Anterior Rajoy anuncia que las elecciones generales serán en diciembre "alrededor" del día 20 Siguiente La policía húngara intenta trasladar a la fuerza a cientos de refugiados a centros de acogida Arriba
 Viñetas de 'Nela', de Rayco Pulido
Viñetas de 'Nela', de Rayco Pulido

Rayco Pulido lleva por primera vez a Galdós al cómic con 'Nela'

  • "El simbolismo de la obra es muy fuerte y las posibilidades gráficas muy altas"

  • Su adaptación de 'Marianela' "Está llena de experimentación personal"

|

Rayco Pulido es uno de los autores de cómic más original y arriesgado de los últimos años. Tras desarrollar un nuevo lenguaje en obras como Sin título: 2008-2011 (Edicions De Ponent) ahora se atreve a ser el primero en llevar al cómic una Obra de Benito Pérez Galdós, y además la más adaptada a otros medios como el cine: Marianela, en uno de los cómics del año, que lleva por título Nela (Astiberri)

"Galdós -nos comenta tiene una producción sobrehumana, en cantidad y calidad, 33 novelas, 25 textos teatrales y 46 episodios nacionales, además de multitud de ensayos, artículos etc… Estoy muy lejos de leer toda su obra, pero de lo leído, Marianela es, sin lugar a dudas, la que más posibilidades tenía con respecto a este medio. No sólo se trata de que seas capaz de “ver” la acción, de casi cualquier historia puedes hacer un storyboard, pero esto no es cine. El texto también debe sugerir soluciones propias y exclusivas del cómic. El simbolismo es muy fuerte en Marianela, y la gama de posibilidades gráficas, muy amplia. Tener una estructura tan férrea y sencilla, ayuda a no recrearte demasiado, perdiendo de vista el conjunto".

"¿Mi relación con Marianela? Como gran cantidad de adolescentes canarios, la leí en el instituto, como lectura obligatoria. Por su extensión, sencillez e intensidad, se usa como texto-llave para entrar en la obra de Galdós. El problema es el de siempre, imponer una lectura es la mejor manera de asegurar que ese lector nunca volverá a un autor. Yo redescubrí Marianela siendo docente, apenas recordaba el texto, pero me atrapó de tal forma, que aún no he parado de darle vueltas. Tiene una pulsión que no encuentro en otros textos de Galdós, es un libro raro en su producción. Adorado por el público, infravalorado por la crítica".

La hora del bocadillo - Galdós se adapta al cómic con Rayco Pulido y conocemos la labor de David Macho - 23/02/13

Una historia que sigue de actualidad

Rayco nos recuerda la historia de Marianela: "Transcurre en Socartes, un pueblo minero imaginario inspirado en Reocín (Cantabria), a mitad del S.XIX. Nela es una huérfana de 16 años que, por circunstancias de la vida aparenta 12. De constitución débil, no puede trabajar, casi es la mascota del pueblo. Lo único que sabe hacer es acompañar a Pablo. Pablo es el mejor partido del pueblo, joven, rico, guapo y bueno. Pero el señorito es ciego. Ve por los ojos de Nela, y entre paseo y paseo, se han enamorado. Un reputado oftalmólogo ha llegado a Socartes ¿Con qué intenciones?. El resto, querido lector, está en los libros…

Preguntamos a Rayco si la crisis actual tiene algo que ver con la época de "señoritos" de Marianela: "Es peor, como ciudadano, antes veías el origen de tus desgracias, y si querías arruinarte la vida sabías dónde ir y qué hacer. Ahora tu mal, en última instancia, lo causa un ente abstracto. Nadie tiene culpa de nada, nadie asume responsabilidad por nada. Antes se decía que la envidia es el pecado nacional, yo apuesto por la hipocresía; ¿Quién no hace lo posible por pagar menos impuestos? ¿Y porque te opere determinado médico aunque no te toque?, hecho en falta algo de autocrítica. Aún así, cuando escucho debatir en el congreso sobre corrupción me da la risa, es una broma pesada. Todo el mundo intuye lo que hay que hacer para crecer dentro de un partido. El debate del congreso debería tratar sobre qué grupo tiene mayor número de chapuceros, tontos o descuidados, que se dejan coger".

