Enlaces accesibilidad

Tsipras: hay que acabar con la corrupción y aplicar las reformas no hechas en 40 años

  • "Estamos aquí para acabar con el clientelismo político y con la corrupción"
  • Tsipras: "Es prioritaria la renegociación de la deuda griega con los socios"
  • "Tenemos un plan griego para hacer reformas sin incurrir en déficit", asegura
  • El Ejecutivo griego anuncia que va a paralizar la privatización de las eléctricas
  • También revocará los despidos públicos "inconstitucionales"

Por
Alexis Tsipras preside el primer consejo de ministros del nuevo gobierno griego

El nuevo primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha afirmado que el nuevo Gobierno "de salvación social" debe "acabar con el clientelismo político y la corrupción" y aplicar las "reformas que no han podido ser hechas durante 40 años". Además, Tsipras ha subrayado que entre sus prioridades también están renegociar la deuda "para hallar una solución en beneficio de todos", luchar contra la evasión fiscal, ayudar a las pymes y combatir el desempleo.

"Estamos aquí para acabar con el clientelismo político y con la corrupción y para poner fin al Estado que funcionaba contra los intereses de la sociedad", ha asegurado Tsipras en su primer Consejo de Ministros.

El primer ministro ha señalado que quiere evitar "la confrontación" y "una ruptura desastrosa" entre Grecia y la UE y, a la vez, terminar con "la política de sumisión" frente al resto de Europa.

Un plan para que Grecia "cumpla con sus obligaciones"

El nuevo primer ministro griego también ha afirmado que tienen "un plan griego para hacer reformas sin incurrir en déficit, pero sin las obligaciones asfixiantes [de los últimos años]".

Así, ese plan a cuatro años buscará el equilibrio presupuestario, pero sin comprometerse a alcanzar superávits "inalcanzables" y con propuestas realistas para la deuda y para una política de inversión para la reconstrucción de la producción. "Con ellos, el país será capaz de cumplir con sus obligaciones", ha señalado Tsipras.

El líder izquierdista ha afirmado que "Grecia está lista para contribuir a una solución para toda Europa", y ha celebrado que esta semana se vaya a reunir con el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, y el jefe del Eurogrupo, Jeroen Djisselbloem. "Las negociaciones con ellos serán muy útiles", ha asegurado.

Lucha contra la evasión fiscal

En su discurso de apertura del Consejo de Ministros, Tsipras ha recalcado que la lucha contra la evasión fiscal será de máxima prioridad. Prioritario es además "el reinicio de la economía", ayudar a "las pequeñas empresas que están en riesgo de bancarrota", y una "política para reducir el desempleo".

"Este Gobierno es el primero de una nueva era. No tenemos derecho a cometer errores", ha aseverado antes de añadir que su gobierno tiene que "reestablecer la dignidad de los griegos". "Debemos dejar claro que ningún ciudadano está solo frente a la crisis", recalcó el jefe del Ejecutivo.

"No debemos olvidar que las expectativas del pueblo son muchas. No nos piden cambiarlo todo inmediatamente, pero nos piden trabajar sin respiro", ha subrayado.

Además, ha afirmado que para el Gobierno de Syriza "no hay vencedores ni vencidos". "Somos el Gobierno de todos los griegos e intentaremos conseguir el máximo consenso posible".

Revocación de los despidos públicos "inconstitucionales"

Antes de ese primer Consejo de Ministros, el viceministro griego de Reforma Administrativa, Yorgos Katrúgalos, ha asegurado que la primera medida del Ejecutivo en materia de empleo público será anular los despidos de funcionarios que son inconstitucionales, como los de las limpiadoras del Ministerio de Finanzas y los guardias escolares.

En unas declaraciones a la cadena de televisión Ant1, el viceministro ha señalado que se va a restaurar los puestos de trabajo de los funcionarios despedidos o de los que se encuentran en el llamado esquema de movilidad laboral impuesto por la troika.

Katrúgalos ha insistido en que "se revocarán todos los despidos que se han hecho y son inconstitucionales".

Frenar algunas privatizaciones

Antes del primer Consejo de Ministros del nuevo Ejecutivo, del ministro de Reconstrucción Productiva, Medio Ambiente y Energía de Grecia, Panayiotis Lafazanis, anunciaba que el nuevo Gobierno del país va a paralizar "inmediatamente" los procesos abiertos para privatizar las eléctricas.

Uno de los puntos cardinales del programa de Syriza es un plan de medidas de urgencia para mejorar la situación de los más pobres, entre las que figura ofrecer electricidad gratuita a 300.000 hogares. "Vamos a tratar de que la energía eléctrica sea más barata para impulsar la competitividad y ayudar a las familias", ha señalado Lafazanis.

Por su parte, el viceministro de Economía e Infraestructuras, Jrístis Spirtzis, ha asegurado a los medios de comunicación que uno de los objetivos centrales del Gobierno es detener las privatizaciones que perjudiquen objetivos sociales, como la de la Autoridad del Puerto del Pireo.

Subida del salario mínimo y de las pensiones

Por su parte, el ministro de Trabajo griego, Panos Skurletis, anunciaba también antes de la reunión gubernamental que una de las primera medidas será "restablecer el salario mínimo interprofesional y la decimotercera paga de las pensiones más bajas". "Además restableceremos las negociaciones entre sindicatos y la patronal", ha subrayado .

Skurletis recordó que todo "forma parte de nuestro programa y se trata de nuestras prioridades". En el denominado Programa de Salónica está previsto restaurar el salario mínimo en 751 euros brutos, frente a los 586 que regían en la actualidad.

No obstante, recalcó que todas estas medidas se adoptarán siguiendo rigurosamente el procedimiento parlamentario, en alusión a que el Ejecutivo anterior gobernaba mediante decretos introduciendo leyes por el procedimiento de urgencia, sin apenas dar tiempo al debate.

Noticias

anterior siguiente