Enlaces accesibilidad

La promotora de Eurovegas paga 47 millones de dólares para evitar un juicio por blanqueo

  • Incumplió la ley que obliga a los casinos a informar de dinero "sospechoso"
  • Los fondos investigados procedían de un cliente vinculado con el narcotráfico
  • El empresario mexicano Zhenli transfirió 45 millones a sus casinos en 2 años

Por
La promotora de Eurovegas paga 47 millones de dólares a EE.UU. para evitar un juicio por blanqueo
The Venetian, uno de los casinos de Las Vegas Sand que recibió depósitos de origen "sospechoso".

La compañía Las Vegas Sands, promotora del proyecto Eurovegas en Madrid, ha acordado con las autoridades estadounidenses el pago de 47 millones de dólares a cambio de evitar un juicio por un caso de blanqueo de capitales relacionado con uno de los clientes de sus casinos, según ha informado este martes la Fiscalía de Los Ángeles.

La empresa alcanzó un acuerdo la noche del lunes con las autoridades federales para zanjar una investigación criminal abierta hace un año ante las evidencias de que no cumplió con las leyes que regulan las actividades de los casinos tras recibir dinero en "circunstancias sospechosas". Las sumas investigadas en ese proceso se relacionaron posteriormente con el narcotráfico.

"Lo que pasa en Las Vegas ya no se queda en Las Vegas", ha asegurado el fiscal André Birotte Jr., quien puso este caso como ejemplo. "Todas las compañías, especialmente los casinos, están ahora sobre aviso de que las leyes de EE.UU. contra el lavado de dinero se aplican a todo el mundo, incluso si una empresa se arriesga a perder a uno de sus clientes más rentables", ha precisado Birotte.

Transferencias de millones de dólares desde México

El cliente en cuestión al que se atribuye el blanqueo es Zhenli Ye Gon, un empresario mexicano nacido en Shanghai que, entre febrero de 2005 y marzo de 2007, transfirió 45 millones de dólares a los casinos de la empresa Las Vegas Sands y realizó depósitos valorados en 13 millones de dólares a través de cheques. En esos años, Zhenli era el jugador que mayores sumas de dinero en efectivo había depositado en el Casino Venetian, propiedad del grupo presidido por Sheldon Adelson, que también posee el Palazzo.

Los capitales llegaban desde dos bancos y siete casas de cambio en México, aunque, en algunos casos, el dinero pasaba por una empresa subsidiaria de Las Vegas Sands en Hong Kong antes de llegar a sus cuentas en EE.UU.

Los casinos aceptaron el dinero, aunque había irregularidades a la hora de determinar los beneficiarios.

Durante la investigación, los inspectores descubrieron que Zhenli llegó a explicar al personal de Las Vegas Sands que realizaba sus transferencias poco a poco para no alertar a la Policía.

La actual normativa de EE.UU. sobre actividades bancarias exige a los casinos que facturan al menos 1 millón de dólares que informen a las autoridades cuando "saben, sospechan o tienen razón para sospechar" que un cliente está envuelto en actividades ilícitas.

Acusaciones de narcotráfico

En marzo de 2007 se registró la vivienda de Zhenli Ye Gon en Ciudad de México y se requisó la cifra récord de 207 millones de dólares en efectivo.

Después, fue acusado de narcotráfico en el Distrito de Columbia -donde se inscribe la capital de EE.UU., Washington-, aunque el caso fue desestimado en 2009, y está pendiente de extradición a México donde se le requiere para responder de cargos similares.

Las Vegas Sands -que según el acuerdo, tendrá que abonar a EE.UU. los 47 millones de dólares en los próximos diez días- ha admitido su error al no darse cuenta en su totalidad "de la naturaleza sospechosa de la información o la falta de ella", y ha reconocido que tenía que haber dado parte a las autoridades en su momento. La Fiscalía ha destacado la cooperación de Las Vegas Sands en la investigación.

A comienzos de este año, Las Vegas Sands advirtió de que sus negocios en Estados Unidos, China y Singapur se enfrentan a múltiples riesgos que, si se concretan, pueden reducir su capacidad de financiar nuevos proyectos como el de Eurovegas, previsto en la localidad madrileña de Alcorcón.

En el informe anual de sus cuentas presentado en la Comisión del Mercado de Valores estadounidense (SEC, por sus siglas en inglés), la compañía avisaba de que nuevas restricciones del crédito o el empeoramiento de la situación económica pueden complicar la refinanciación de la elevada deuda del grupo, situada en 10.130 millones de dólares a 31 de diciembre de 2012. (Ver documento en pdf.)

Noticias

anterior siguiente