"A nivel local -continúa Rayco-, creo que estamos igual, de vez en cuando salta alguna noticia en la sección de sucesos que nos recuerda lo que se cuece en los pueblos. La iglesia sigue teniendo mucha influencia, quizás no en la base, cada vez hay menos feligreses, pero sí en las altas esferas. No hay más que ver el tono de muchas de las reformas a las que nos están sometiendo. Casi se ha erradicado el analfabetismo total, pero aumenta el funcional (como exprofesor de secundaria, sé algo de eso). Mucha gente sabe leer y escribir, pero carecen de comprensión lectora, son incapaces de resumir, interpretar o expresarse de manera ordenada".

"Podría seguir y hablar de la “Berlusconización” del país, la influencia que determinadas cadenas de televisión tienen en nuestra sociedad, pero creo que por ahora ya vamos bien servidos. Como nota final, en Misericordia, Galdós describe cómo era la vida antes de tener eso estamos perdiendo, la cohesión social".

"'Marianela' es un caballo ganador, y eso pesa"

Respecto a si la adaptación le ha supuesto un desafío: "Todo es un desafío cuando aprendes a hacer una cosa haciéndola. La prueba es que mis
adaptaciones favoritas las firmó Guido Crepax (Drácula y Frankenstein) y no tienen absolutamente nada que ver con Nela. Quizás, lo más complicado fue sacar la voz del narrador y resolver un montón de “escenas de paseo” sin que dé la sensación de que todo ocurre andando, escapando del plano-contraplano de cabezas parlantes. Potenciar la presencia de Choto y Celipín me ayudó mucho con eso.También es un desafío trabajar bajo la presión que genera adaptar un texto que ha cosechado éxitos en casi todos los lenguajes a los que ha sido trasladado. Es un caballo ganador, y eso pesa".

Rayco es canario, al igual que Galdós, y asegura que la adaptación ha sido muy bien recibida en las islas: "La prensa local se ha volcado con Nela, se han portado muy bien, de manera que me ha tocado sufrir (con gusto) unas cuantas veces delante de un micro. Los “Galdosianos” con los que he hablado, en general tienen buena opinión. No entienden demasiado de cómic, pero ven el potencial del proyecto para pescar nuevos lectores. De las instituciones culturales públicas no sé nada de nada. Quizás sea mejor así, aunque aún conservo la esperanza de exponer originales en la casa donde nació Galdós".

"Nela está repleta de experimentación personal"

Rayco es uno de los dibujantes españoles que más experimenta en sus páginas: "Creo que todos los que hacemos esto, en mayor o menor medida experimentamos con el medio, es una medallita compartida. Probamos cosas nuevas (al menos para nosotros), puede que se hayan hecho ya, pero…¿qué más da?, llegaste ahí siguiendo tu propio camino. Nela está repleta de experimentación personal, pero no sé si aporta algún recurso nuevo al cómic".

"Desarrollar el estilo y el tono -continúa Rayco- son siempre las tareas más delicadas al comienzo de un proyecto. Mucho ensayo y error, mucha frustración. Por más ganas que tengas, hasta que no das con la tecla, no puedes empezar a producir páginas. Tengo un montón de pruebas de estilo y páginas desechadas, de las que daré buena cuenta en el blog. Otro aspecto complicado es el diseño de personajes, jugar con diferentes grados de iconicidad conlleva riesgos, es un “equilibrio inestable”. Luego, los propios personajes (con un poco de ayuda de Garrett Price), determinaron el paisaje".

"Galdós dibujaba desde niño"

Destaca también la rotulación de las páginas: "Es manual -confiesa Rayco-, he utilizado unas cuatro tipografías distintas y un montón de herramientas de dibujo para hacerlas. Un tipo para pensar, dos para hablar y otro para el texto final. No me considero, ni de lejos, buen rotulista, pero opino que es una herramienta demasiado potente como para dejarla en la caja. En la rotulación manual se mezcla la voz del autor con la de los personajes. Te permite pequeñas variaciones imposibles para las fuentes digitales. Separación, tamaño, inclinación…. Eso sí, es un trabajo ingrato, por ese motivo creo que se ha ido abandonando, aunque esa tendencia está cambiando. Eso es bueno, apenas quedan buenos rotulistas clásicos".

