Enlaces accesibilidad

Pensiones, desempleo e intereses de la deuda suponen más de la mitad del gasto presupuestado

  • Las tres suponen el 54,6% del gasto presupuestario previsto para 2014
  • Las pensiones subirán un 0,25% en el año 2014, el mínimo previsto
  • "No habrá subidas de impuestos ni existe 'plan B'", dice el titular de Hacienda
  • El Ejecutivo destaca que están basados en el compromiso con bajar el déficit

Por
Las pensiones suponen más de un tercio del total del gasto presupuestado para 2014

Las pensiones -que subirán un 0,25%-, la prestaciones por desempleo y el pago de los intereses de la deuda pública -que llegará a ser casi del 100% del PIB- suponen el 54,6% del gasto presupuestario previsto para el año que viene. Así se desprende del proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2014, "los (Presupuestos) de y para la recuperación económica", según el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, un crecimiento económico que pasa, a su entender, "por la reducción el déficit", que deberá ser del 5,8% del PIB en el conjunto de las administraciones.

"Son los Presupuestos que facilitan la vuelta del crecimiento económico y de la creación de empleo. Y lo hacen asentando las premisas sobre las que hemos construido los presupuestos de toda esta legislatura: el rigor, la austeridad y el compromiso con la reducción del déficit público. No había otra puerta para salir de esta crisis", ha insistido el titular de Hacienda, que también ha señalado el problema de la deuda.

Montoro: hay que limitar la deuda pública, que vendrá por la reducción del déficit

Los Presupuestos detallan que la deuda pública escalará al 99,8% del PIB al cierre de 2014, lo que supone aproximadamente 1,05 billones de euros, determinado por las necesidades de endeudamiento de las Administraciones Públicas, pero en todo caso ha señalado que el pago de intereses será "asimilable" (36.590 millones).

El ministro ha incidido en que la rebaja en el pago por la deuda española se debe a "un nuevo clima de confianza" en los mercados que se ha traducido en un descenso de la prima de riesgo y un escenario favorable para que el Tesoro cubra las necesidades de financiación pública, unas necesidades que superarán los 240.000 millones en 2014.

Partidas sociales

Las cuentas del año que viene tienen, según el Gobierno, un importante carácter social y un gasto en este aspecto que sube un 4,4% respecto a 2013, sobre todo por la mayor asignación a pensiones (que crecerán un 0,25%, el mínimo que establece la reforma propuesta por el Ejecutivo) y desempleo, que incluye un aumento en becas o investigación, pero que también incluye recortes en otras partidas como las políticas de servicios sociales y acción social, que bajan un 36,4%.

El Gobierno estima una recaudación tributaria en 2014 un 2,4% superior a la de 2013

Para cumplir con el déficit comprometido con Bruselas, el Gobierno espera que la recuperación económica permita que aumente la recaudación tributaria sin tener que subir más los impuestos, pero sí un aumento en cinco puntos de la base máxima de cotización.

Por todo ello el Estado prevé ingresar 128.160 millones de euros, el 1,3% más respecto al avance de liquidación de 2013, gracias al impacto en la recaudación de las medidas fiscales adoptadas y al "moderado" aumento de las bases imponible.

Montoro: "No habrá subidas de impuestos ni existe 'plan B'"

Y propone recortes en los Ministerios del 4,7%, con Sanidad y Exteriores a la cabeza, así como la congelación de las retribuciones del personal al servicio de la Administración Pública y la no reposición de los empleos públicos, medidas que rebajarán los gastos de personal del Estado en un 0,3%, hasta 15.795,88 millones. Otra de las medidas es una reducción de la inversión directa en infraestructuras.

Otras partidas

Además, de las pensiones y de las prestaciones para desempleo, el Ejecutivo aumenta el presupuesto de otras políticas de gasto social, como el acceso a la vivienda y fomento de la edificación, que sube un 4,4%, hasta los 799,64 millones.

También sube un 0,8% Agricultura, Pesca y Alimentación (7.720,53 millones), y registra un fuerte incremento del 26,4% Industria y Energía, hasta 5.781,59 millones de euros, fundamentalmente para pagar el déficit de tarifa.

En Comercio, Turismo y pymes el presupuesto crece un 5%, con 934,2 millones de euros, mientras que el gasto en investigación civil se sitúa en 5.633,15 millones, un 1,3% más, y el de investigación militar aumenta un 39,5%, con 506,84 millones.

Por lo que respecta a los servicios públicos básicos, el Presupuesto desciende en todos los apartados, con una reducción del 2,7% en Justicia (1.500,75 millones), del 2,3% en Defensa (5.654,45 millones), del 0,3% en Seguridad ciudadana e instituciones penitenciarias (7.880,95 millones) y del 6,7% en Política Exterior (1.395,19 millones).

También se recortan o se congelan los presupuestos de varias instituciones, como la Casa del Rey, que bajará un 1,89% en 2014 hasta situarse en cerca de 7,78 millones de euros frente a los 7,93 millones de 2013. El Gobierno, por su parte, se congelan los salarios y las Cortes Generales, es decir, el Congreso y el Senado, recibirán una partida de 201,29 millones de euros, 70.000 euros menos que este año.

Desde la oposición se ha criticado con dureza el proyecto de ley. El PSOE considera que los Presupuestos Generales para el año 2014 no son los "presupuestos de la recuperación", tal y como ha dicho el Gobierno, sino que consolidan "el ajuste duro, ineficiente y suicida del Gobierno". Para el coordinador federal de IU, Cayo Lara, los presupuestos son las cuentas públicas de las tres "pes": paro, pobreza y pesimismo.

Duras críticas de la oposición política y los sindicatos a los presupuestos del Estado

Tramitación parlamentaria

Tras el registro del proyecto de ley, efectuado este lunes, el Congreso empezará su tramitación esta misma semana, con las comparecencias en la Comisión de Presupuestos de los ministros y de otros responsables como el gobernador del Banco de España.

El debate de las enmiendas de totalidad en el Pleno se celebrará la semana del 22 al 24 y la semana siguiente la comisión parlamentaria comenzará a revisar las enmiendas parciales que presenten los grupos, de tal modo que el dictamen quede aprobado en el órgano que preside Alfonso Guerra en la primera semana de noviembre, para ser elevado y discutido en el Pleno del 12 al 14 de dicho mes, con presencia de todos los ministros.

Una vez superado ese trámite, el proyecto de ley será remitido al Senado, donde deberá pasar por los mismos pasos. Con las enmiendas que se incorporen en la Cámara Alta, los Presupuestos regresarán al Congreso, que someterá el texto a un nuevo debate en Pleno previo a su aprobación definitiva, que tendrá lugar en la última sesión del año, en la semana del 17 al 19 de diciembre, para que puedan entrar en vigor el 1 de enero.

Noticias

anterior siguiente