Enlaces accesibilidad

Putin concede la ciudadanía rusa al actor Gerard Depardieu, 'exiliado fiscal' de Francia

  • Depardieu ha abandonado Francia para no pagar el impuesto a los ricos
  • Apenas se conocen vínculos del actor su nuevo 'país de adopción'

Por
Gerard Depardieu, en una imagen de 2010. AFP AFP PHOTO / LOIC VENANCE

El jefe del Kremlin, Vladimir Putin, ha firmado un decreto que concede al actor Gerard Depardieu la ciudadanía rusa después de que el francés trasladara su residencia fuera de su país de origen para evitar el pago de impuestos a los ricos, informan la agencias internacionales.

Hace unos días, el presidente ruso ya se mostró dispuesto a conceder el pasaporte ruso a Depardieu tras la polémica que el actor desató por su rechazo a la nueva fiscalidad francesa, y ello a pesar de los escasos vínculos del actor con ese país.

“Si Gerard quiere realmente tener un permiso de residencia o un pasaporte ruso, el asunto ya está arreglado y de manera positiva”, dijo el mandatario ruso, solo unos días después de que el primer ministro francés calificara de “ruin” la actitud del actor.

"Enorme contribución cultural"

"Tenemos relaciones amistosas, pero yo sé que él se siente francés", añadió Putin entonces e incluso un portavoz del presidente llegó a calificar de “broma” la supuesta petición de Depardieu. Ahora, la confirmación ha llegado a través de una nota del Kremlin (sede de la presidencia), que simplemente justifica la decisión en virtud del artículo 89 de la Constitución rusa.

Después, el portavoz presidencial Dmitri Peskov ha explicado a la agencia Interfax que el artista francés había solicitado la ciudadanía rusa "hace bien poco, a través de la embajada" y lo ha justificado por "la enorme contribución de Depardieu a la cultura y cinematografía nacional".  

"Depardieu ha interpretado papeles grandiosos, como su famoso Rasputín, que aunque aún no ha sido estrenado en Rusia, es una interpretación nueva y muy valiente de ese personaje", ha añadido, informa Efe.

Traslado a Bélgica

Hace un mes se supo que el actor de 64 años había decidido mudarse a la localidad de Néchin, un pueblo belga a un kilómetro de la frontera francesa, para poder escapar del impuesto que intenta aplicar el Gobierno a las rentas que superen el millón de euros anuales.

Se trata de una medida de referencia de la campaña que llevó a la presidencia francesa a François Hollande, que prometió un impuesto del 75% a los muy adinerados de manera temporal y mientras se reequilibran las cuentas públicas. Con todo, la medida está en suspenso porque el Tribunal Constitucional ha sentenciado esta semana que en su formulación actual, la norma podía causar desigualdades al no distinguir entre hogar fiscal o individuo.

El actor que dio vida a personajes como Obelix o Cyrano de Bergerac pagará sus impuestos en Bélgica si demuestra que pasa la mitad del año en ese país. De momento mantiene la nacionalidad francesa, aunque se dijo dispuesto a renunciar a ella.

En Rusia, Depardieu es un actor conocido y ha protagonizado varias campañas de publicidad, aunque no se le conocían más vínculos con el territorio. 

Las relaciones entre Rusia y Francia, muy importantes en el terreno económico, se estrecharon en el mandato del conservador Nicolas Sarkozy, el anterior presidente de Francia, en el poder entre 2007 y mediados de 2012. 

Noticias

anterior siguiente