Anterior Rovira deja claro que ERC descarta la vía unilateral y no pone fecha para alcanzar la independencia Siguiente Cuatro heridos en un "intento de atentado terrorista" con explosivos en el centro de Nueva York Arriba Ir arriba
El Parlamento portugués aprueba un referéndum sobre adopciones en matrimonios homoxesuales

El Parlamento portugués aprueba someter a referéndum las adopciones por homosexuales

  • Los colectivos de gays rechazan que se retrase la legislación a una consulta

  • Portugal es uno de los pocos países europeos que no tiene resuelta este tema

|

El Parlamento de Portugal ha aprobado una propuesta del gobernante Partido Social Demócrata (PSD, centro derecha) para someter a referéndum popular la adopción y la co-adopción por parejas del mismo sexo. Portugal es junto a Ucrania, Rumanía y Rusia, el único país europeo que no tiene resuelta esta cuestión.

La decisión de convocar el referéndum ha levantado una enorme controversia a nivel político en el país, donde los matrimonios homosexuales son legales desde el año 2010 pero por el momento no se permite la adopción, e incluso ha revelado fisuras en la coalición conservadora en el Ejecutivo.

Mientras que el PSD votó a favor, sus socios en el Gobierno del CDS-PP (la fuerza más a la derecha del arco parlamentario) optaron por abstenerse, aunque alguno de sus diputados manifestó directamente su oposición a la iniciativa y la calificó de "lamentable".

Incluso dentro del propio grupo socialdemócrata se produjeron fisuras, aunque por el motivo contrario. Nada más terminar la votación, su vicepresidenta en el Parlamento, Teresa Leal Coelho, quien defiende la co-adopción por personas del mismo sexo, ha anunciado que deja el cargo por manifestarse "frontalmente en desacuerdo" con la convocatoria de un referéndum en este caso.

En contra del referéndum votó toda la oposición de izquierdas, que aprobó hace cuatro años las uniones homosexuales -con el rechazo de PSD y CDS-PP- y que ahora se muestra favorable a regular su derecho a adoptar, y rechazan que este derecho se aplace hasta la convocatoria de un referéndum. Critican, además, que estén recortando pensiones y ahora quieran gastar 10 millones de euros en la consulta.

Los colectivos de homosexuales no quieren esperar más

De hecho, el pasado mes de mayo los marxistas y ecologistas presentaron varias mociones sobre esta materia, y una de ellas, la que trataba la co-adopción, fue aprobada casi por sorpresa con el voto a favor de algunos diputados conservadores.

Esta disposición permitía a un miembro de la pareja adoptar los hijos que ya se encuentran bajo la tutela legal del otro cuando ejerza la "responsabilidad parental" y si el menor lo acepta, en caso de ser mayor de 12 años.

Sin embargo, el pasado mes de octubre los partidos conservadores lusos rechazaron admitir a votación final esta iniciativa y decidieron aplazarla. Los diputados pertenecientes a las "juventudes" del gobernante PSD abogaron por someter a consulta popular esta materia, una propuesta que finalmente ha sido aceptada.

Hay familias, como la de Fabila, que no pueden esperar a que se convoque el referéndum. Le diagnosticaron un cáncer de mama en verano y como madre biológica de dos niños, se siente vulnerable.

"Yo soy la madre legal de estos niños y si me hubiese muerto o me muero ahora se quedan sin protección porque el Estado no reconoce a la otra figura parental, a la otra persona a la que también llaman 'mamá' desde que nacieron", afirma la mujer a TVE (ver vídeo).

"El colectivos de gays y lesbianas ha llevado ante los tribunales al Estado portugués por estar perjudicando a las familias homosexuales como la de Fabila", informa desde Lisboa la corresponsal de TVE, María Oña.

El visto bueno imprescindible del católico Cavaco Silva

La convocatoria del referéndum, no obstante, será primero revisada por el Tribunal Constitucional y necesitará posteriormente del visto bueno del jefe del Estado, el también conservador Aníbal Cavaco Silva, quien ya se mostró en contra de la ley del matrimonio homosexual.

El presidente, católico practicante, acabó promulgando la norma, aunque no sin antes insistir en su desacuerdo por considerar que la fórmula aprobada no respetaba "la institución matrimonial como unión entre hombre y mujer".

"¿Está de acuerdo con que el cónyuge o la pareja del mismo sexo pueda adoptar el hijo de su cónyuge o pareja?" y "¿está de acuerdo con la adopción por parte de parejas, casadas o unidas de hecho, del mismo sexo?", son las dos preguntas que se prevé realizar a los portugueses para que decidan con sus votos el futuro de esta ley.

Diferentes constitucionalistas y algunos diputados ya han advertido de que las preguntas podrían no ajustarse a la legalidad, ya que la regulación de los referendos en el país exige que se interrogue sobre una única materia.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente