Enlaces accesibilidad

Bradley Manning, condenado a 35 años de prisión por la filtración a WikiLeaks

  • El tribunal militar lo sentencia por espionaje y lo expulsa del Ejército
  • Le reduce la pena porque fue sometido a malos tratos en prisión

Por

El soldado estadounidense Bradley Manning ha sido condenado por una corte militar a 35 años de prisión y expulsado del Ejército con deshonor por la filtración de más de 700.000 documentos clasificados al portal WikiLeaks.

Manning se enfrentaba a un máximo de 90 años tras ser declarado culpable a finales de julio de varias violaciones de la ley de espionaje por el robo de información gubernamental cuando estaba destinado como en guerra de Irak como analista, aunque fue absuelto del cargo más grave, el de ayuda al enemigo.

La juez militar del caso, la coronel Denise Lind, ha leído este miércoles la sentencia en poco menos de dos minutos. Manning, de 25 años, no ha mostrado reacción visible ante la condena, que se verá reducida en poco más de tres años y medio por el tiempo ya pasado en prisión desde su detención en mayo de 2010 en Irak y por el los abusos que sufrió durante su primer año casi entero en aislamiento, informa Efe.

Esto quiere decir que por este último motivo, que provocó una condena del relator de la ONU para la tortura, le reducen poco más de tres meses de condena.

Además, la jueza ha ordenado que Manning sea expulsado con deshonor de las Fuerzas Armadas por estos delitos. Su caso pasará ahora automáticamente a un tribunal de apelaciones del Ejército, según Efe.

Precedente para otras filtraciones

La fiscalía, que representa al Gobierno, pidió esta semana que Manning fuera condenado al menos a 60 años en una cárcel militar, mientras que la defensa consideraba que su condena no debía exceder los 25 años que serían necesarios para que los documentos que filtró sean desclasificados.

Previsiblemente, el soldado, que durante el juicio se inculpó de los cargos más graves y pidió perdón y una segunda oportunidad, deberá cumplir un tercio de la condena antes de poder optar a la libertad condicional, informa Efe. La lectura de la sentencia pone fin a casi tres meses de juicio castrense y casi año y medio de preparación de un complejo proceso que es visto como un precedente único ante futuros intentos de denunciar abusos militares ante la opinión pública.

Además, desde WikiLeaks sus abogados consideran que el juicio contra Manning intenta sentar las bases para un eventual procesamiento del fundador del portal, el australiano Julian Assange, que ha sido presentado por la acusación como cómplice en las filtraciones.

Desde su puesto de analista de inteligencia en Irak, que ocupó durante algo más de medio año hasta su detención, Manning recopiló y transfirió a WikiLeaks casi medio millón de registros de las guerras de Irak y Afganistán, más de 250.000 cables diplomáticos o el vídeo Collateral Murder, en el que una patrulla aérea mató en 2007 al menos a 9 civiles, incluido un fotógrafo de Reuters y su conductor.

Aministía pide su liberación

En reacción a la condena, la organización de defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional ha declarado que el presidente de EE.UU., Barack Obama, debería conmutar la pena por el tiempo que ya ha pasdo en prisión para permitir su libertad inmediata.

“Bradley Manning actuó en la creencia de que podía provocar un debate público sobre el coste de las guerras, y en particular sobre el comportamiento de los militares estadounidenses en Irak y Afganistán (...) Reveló una información que siempre debería ser sujeta al escrutinio público. Por eso, en vez de encerrarle durante década, el Gobierno de EE.UU. debería centrarse en investigar esos abusos realizados en nombre de la lucha contra el terror", ha declarado Widney Brown, responsable de la ONG.

En EE.UU., la Unión de Libertades Civiles también ha condena la sentencia: "Cuando un soldado que compartió información con la prensa y la gente es castigado mucho más duramente que otros que torturaron a prisioneros y mataron a civiles hay algo que está verdaderamente mal en nuestro sistema de justicia", ha dicho Ben Wizner, director del proyecto de Expresión y Privacidad de la ACLU, una de las más antiguas y notorias asociaciones del país.

Por su parte, WikiLeaks ha dicho en Twitter que la condena a 35 años puede considerarse una "victoria estratégica" teniendo en cuenta que puede aspirar a la libertad condicional dentro de menos de nueve años.

Noticias

anterior siguiente