Anterior El Tribunal Administrativo del Deporte abre expediente a Villar por unanimidad Siguiente Puigdemont: "Si el Tribunal Constitucional me suspende de mis funciones, no lo aceptaré" Arriba Ir arriba
El Gobierno agilizará la apertura de gasolineras en súper y polígonos

El Gobierno prohíbe a las petroleras que recomienden a las gasolineras un precio de venta

  • El Ejecutivo aprueba cambios para impulsar la competencia entre petroleras

  • Se limitan los contratos de suministro en exclusiva a un año

  • El Gobierno agilizará la apertura de gasolineras en súper y polígonos

  • Los grandes operadores no podrán abrir nuevas estaciones de servicio

|

El Gobierno ha aprobado este viernes en una bateria de medidas para fomentar la competencia en el sector de los hidrocarburos e intentar, de este modo, reducir el precio de la gasolina y el gasóleo. Entre otras, se prohíbe a las petroleras que recomienden a las gasolineras un precio de venta al público, se limitan los contratos de suministro en exclusiva a un año y se impedirá a los grandes operadores, de forma transitoria, que abran nuevas estaciones de servicio.

Así lo ha anunciado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. En el mercado minorista, la portavoz de Ejecutivo ha destacado algunas medidas incluidas en el real decreto ley, que entra en vigor el domingo, como la eliminación de barreras administrativas y la simplificación de trámites para facilitar la apertura de nuevas estaciones de servicio.

Para lograr esto último se establece un procedimiento único -igual en todas las comunidades autónomas- y la agilización de sus licencias de apertura, que deberán resolverse en un máximo de 8 meses.

Fomentar la competencia

Otro de los objetivos es fomentar la compentencia facilitando la apertura de estaciones de servicio para que, teóricamente, bajen los precios. Así, lo que se pretende es que se abran más gasolineras en centros y parques comerciales, establecimientos de inspección técnica de vehículos (ITV) y polígonos industriales.

Para ello, el Ministerio de Industria aclara que la actividad de suministro de combustible al por menor es compatible con el uso de suelo para actividades comerciales en estas áreas y que la superficie de la estación de servicio no computará como superficie útil de exposición de venta al público, para hacer más atractivas las inversiones.

También se fomentará la entrada de nuevos operadores y lograr que más marcas tengan presencia en el mercado. Para lograrlo, los principales operadores verán limitada, de manera transitoria, la posibilidad de instalar nuevas estaciones de servicio en aquellas provincias en las cuentan con una elevada cuota de mercado, señala Industria en un comunicado.

Se prohíbe recomendar tarifas a gasolineras

Además, se limitan los contratos de suministro en exclusiva entre petroleras y estaciones de servicio (abanderamiento) a un máximo de un año, prorrogable por otros tres si así lo decide el dueño de la gasolinera.

Según explica el Ministerio de Industria en un comunicado, las restricciones que actualmente aparecen en los contratos en exclusiva limitan la competencia en el sector y perjudican a los consumidores al convertir al distribuidor en "un revendedor con descuento fijo o un comisionista".

En el decreto, el Ejecutivo prohíbe a las petroleras recomendar precios de venta al público a sus estaciones de servicio.

Industria considera que cuando una petrolera recomienda tarifas a a sus distribuidores fomenta "el alineamiento de precios entre estaciones de servicio abanderadas, reduciéndose así la competencia intramarca".

Menos peso de los biocombustibles

Desde el 1 de enero de 2013 ya no está en vigor la exención de la que se beneficiaban los biocarburantes, que se mezclan con los combustibles. Con el fin de minimizar su impacto en el precio final de gasolinas y gasóleos, y asegurar cierta estabilidad al sector, el Gobierno ha decido rebajar los objetivos de consumos obligatorios de estos carburantes "verdes".

Así, para 2013 y "años sucesivos", según Industria, el peso de carburantes "bio" en el consumo total se rebaja del 6,5 al 4,1%. En el caso de la gasolina el objetivo pasa del 4,1 al 3,9% y en el del gasóleo del 7 al 4,1%.

Los nuevos baremos, afirma Industria, "permitirán minimizar el precio de los carburantes y analizar con tiempo los desarrollos tecnológicos necesarios para alcanzar los objetivos comunitarios previstos para 2020", que establecen que ese año las renovables aporten el 10% del consumo energético del transporte.

También hay medidas en el mercado mayorista. Con el fin de "que los costes de distribución sean los más bajos posibles", se profundiza en el régimen de supervisión de las instalaciones logísticas y de almacenamiento para garantizar que las compañías que tiene derecho a usarlas lo hagan "en condiciones transparentes, objetivas y no discriminatorias", afirma el Ejecutivo.

"Estrategia común" de fijación de precios

La aprobación de este decreto ley se produce el mismo día en el que la Comisión Nacional de la Energía (CNE) ha publicado su informe de de supervisión de la distribución de carburantes en estaciones de servicios de enero, en el que alerta de que se aprecia una "estrategia común" de fijación de precios.

En él ha advertido que los precios antes de impuestos en España de la gasolina 95 y del gasóleo A se situaron en las posiciones más elevadas con relación a Europa.

Además, el regulador asegura que se recupera las tendencias habituales observadas hasta el verano de 2012, cuando el Gobierno anunció la búsqueda de fórmulas para mejorar la competitividad en el sector, y que se mantiene el 'efecto lunes'.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente