Enlaces accesibilidad

El exdirector de Caixa Penedès negó información a Banco Mare Nostrum antes de la fusión de cajas

  • Así lo ha afirmado el presidente de BMN, Carlos Egea, en la Audiencia
  • Pagès le dijo que remitiría toda la documentación al Banco de España
  • El expresidente de la caja Josep Colomer: Pagès tenía poderes amplios

Por

El presidente de BMN, Carlos Egea, ha asegurado este miércoles que el ex director general de Caixa Penedès Ricard Pagès se negó a facilitarle información sobre la Caja, que incluía los datos de la pensión millonaria que se adjudicó, antes de su integración en el nuevo grupo.

Egea ha declarado como testigo en la tercera sesión de la vista contra contra Pagès y los exdirectivos Joan Caellas, Santiago Abella y Manuel Troyano por haberse engrosado sus prejubilaciones a espaldas de los órganos de control mediante la contratación de pólizas de seguros.

Según ha relatado, ante la inminente creación del Grupo BMN, formado por Caixa Penedés, Caja Murcia, Caja Granada y Sa Nostra, él le pidió al exdirector de la primera diversa documentación sobre la entidad, pero Pagès le respondió que iba a remitírsela al Banco de España.

Entonces Egea se dirigió al supervisor y fue entonces cuando supo al obtener finalmente la documentación, las cifras de las pensiones de hasta 31,6 millones de euros que se habían autoconcedido los acusados. Por ello, el presidente de BMN exigió a Pagès su dimisión y le advirtió de que, si no accedía, pediría su cese al futuro Consejo de BMN, a lo que le respondió que le diera tiempo para pensárselo, si bien finalmente acabó dimitiendo en la reunión del 24 de noviembre de 2011.

El expresidente de la Caja: "Pagès tenía poderes muy amplios"

Antes que Egea, el expresidente de la caja Josep Colomer ha señalado que Pagès tenía "poderes muy amplios", y ha añadido que en las reuniones del Consejo de Administración conocían decisiones de envergadura "a toro pasado", pero sí ha resaltado que en ellas nunca se habló de las pensiones de alta dirección.

"Si lo llego a saber, me hubiese opuesto", ha enfatizado después de insistir en que "en ocasiones los papeles no se ponían encima de la mesa".

Así, ha relatado que supo del escándalo en noviembre de 2011, en una reunión con Carlos Egea previa a la salida en bloque de la excúpula de la caja, cuando le mostró los documentos del Banco de España relativos a la caja y, tras analizarlo y descubrir las cifras de las pólizas, le parecieron "elevadísimas", sobre todo en "el contexto social del año 2011", en plena crisis económica.

Las palabras de Colomer han provocado que Pagès haya pedido al Juez Central de lo Penal, José María Vázquez Honrubia, que le dejara entrevistarse con su abogado. "Ya no es el dinero, me estoy jugando el honor; tengo una familia y es importante para mí", ha afirmado el acusado.

La Fiscalía sostiene que los acusados, a los que atribuye los delitos de administración desleal y apropiación indebida, firmaron estas pólizas junto con Jorba sin el conocimiento de los órganos de control. A partir de 2010, supuestamente se las blindaron y modificaron sus contratos con motivo de la integración en el grupo BMN, que requirió una ayuda del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) de 916 millones de euros.

Noticias

anterior siguiente