Enlaces accesibilidad

Alstom acepta la oferta de compra de General Electric, a la espera de recibir otra de Siemens

  • La estadounidense ofrece 12.350 millones por la unidad de energía de la gala
  • La empresa francesa analizaría otra oferta de Siemens, si se presenta en firme
  • Siemens propone absorber su área de energía a cambio de cederle transportes
  • El Gobierno francés, preocupado por la venta de activos estratégicos

Por
Un empleado de Alstom, junto a un logotipo de General Electric en la localidad de Belfort
Un empleado de Alstom, junto a un logotipo de General Electric en la localidad francesa de Belfort. AFP AFP / SEBASTIEN BOZON

El consejo de administración de la empresa francesa de energía y transportes Alstom ha aceptado la oferta presentada por General Electric para adquirir su negocio de energía, por el que ofrece 12.350 millones de euros, según ha confirmado este miércoles la compañía gala. El Gobierno francés ha mostrado su preocupación por la posible venta a la empresa estadounidense de activos considerados estratégicos para el país.

El Gobierno francés: "El asunto no está cerrado"

"Está claro que el Estado [francés] tendrá voz" en la decisión sobre la operación, ha reconocido el presidente de Alstom, Patrick Kron, en una rueda de prensa telefónica, después de que el Gobierno galo haya pedido a la dirección de Alstom que se tome su tiempo para examinar todas las ofertas que hay sobre la mesa.

Así,  Alstom ha anunciado que creará un comité independiente "para proceder, desde ahora y hasta finales de mayo, a un examen profundo de la oferta".

La decisión de Alstom no implica cerrarse a otras ofertas que pudieran llegarles, como la que podría realizar la alemana Siemens, lo que ha llevado al primer ministro francés, Manuel Valls, a señalar que la empresa "ha escuchado" al Gobierno y a felicitarse porque "no haya una negociación exclusiva" con General Electric ni se haya comprometido con la estadounidense de manera inmediata.

También el ministro de Economía de Francia, Arnaud Montebourg, ha confirmado también que el asunto "no está cerrado". "Damos la bienvenida a los inversores, ya sea Siemens o General Electric, pero defendemos nuestra soberanía como hacen todos los Estados, y eso es natural y legítimo", ha señalado Montebourg en la Asamblea Nacional.

Siemens ofrece cambiar energía por trenes y metros

Mientras tanto, el gigante alemán ha reiterado este martes por la tarde su interés por adquirir la parte energética. En un mensaje remitido el martes al consejo de administración de la compañía francesa, el gigante alemán mejoró su proposición anterior: mantenía la valoración de sus actividades energéticas entre 10.500 y 11.000 millones de euros, pero a la cesión ya anunciada del negocio de alta velocidad ferroviaria añadía el de los trenes de metro que posee.

Para concretar su oferta y presentarla en firme, la alemana ha solicitado cuatro semanas para analizar las cuentas de la compañía francesa y diseñar un plan que pueda competir con el de General Electric.

El consejo de administración no ha respondido expresamente al mensaje de Siemens, pero ha indicado que no cierra la puerta a ofertas "no solicitadas" que pudieran presentarse. En su nota asegura haber recibido una declaración de interés de Siemens y le garantiza que podrá acceder a la información para, "en su caso, presentar una oferta en firme".

Desde la empresa alemana se han mostrado "decepcionados por la falta de cooperación" del presidente de Alstom, Patrick Kron.

El mantenimiento del empleo, prioritario

En su comunicado, el máximo órgano directivo de Alstom ha asegurado que, ocurra lo que ocurra, el mantenimiento del empleo será una de sus prioridades. Precisamente, ese punto fue uno de los que centró la reunión del pasado lunes entre el presidente francés, François Hollande, y los máximos responsables de Siemens y General Electric.

Alstom asegura en su nota que, gracias a la operción, podría "reforzar sus actividades de transporte, dándoles medios para un desarrollo ambicioso, pagar su deuda y distribuir dividendo a sus accionistas".

En otra nota emitida en paralelo, General Electric ha confirmado que el grupo francés ha acogido "positivamente" su oferta. La empresa estadounidense señala que Bouygues -que posee el 29% de Alstom- "apoya esta operación", que se traducirá -asegura la compañía- "en un aumento del número de empleos en las actividades afectadas".

La Autoridad de Mercados Financieros ha ordenado que Alstom vuelva a cotizar en la Bolsa de París, que llevaba suspendida desde el pasado 25 de abril.

Noticias

anterior siguiente