Una historia en blanco y negro: "El drama, el tono y el paisaje pedían blanco y negro -asegura Rayco-. Además, yo no acabo de pensar en color. Desde pequeño lo que me gusta es dibujar. Lápiz y papel. Delante del ordenador siempre tengo la sensación de estar perdiendo el tiempo. Soy partidario de que las historias se cuenten con el mínimo indispensable, estoy con la condensación, pero también con la austeridad (una bonita palabra que hoy suena fatal). Tampoco concibo el color únicamente como elemento ambiental o comercial. Desde hace algún tiempo se habla mucho del sentido narrativo del color, eso está bien, si la historia lo pide, debes dárselo, ella manda. Luego el trabajo tendrá que demostrar si era realmente necesario".

Además, Rayco nos recuerda que: "Galdós dibujaba desde niño, fue un dibujante compulsivo mientras su vista se lo permitió. Así que, le guste o no, era dibujante. ¿Si hubiera dibujado tebeos? Lo dudo, su estilo de vida requería mucho dinero, algo que no hay en el cómic. Galdós era un manirroto, amasó fortunas, y se arruinó unas cuantas veces. Trabajó muy duro toda su vida para mantenerse a flote y murió pobre. Que escogieran su imagen para ilustrar el billete de 1000 pesetas, fue una broma macabra".

"Se tiende a ver las adaptaciones como un género menor"

Preguntamos a Rayco por qué, pese a la rica literatura española, hay tan pocas adaptaciones al cómic. "¿Quién es capaz de responder a esa pregunta?... Sólo puedo decir que adaptar (en general, no sólo escritores españoles) no es tarea fácil. Se tiende a ver la adaptación como un ensayo, un género menor, un puente entre dibujar guiones ajenos y desarrollar tu propia obra. Yo he hecho las tres cosas, sin seguir el “orden correcto”, y Nela ha sido, en muchos aspectos, el trabajo más complejo. Aún obviando al público, la responsabilidad de encontrar el equilibrio entre tu voz y la de un escritor (que admiras y que además no puede opinar), genera bastante tensión. Sólo entiendo una adaptación si verdaderamente aporta algo distinto, para resumir el contenido de un libro, mejor vas a la fuente original. Encontrar ese “algo distinto” debe ser el núcleo del trabajo".

"Pero Nela tendría que funcionar muy bien (comercialmente) para volver a plantearme cualquier adaptación literaria -puntualiza Rayco-. Era un reto, y lo hice lo mejor que supe, así que ahora toca otra cosa. Lo que sea por no aburrirme en el tablero y crecer.

Pero actualmente, Rayco, es uno de los más de cinco millones de parados, lo que puede interrumpir una de las carreras más prometedoras del comic español:  "Actualmente no trabajo en nada. Me he prohibido pensar siquiera en nada que no sea sobrevivir. Sé que suena deprimente para terminar la entrevista, pero es lo que hay. Trabajé en Nela como si fuera profesional, jornada completa, tirando de ahorros y subsidio durante casi dos años. Las perspectivas de encontrar otro curro eran tan escasas que decidí crear esa pequeña burbuja. Ahora toca salir a encontrar un sueldo, aquí o en otro país. Cuando eso esté resuelto, volveré a dibujar en mis ratos libres, porque es lo que más me gusta hacer. Supongo que desapareceré unos años.
Aún me queda una última bala en la recámara, una pequeña colaboración por publicar, un satélite en torno a Nela. Estoy muy ilusionado con este proyecto, del que no puedo adelantar más, aunque todo apunta a que dará bastante que hablar en los próximos meses".

Esperemos que Rayco logre superar ese bache y pueda sguir creando obras tan fascinantes como esta Nela.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente