Enlaces accesibilidad

El parlamento griego aprueba un presupuesto para 2013 con un recorte de 9.500 millones de euros

  • Más de 150 diputados de 300 han dado luz verde a las exigencias de la troika
  • El primer ministro exigirá a cambio el desembolso de un nuevo tramo europeo
  • El Gobierno hace caso omiso a las protestas de miles de griegos en las callles
  • Pensiones, salarios públicos, sanidad y prestaciones sociales serán recortadas

Por
El parlamento griego aprueba un presupuesto para 2013 con un recorte de 9.500 millones de euros

Los tres partidos que forman la coalición de Gobierno en Grecia -la conservadora Nueva Democracia y los centroizquierdistas Pasok y Dimar- han logrado sacar adelante unos presupuestos generales para 2013 que establecen un recorte de 9.500 millones de euros por la presión de la troika -formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional- para que Grecia reduzca su déficit fiscal.

Las pensiones, los salarios públicos, la administración, la sanidad y las prestaciones sociales son las materias que se verán recortadas mientras que por otro lado, se espera recaudar más a través del incremento de algunos impuestos y tasas.

El primer ministro Antonis Samarás ha advertido que estos sacrificios serán los últimos. "Vamos a empezar a rectificar las injusticias que se incluyen en ellos una vez que salgamos del déficit" ha asegurado, según la agencia Reuters.

La aprobación de estos presupuestos se ha logrado con tan solo tres votos por encima del mínimo exigido (167 votos a favor, 128 en contra, 4 abstenciones y un diputado ausente). Se ha evitado así la desbandada pro-gubernamental en la votación del pasado miércoles al tiempo que la izquierda radical Syriza, acusaba al Gobierno de hundir a Grecia en la "miseria".

Vamos a rectificar las injusticias de estos presupuestos una vez salgamos del déficit fiscal

"Hicimos lo que debíamos hacer, es la hora de que nuestros socios hagan lo que deben", ha exigido Samarás en clara referencia al desembolso de un nuevo tramo de ayuda financiera, por valor de 31.500 millones de euros, que se discutirá este lunes durante la reunión del Eurogrupo.

Un desembolso que podría retrasarse según el ministro de Finanzas alemán y otras autoridades europeas a pesar de que Grecia lo necesita para recapitalizar sus principales bancos privados. El líder del Pasok, Evángelos Venizelos, ha advertido de que "cada retraso pone en riesgo la credibilidad de toda Europa".

Esta situación se suma a la escasez en las arcas públicas griegas que el próximo 16 de noviembre afronta un abono de 5.000 millones de euros en vencimientos de deuda. Ante esta perspectiva, el Gobierno ha decidido realizar una emisión extraordinaria de letras del Tesoro a cuatro semanas.

Protestas sociales contra los recortes

Varios miles de griegos han salido este domingo a las calles de Atenas para protestar contra los recortes presupuestarios incluidos en las cuentas públicas para 2013 que tiene previsto aprobar el Parlamento griego esta medianoche.

Según explicó un portavoz de la Policía, unas 15.000 personas se congregaron en la Plaza de Syntagma, delante del Parlamento de Atenas, convocadas por los principales sindicatos del país y los partidos izquierdistas de la oposición.

"Abajo el Gobierno, fuera la troika", "IMF, fuck off" -en alusión al Fondo Monetario Internacional (FMI)-, "No se irán si no los echamos", rezaban algunas de las pancartas de los manifestantes.

"Este presupuesto va a destrozar nuestras vidas, nuestras familias y nuestras escuelas, y no será capaz de salvar a la economía griega", se quejó en declaraciones el profesor Nektarios Kordis, y recordó que el Gobierno pretende cerrar unas 2.000 escuelas en todo el país.

Noticias

anterior siguiente