Enlaces accesibilidad

Rusia y Ucrania no llegan a un acuerdo que solucione el conflicto del gas

  • Las partes se han dado un día más para negociar 'in extremis' una solución
  • Esta es la quinta reunión bilateral, con mediación de la UE
  • Gazprom ha amenazado con cortar el suministro si expira el plazo

Por
Rusia y Ucrania negocian 'in extremis' una solución al conflicto del gas
Fotografía de archivo del presidente de la compañía rusa Gazprom, Alexey Miller, y el ministro de Energía de Ucrania, Jurij Prodan, en una conferencia en Berlín. AFP PHOTO / CLEMENS BILAN AFP AFP PHOTO / CLEMENS BILAN

Ucrania y Rusia apuran las últimas horas de negociaciones, con mediación de la Unión Europea, para lograr alcanzar un acuerdo sobre el precio del gas que evite la interrupción de suministro a Kiev, algo que afectaría a la Unión Europea. Esta es la quinta reunión trilateral entre las partes y se produce la víspera a que expire el plazo, que concluye este martes. El consorcio ruso Gazprom ha amenazado con cortar el gas a Kiev si no abona la deuda.

La reunión de este lunes ha finalizado sin acuerdo entre los países, por lo que según el comisario europeo de Energía, Gunther Oettinger, las conversaciones continuarán entre la noche del martes y la mañana del miércoles.

"Se han discutido todos los puntos", "se han propuesto soluciones" y "las discusiones se reanudarán la noche del martes o el miércoles por la mañana" en Bruselas, ha indicado Oettinger tras siete horas de complicadas negociaciones que comenzaron en la madrugada del lunes por la noche con representantes de ambas partes.

Rusia ha amenazado con cortar el suministro de gas a Ucrania este martes, momento en el que expira el plazo, si Kiev no abona las facturas pendientes de 1.451 millones de dólares y corresponden a los meses de noviembre, diciembre y enero.

El precio del gas ruso a Ucrania se encareció bruscamente tras el inicio de las protestas del Euromaidán, que terminaron con el derrocamiento del expresidentes Viktor Yanukovich, y tras la crisis surgida por la anexión de Crimea por parte de Rusia y la sublevación de los prorrusos en el este de Ucrania.

No obstante, la compañía Gazprom prorrogó hasta el 10 de junio el anunciado corte de los suministros al consorcio estatal ucraniano, después de que Kiev pagara las deudas de febrero y marzo, que ascendía a 786 millones de dólares.

Quinta ronda de negociaciones

La semana pasada el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, y el de Rusia, Vladimir Putin, se reunieron en Francia en la conmemoración del desembarco de Normandía.

Por su parte, la Comisión Europea anunció este fin de semana que el ministro de Energía ruso, Alexander Novak, su homólogo ucraniano, Yuri Prodan y los directores ejecutivos de Gazprom de Rusia y Naftogaz de Ucrania asistirán a una nueva ronda de conversaciones en Bruselas, intermediadas por el Comisario de Energía, Guenther Oettinger.

El encuentro está programado para comenzar a las 7 pm (19.00 en horario peninsular español) en un día festivo en gran parte de Europa, y siguen cuatro rondas anteriores de conversaciones trilaterales, además de las conversaciones bilaterales entre los dos directores generales.

Oettinger anunció hace una semana se había avanzado y que se podría alcanzar un acuerdo que garantice el suministro de gas ininterrumpido hasta junio del próximo año.

Dependencia europea del gas ruso

La UE importa alrededor de una tercio del gas de Rusia, y casi la mitad de el se hace a través de Ucrania, lo que implicaría que si Gazprom corta el suministro de gas a Ucrania, la UE se podría ver seriamente afectado.

Los analistas sugieren que ambas partes están ansiosas por alcanzar un compromiso, incluso si las conversaciones del lunes no llegan a resolver todos los problemas. "Está claro que los rusos quieren realmente una resolución sin una crisis ", ha comentado a Reuters Jonathan Stern, presidente del Programa de investigación de Gas Natural en el Instituto de Estudios de Energía de la Universidad de Oxford.

Naftogaz ha propuesto a Gazprom la revisión contrato de suministro de gas firmado entre las dos compañías en 2009 a fin de establecer nuevos parámetros de precios, volúmenes y condiciones de venta.

En concreto, Kiev exige a Moscú la vuelta al precio de 268 dólares por mil metros cúbicos que pagaba hasta el derrocamiento en febrero del presidente Víktor Yanukóvich, mientras que Rusia insiste en que el actual precio de mercado para Ucrania es de 485 dólares. Al respecto, la UE propone un precio intermedio en torno a unos 350 dólares por mil metros cúbicos, acorde al que pagan muchos de los clientes europeos de Gazprom.

Mientras, estas negociaciones se unen a las ya iniciadas con Rusia por el nuevo presidente de Ucrania quien parece dispuesto a rebajar la tensión con Moscú y quien se dio una semana para apaciguar el este del país.

Ucrania inicia negociaciones con Rusia para la pacificación del este

Según las autoridades de Kiev, se ha conseguido alcanzar un "entendimiento" sobre "las etapas clave de la aplicación de un plan de pacificación y con una lista de prioridades que contribuirá a un reducción de la tensión en las regiones de Donetsk y Lugansk", informa Reuters.

Paralización de las obras del gaseoducto South Stream

Por otra parte, Bulgaria ha suspendido la construcción del proyectado gasoducto South Stream, diseñado para transportar gas ruso a Europa, después de que la Comisión Europea demandase su paralización y abriese un procedimiento de infracción contra el país balcánico.

La suspensión del proyecto la anunció este martes en Sofía el primer ministro búlgaro, el tecnócrata Plamen Oresharski, tras recibir a tres miembros del Congreso de EE.UU., los republicanos John McCain y Ron Johnson y el demócrata Christopher Murphy.

Ese gaseoducto tiene como objetivo transportar el gas ruso a través del mar negro hasta Bulgaria y otros Estados miembros de la UE, evitando así a Ucrania como país de tránsito.

"La Comisión ha dejado claro que los acuerdos intergubernamentales entre los Estados miembros afectados por South Stream concluidos con Rusia no se ajustan a la legislación de la UE", ha explicado este martes la portavoz de Energía, Sabine Berger. En concreto, no respetan la cláusula que prohíbe que los suministradores de gas controlen también los gaseoductos.

"A la luz de esto, la Comisión ha propuesto suspender South Stream hasta que se garantice que respeta la legislación de la UE y reevaluar el proyecto a la luz de las prioridades de seguridad energética de la UE", ha explicado la portavoz.

Noticias

anterior siguiente