a mejor actriz de reparto. Sus últimas interpretraciones en cine fueron en Maktub (2011) y en el cortometraje Eutanas SA (2013).

Pero, su popularidad creció gracias a su papel de Sole, una atípica madre jubilada 'progre', en la serie televisiva Siete vidas, que interpretó entre 1999 y 2006 y con el que se llevó cuatro veces el premio de mejor actriz de la Academia de las Artes y las Ciencias de Televisión, dos premios de la Unión de Actores y un TP de Oro.

En televisión también la pudimos ver en TVE entre 1996 y 1996 en Juntas pero no revueltas, una serie inspirada en la exitosa Las chicas de oro en la que compartía protagonismo con Mónica Randall, Mercedes Sampietro y Kity Manver. Casi 20 años antes también actuó en la serie El camino (1978), basada en la novela homónima de Miguel Delibes.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente