Enlaces accesibilidad

Atenas dice que tendrá dos años más para cumplir las exigencias marcadas por el rescate

  • La Comisión Europea y el FMI niegan el acuerdo, aunque "hay progresos"
  • Alemania asegura que desconoce el acuerdo y espera el informe de la troika
  • El Eurogrupo analizará el 12 de noviembre si entrega el próximo tramo del rescate

Por

El Gobierno griego asegura haber conseguido dos años más de plazo -hasta 2016- para cumplir las exigencias marcadas a cambio del rescate financiero. La ampliación, según ha asegurado su ministro de Finanzas, Yannis Sturnaras, a los parlamentarios helenos, se ha logrado después de que el Gobierno de Atenas haya alcanzado un acuerdo con la troika sobre un nuevo paquete de recortes para 2013 y 2014.

Sin embargo, la Comisión Europea ha negado, solo unas horas más tarde, que exista un acuerdo con la troika sobre los ajustes exigidos al país, aunque ha reconocido que "hay avances en las negociaciones", según cita France Press. Del mismo modo, el FMI, ha desmentido que se haya producido un acuerdo, aunque, a través de un comunicado, habla de "avances" en las negociaciones y señala "cuestiones pendientes aún" para su conclusión.

Ese acuerdo, anunciado por el ministro, entre el Ejecutivo griego y la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional habría sido posible después, según Sturnaras, de que la troika retirase dos de sus principales exigencias sobre la flexibilización del mercado laboral: la reducción de la indemnización por despido y del preaviso necesario para comunicarlo.

Al desmentido de la Comisión Europea se suma que el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, ha evitado pronunciarse sobre el posible acuerdo y que tampoco el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, ha confirmado la existencia de dicho acuerdo, sino que más bien al contrario, ha asegurado que su Gobierno no tiene "conocimiento alguno" de un supuesto acuerdo para prolongar en dos años los plazos a Grecia.

El ministro griego había llegado a decir que "el paquete está cerrado", y había avanzado que próximo viernes iba informar al grupo de trabajo del Eurogrupo sobre los detalles del acuerdo.

El borrador del pacto

Lo pactado, según el responsable heleno de Finanzas, todavía tenía que ser avalado por los partidos integrantes de la coalición de gobierno. Hasta ahora, dos de ellos, los socialistas del Pasok y la izquierda democrática Dimar, bloqueaban el acuerdo con la troika porque se oponían a las reformas laborales marcadas por los organismos internacionales, como la ampliación a seis días de la jornada laboral semanal, la eliminación de los pagos por antigüedad o la reducción de las indemnizaciones por despido.

Según un borrador filtrado este miércoles por varios medios de comunicación extranjeros -entre ellos el diario alemán Süddeutsche Zeitung y la agencia británica Reuters-, el Ejecutivo griego habría aceptado aplicar nuevos recortes de pensiones y de salarios a empleados públicos a cambio de conseguir dos años más para reducir el déficit público al 3% y aplazar las reformas laborales.

En caso de que el acuerdo con la troika se concretase finalmente y se produjera el aval de la coalición gubernamental, la semana que viene se llevarían al Parlamento griego los nuevos recortes con la intención de que se aprueben antes del 12 de noviembre, fecha en que los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona -el Eurogrupo- analizará si se entrega a Grecia el próximo tramo de la ayuda financiera internacional, más de 31.000 millones de euros vitales para que el país heleno pueda seguir funcionando y evitar la quiebra.

Alemania no conoce el acuerdo

El Gobierno alemán no tiene conocimiento alguno sobre el acuerdo para ampliar los plazos a Grecia. Así lo ha asegurado su ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, quien ha asegurado que "por parte del Gobierno alemán no hay nada nuevo al respecto", dijo Schäuble en una comparecencia ante los medios, tras una reunión del Consejo de Estabilidad del Ejecutivo federal y los "Länder" (estados federados).

El titular de Finanzas ha insistido en que hay que esperar al informe al respecto de la troika -Banco Central Europeo (BCE), Comisión Europea (CE) y Fondo Monetario Internacional (FMI)- y que sólo entonces los miembros del Eurogrupo abordarán la cuestión.

En términos parecidos se ha pronunciado el ministro alemán de Economía, Philipp Rösler, quien ha subrayado que hay que aguardar a dicho informe para poder evaluar los posibles avances de Grecia.

Noticias

anterior siguiente