Enlaces accesibilidad

Malasia amplía la búsqueda del avión a un amplio mapa entre el Caspio, el Índico sur y Oceanía

  • Hasta 26 países participan en el operativo de búsqueda
  • Las últimas palabras fueron del copiloto y dos minutos se cortó la señal
  • El avión podría haber volado por debajo de 1.500 metros para evitar los radares

Por
Ya son 25 los países que buscan el avión malasio desaparecido

Las pistas sobre el paradero del avión MH370, desaparecido hace nueve días cuando viajaba de Kuala Lumpur a Pekín no permiten establecer unas coordenadas precisas para su localización, sino más bien al contrario, lo que aumenta las dificultades de un operativo al ritmo que este aumenta en amplitud en el mapa. Este lunes, Malasia ha anunciado que han variado las operaciones de búsqueda para registrar partes de Asia y el océano Índico, mientras prosigue la investigación de la tripulación y los pasajeros.

El ministro de Defensa y titular interino de Transportes de Malasia, Hishamudin Husein, ha explicado en rueda de prensa en Penang que el Boeing 777-200 podría encontrarse en un punto entre Laos, si viajó hacia el norte a velocidad mínima, y el mar Caspio, si aprovechó la máxima aceleración. De haber virado al sur, habría llegado al este de la isla indonesia de Sumatra, a velocidad mínima, o al sur del Índico.

Un mapa que abarca zonas marítimas y terrestres y tan amplio que supone todo un reto diplomático y logístico, según ha reconocido el ministro malasio, en una operación multinacional en la que participan ya 26 países para encontrar el avión en el que viajaban 239 personas. Además, un equipo de tres investigadores que participaron en la búsqueda del avión de Air France que se estrelló en el Atlántico en junio de 2009 han llegado este lunes a Malasia para colaborar en el operativo.

Las últimas palabras fueron del copiloto

Ante la falta de certezas y las críticas crecientes hacia la gestión que Malasia ha hecho de la crisis, el Gobierno de China ha urgido este lunes al de Malasia a ejercer "una mejor coordinación" de las labores de búsqueda del MH370, y ha informado de contactos unilaterales con otros países para coordinar las labores de rastreo.

"Tras el aumento del área de búsqueda, la situación se hace más difícil, así que esperamos que Malasia coordine mejor los esfuerzos y dé una información más exacta", ha dicho el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Hong Lei. También ha reconocido que embajadores chinos en países de la región han contactado por cuenta propia con otros gobiernos para que ofrezcan a Pekín asistencia e información en el operativo de búsqueda.

Y, mientras, la aerolínea ha ofrecido una nueva pista: las últimas palabras recibidas desde el avión malasio fueron pronunciadas por el copiloto. El capitán Zaharie Ahmad Shah y su copiloto Fariq Abdul Hamid son los principales objetos de investigación y una de las cuestiones principales es saber quién controlaba el avión cuando cambió de rumbo. El último mensaje recibido desde la cabina decía "todo bien, buenas noches" y se produjo en el mismo periodo en el que los sistemas de señales principales del avión fueron manualmente desconectados.

"Las investigaciones iniciales indican que fue el copiloto quién habló", ha dicho el CEO de la compañía aérea Ahmad Jauhari. La última señal del sistema de comunicación del avión (ACARS) se recibió 12 minutos antes de las últimas palabras del copiloto. El equipo que muestra la localización del avión fue apagado justo dos minutos después de que se recibiera la voz.

El avión descendió para evitar los radares

Además, los medios locales han informado de otro detalle.Nuevas informaciones publicadas por el diario singapurés New Straits Times apuntan a que el MH370 podría haber descendido hasta los 5.000 pies de altura (1.500 metros) para evitar ser detectado por los radares comerciales mientras cambiaba de rumbo con destino a un paradero desconocido, según el análisis de los datos del avión, una tesis que el ministro de Defensa malasio no ha querido desmentir o confirmar.

Los investigadores indican que este "enmascaramiento" había servido a la aeronave para sobrevolar la bahía de Bengala y dirigirse al norte tierra a dentro.

"La persona al mando del avión tiene un sólido conocimiento de navegación y radares, dejó una pista limpia", declaró un funcionario bajo condición de anonimato al diario New Straits Times.

Esta forma de volar es muy peligrosa, subraya la información del medio, especialmente en condiciones de poca luz, además de suponer gran tensión a la estructura del avión, especialmente del tamaño de un Boeing 777 como el desaparecido.

La aeronave desapareció del radar unos 40 minutos después de despegar, aunque se cree que pudo volar varias horas más y sobre al menos dos países, además de Malasia, sin ser detectado, señalan los expertos al medio singapurés.

Búsqueda del avión en dos corredores

Malasia informó el sábado de que el avión probablemente siguió volando varias horas en dos posibles direcciones (noroeste o suroeste) aun después de que los radares perdieran contacto con él, por lo que China, como otros países de la región, ha desplazado al oeste el área de búsqueda del vuelo MH370.

El misterio del vuelo MH370 da un giro hacia el oeste

"Nuestro foco ya no está en el Mar del Sur de China", ha confirmado el portavoz, quien ha insistido en que hallar el avión es aún una máxima prioridad para Pekín (154 pasajeros a bordo son chinos) y que "mientras haya un rayo de esperanza continuaremos esforzándonos al cien por cien".

Los nuevos datos facilitados por el análisis de los satélites abrieron el fin de semana dos zonas de investigación: una franja que va del norte de Tailandia hasta Kazajistán y Turkmenistán, y otro corredor que parte de Indonesia y se adentra en el sur del océano Índico, al oeste de Australia.

Noticias

anterior siguiente