Enlaces accesibilidad

El embajador español en Panamá: "Si se paran las obras del Canal, perdemos todos"

  • Considera que resta tiempo suficiente para "retomar la negociación"
  • Señala que la ruptura costaría "mucho más" que un acuerdo sobre los costos

Por
Las mañanas de RNE - El embajador español en Panamá: "Si se paran las obras del Canal, perdemos todos"

El Gobierno español está dispuesto a mediar entre Panamá y Sacyr para resolver el conflicto que amenaza con paralizar la ampliación del Canal, según ha señalado en Radio Nacional el embajador español en el país centroamericano, Jesús Silva, quien ha asegurado que si se detienen las obras todos pierden.

"Hay que hacer entender a todas las partes que con la resolución del contrato todos perdemos, es decir, que pierde por supuesto el consorcio, que pierde la imagen de las empresas españolas, que pierde por supuesto la Marca España, pero pierde mucho también Panamá y pierde mucho la imagen del Canal", ha explicado Silva.

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, ha anunciado que viajará a España e Italia para exigir a sus gobiernos que pidan a sus empresas que cumplan con el contrato de ampliación del Canal de Panamá, cuyas obras podrían paralizarse este mes, según anunció el consorcio internacional encargado de su ejecución, debido a "sobrecostos" que cifró en 1.625 millones de euros.

El Grupo Unidos por el Canal (GUPC), que además de Sacyr integran la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña CUSA, envió el pasado 30 de diciembre una carta de preaviso a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) en la que anunciaba que suspenderá la construcción del tercer juego de esclusas en 21 días ante la falta de respuesta por parte de esa Autoridad de sus reclamaciones económicas.

El embajador ha señalado que no es un tema "nuevo", sino que se venía "larvando desde hace tiempo", pero considera que resta tiempo suficiente para "retomar la negociación, porque ahora mismo se ha roto" y que ha dicho que existen contactos entre los Gobiernos de España y Panamá para que las partes se vuelvan a sentar y retomen un proyecto que beneficia a todos, "el más importante que han encarado los panameños en los últimos cien años".

La ruptura saldrá más cara

"Cualquier solución de ruptura va a costar mucho más dinero y mucho más tiempo de lo que costaría llegar a un acuerdo sobre un sobrecosto que, en todo caso, supondrá una pérdida asumible para el consorcio".

Según el representante diplomático español, el Gobierno de Mariano Rajoy está estudiando la situación y sopesa que la ministra de Fomento, Ana Pastor, viaje en los próximos días a Panamá y se entreviste con todas las partes. También se espera que el presidente de Sacyr, Manuel Manrique, viaje al país centroamericano.

"Vamos a intentar favorecer que se vuelva a producir un diálogo, sabiendo que se trata de un conflicto entre un contratista privado y una empresa", ha afirmado Silva, que espera que se puedan reconocer sobrecostos al consorcio.

Para Silva, se trata de un tema complejo, no achacable únicamente a lo que se calificado como una "oferta temeraria" por parte de Sacyr.

"Hay muchos factores, algunos atribuibles al contratista, otros a las circunstancias, otros también a la ACP, que a juicio de los contratistas ha introducido elementos conflictivos en la relación, desde el primer momento, el mecanismo de disputas arbitrales que ha retrasado y encarecido cualquier reclamo", ha considerado el embajador de España en Panamá.

Noticias

anterior siguiente