Enlaces accesibilidad

La UE llega a Vilna para recuperar a Ucrania de la orbita rusa

  • Kiev argumentó motivos económicos para suspender la firma de acuerdo
  • Bruselas acusa a Moscú de presionar a Ucrania para que no firme
  • Georgia ha firmado un preacuerdo de asociación

Por
La UE llega a Vilna para recuperar a Ucrania de la orbita rusa

“La puerta aún está abierta para Ucrania”, ha dicho este jueves la canciller alemana, Ángela Merkel, a su llegada a Vilna para participar en la reunión con los líderes de los países del este. No en vano, la cumbre de la Unión Europea con los países de la Asociación Oriental ha comenzado este jueves ensombrecida por la decisión de los líderes ucranianos de renunciar en el último momento a asociarse con los Veintiocho, fiasco del que Bruselas culpa a Rusia. Mientras, en Kiev continúan por sexto día consecutivo las manifestaciones de los opositores pro-europeistas, las mayores movilizaciones desde la llamada 'revolución naranja'.

"No tengo esperanzas de que Ucrania vaya a firmar este viernes el Acuerdo de Asociación con la UE", ha afirmado  Merkel, que se reunirá el viernes con el presidente ucraniano, Víctor Yanukóvich.  La presidencia lituana de turno de la UE tenía muchas esperanzas puestas en esta cumbre, que debía consumar el acercamiento a la Unión de las seis antiguas repúblicas soviéticas europeas y caucasianas y, además, la firma del polémico acuerdo por parte de Ucrania.

La cumbre, a la que asisten también el presidente francés, François Hollande, y el primer ministro británico, David Cameron, ha arrancado con una cena de trabajo en el Palacio de los Grandes Duques de Lituania. Durante estos días, numerosos funcionarios europeos han intentado que el Gobierno ucraniano cambiase de opinion. "Lamentamos la decisión de Ucrania. Pero creo que tarde o temprano Ucrania tendrá que revisar su decisión", dijo el comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht.

Motivos estrictamente económicos

Con una población de 45 millones de personas, Ucrania es, con diferencia, el país más grande y poderoso de las seis antiguas repúblicas soviéticas que participan en la Asociación Oriental. La organización agrupa además a Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Georgia y Moldavia, y de ahí la importancia de su renuncia a firmar -de momento, como aseguran sus autoridades- el acuerdo con la UE.

El Gobierno de Kiev argumento motivos de carácter estrictamente económico para suspender la firma de acuerdo, que se negoció durante años y que hubiera supuesto un paso gigantesco en el acercamiento de Ucrania a la UE. "Cuando alcancemos un nivel (económico) que sea confortable para nosotros, cuando éste sirva a nuestros intereses, cuando acordemos condiciones normales, entonces hablaremos de la firma (del acuerdo)" declaró el presidente de Ucrania, Víctor Yanukóvich, en vísperas de su viaje a Vilna.

Seis días de manifestaciones

En Kiev, manifestantes pro-europeos continúan manifestándose por sexto día consecutivo para exigir al gobierno de su país que rectifique. La oposición ucraniana demandó también este martes la liberación de la encarcelada ex primera ministra Yulia Timoshenko, que se declaró en huelga de hambre en apoyo a las manifestaciones y a la firma de un Acuerdo

Según Bruselas, el plantón ucraniano se debió a las presiones de Rusia, algo que ha negado el presidente ruso, Vladimir Putin. Los presidentes de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, y del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, han manifestado que la UE "desaprueba con fuerza la postura de Rusia" y recalcaron que Ucrania tiene que decidir "libremente qué tipo de compromiso busca con la Unión Europea".

Por su parte, el comisario europeo de Política de Vecindad, Stefan Füle, ha rechazado este jueves las excusas presentadas por Ucrania para no firmar el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea (UE) sobre un supuesto alto coste para la economía nacional. "Las alusiones a unas supuestas grandes pérdidas para la economía de Ucrania en relación con el Acuerdo de Asociación no están fundadas y no son convincentes", ha afirmado Füle a la agencia rusa Interfax antes del inicio en Vilna de la cumbre.

Füle ha puesto en duda la existencia de datos y cifras de pérdidas debido a las medidas proteccionistas que Rusia amenazó con imponer en caso de que Kiev firmara dicho acuerdo con los Veintiocho durante la cumbre de Asociación Oriental en Vilna.

"Últimamente me he topado con muchas cifras irreales que interpreté como una muestra de pánico. Ya en el primer año de aplicación preliminar del acuerdo de libre comercio los exportadores ucranianos hubieran ahorrado en aranceles 500 millones de euros y el PIB hubiera crecido un 6,2 % a largo plazo", ha asegurado.

“Limosna de para un pedigüeño”

Mientras, el primer ministro ucraniano, Nikolái Azárov, ha calificado de "limosna para un pedigüeño" los 1.000 millones de euros que Bruselas le ofreció a Kiev como compensación. El funcionario ha recordado que "la UE es la mayor fuente de ayuda internacional técnica y financiera de Ucrania, y eso es algo evidente".

"Desde el momento de la independencia en 1991, la UE apoyó las reformas y la modernización de Ucrania, concediéndole más de 3.300 millones de euros en subsidios", ha destacado. Además, ha agregado, el Banco Europeo de Inversiones y el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo le concedieron 10.500 millones de euros en créditos, sin contar con la asistencia bilateral de los países miembros.

"Estoy decepcionado de que el dinero que necesitan los empresarios ucranianos para la reforma se considere gasto y no inversión. La economía ucraniana necesita grandes inversiones, pero esto no son gastos (...), sino futuros ingresos, es decir, más crecimiento, trabajo y mayor riqueza para el país y su pueblo", ha señalado el comisario europeo.

Georgia y Moldavia alcanza un preacuerdo de asociación

Sin embargo, la crisis ucraniana no parece afectar a otras repúblicas exsoviéticas, como es el caso de Georgia. Horas antes del inicio de la cumbre, la Unión Europea (UE) y los países de Georgia y Moldavia han logrado alcanzar un preacuerdo de asociación.

"Este no es un acuerdo sobre el ingreso de Georgia en la UE, pero con este documento el proceso de integración adquiere un carácter irreversible", ha asegurado David Zalkaliani, viceministro de Exteriores georgiano.

El diplomático aseguró que con este documento, cuya firma tendrá lugar mañana, viernes, el país del Cáucaso ya "se encuentra dentro de los marcos jurídicos de la integración en la UE".

Noticias

anterior siguiente