Enlaces accesibilidad

El Museo Picasso de Barcelona celebra sus 50 años de puertas abiertas

  • Un 9 de marzo de 1963 se inauguraba el museo barcelonés
  • Una muestra repasa los orígenes de la creación del museo por deseo del pintor
  • Jaume Sabartés, secretario personal y amigo de Picasso, fue su impulsor
  • Otras dos grandes exposiciones celebran este 2013 el aniversario

Por

El Museo Picasso de Barcelona cumple 50 años de puertas abiertas

Un 9 de marzo de 1963, en un "acto discreto y sin autoridades políticas", se inauguraba el Museo Picasso de Barcelona. Eran los tiempos de la dictadura franquista en España y el malagueño Pablo Ruiz Picasso (1881-1973) era un artista de prestigio mundial y, además, un reconocido comunista.

Aún así, el proyecto pudo salir adelante impulsado por el secretario personal, Jaume Sabartés, y gran amigo del pintor, y por el expreso deseo de este de tener un museo en la ciudad en la que pasó su adolescencia y empezó a formarse académicamente.

Hoy, 50 años después, el Museo Picasso de Barcelona conmemora su aniversario con una jornada de puertas abiertas a los visitantes. Desde las 10.00 a las 20 horas, barceloneses y turistas podrán disfrutar gratuitamente, contando como guías de excepción con los miembros del equipo del museo, de la colección permanente y de la exposición "El Museu Picasso, 50 años en Barcelona. Los orígenes".   

La muestra podrá verse hasta el próximo 9 de junio.

Génesis de un museo

Esta exposición pretende mostrar cómo se trabajó para hacer realidad el deseo de Picasso de que se instalase un museo monográfico en Barcelona, gracias a los esfuerzos, además de Sabartés, de la esposa del artista Jacqueline Picasso, de la sociedad barcelonesa y del Ayuntamiento de la ciudad condal, que actuó con gran discreción en pleno franquismo

Picasso, que había empezado a pintar en su Málaga natal, llegó a Barcelona en 1895, después de pasar antes por la Coruña (1891), siempre arrastrado por los nuevos destinos de su padre profesor de dibujo. En la ciudad condal ingresó en la Escuela de Bellas Artes y, tras saltos a Madrid y París, donde finalmente se instalaría en 1904.  

En Barcelona creó un círculo artístico y de amistades que mantendría para siempre, como la que inició en 1899 con Jaume Sabartés y que mantendrían hasta la muerte de este: se convirtió en secretario personal y biógrafo, además de receptor de muchas de las obras de su amigo. Estas y otras que el propio Picasso donó a Barcelona forman el grueso de la colección del Museo barcelonés.

El notario barcelonés Raimon Noguera, al enterarse de que Sabartés quería donar su colección de obras de Picasso a la ciudad para crear un futuro museo, recabó la ayuda del director de los Museos de Arte de Barcelona, Joan Ainaud, y, junto a otro grupo de personas, presentaron el proyecto al alcalde, Josep Maria Porcioles, que se puso a trabajar con discrección para sacarlo adelante.

El 27 de julio de 1960 quedada constituido el museo monográfico "Pablo Ruiz Picasso" por acuerdo municipal. Poco después arrancaban las obras de rehabilitación del palacio Berenguer d'Aguilar, ubicado en el barrio barcelonés de la Ribera, donde vivió el artista. El 9 de marzo de 1963 se inauguraba.

Todos estos documentos, el que firmó Picasso para autorizar la donación de sus obras o un poema dedicado a Sabartés en 1955, pueden verse en esta exposición, junto a algunos de los retratos, pictóricos o escritos, que de su amigo hizo el artista a lo largo de su vida, como el Retrato azul (1901), que Picasso donó al museo en 1968, tras la muerte de su secretario. También están algunos de los grabados que Sabartés donó, como El toro (1946), En la taberna (1934), El pintor y sus modelos (1954) o Personaje masculino con mujer desnuda (1968).

Otras exposiciones en el 50 aniversario

Este año de celebraciones, el Museu Picasso lo completará con otras dos exposiciones, una sobre autorretratos y otra dedicada al cuadro La vida.

"Yo, Picasso. Autoretratos" abrirá del 29 de mayo al 1 de septiembre y será una muestra monográfica dedicada a este genero artístico, al que el artista malagueño se dedicó durante 78 años, desde su infancia a poco antes de su muerte. La exposición se centra en el autorretrato tradicional y a él se dedicará especialmente hasta 1907, para después decaer su producción y convertirlo en un género complementario.

A esta muestra le dará el revelo la titulada "La vida", del 10 de octubre al 10 de enero de 2014, que gira en torno a la repetición de la imagen de una pareja abrazada en la obras de Picasso de 1902 a 1903, cuyo ejemplo más representativo es la obra La vida, del Museo de Arte de Cleveland, y que puede verse en la muestra en comparación con Terrats de Barcelona, del fondo del museo.

Este 2013 también está de aniversario el otro gran museo dedicado a Picasso en España y creado por expreso deseo del artista, el de su Málaga natal, el Museo Picasso Málaga, que celebra su décimo cumpleaños con varias exposiciones especiales, como la dedicada a la infancia del pintor.

Noticias

anterior siguiente