Enlaces accesibilidad

Ruiz-Mateos, en libertad provisional tras negarse a declarar ante la juez de Palma

  • Está acusado de varios delitos en la compraventa de un hotel de la isla
  • Ante los periodistas ha asegurado: "Me estoy muriendo"
  • Ha pasado la noche en la comisaría de la capital balear tras ser detenido en Madrid

Por
Ruiz-Mateos, en libertad, tras decir que la jueza es "muy mala"

El empresario José María Ruiz-Mateos se ha acogido a su derecho a no declarar ante la juez de Palma María Pascual y ha salido en libertad provisional, tras ser detenido ayer en Madrid para comparecer este miércoles como imputado por estafa en la compra de un hotel de Mallorca.

Ruiz-Mateos ha declarado a las 9,45 horas ante la juez, en cuyo despacho ha permanecido solo cinco minutos. Había llegado a los Juzgados a las 08.02 horas en un vehículo policial, detenido pero sin esposar, y a las 10.03 horas, ha salido en libertad por la puerta del edificio judicial de Vía Alemania.

La juez es "una persona muy mala"

Antes de comparecer ante la juez, Ruiz-Mateos ha entrado en el pasillo de los Juzgados diciéndoles a la treintena de periodistas que le esperaban: "Me estoy muriendo, gracias a la juez, más mala mujer que nada".

Tras salir en libertad, el empresario ha insistido en que la juez es "una persona muy mala" y que "no hay nadie peor". "Esto es un asco de Justicia", ha afirmado.

En medio de un revuelo de periodistas, y cogido del brazo de su hija Begoña, Ruiz-Mateos ha explicado que la noche que ha pasado en el calabozo de la Jefatura Superior de Policía de Baleares ha sido "un infierno" porque ha estado sin comer ni beber. A continuación, el empresario ha hecho un directo para televisión frente a los Juzgados de Palma y ha abandonado el lugar en un taxi.

Ruiz-Mateos fue detenido por orden de la juez Pascual por no acudir en tres ocasiones a declarar como imputado en una causa judicial abierta por la compraventa de un hotel en Mallorca en la que una juez de Palma investiga la supuesta comisión de delitos de estafa, administración desleal y alzamiento de bienes.

Tras su arresto este martes en Madrid y tras pasar un reconocimiento médico en un centro de salud , fue trasladado en avión a Palma, en cuya Jefatura Superior de Policía de Baleares ha pasado la noche hasta su puesta a disposición del juzgado de instrucción número 3 de Palma.

Liberado por "razones humanitarias" en su anterior detención

El empresario ya fue arrestado el pasado miércoles día 22 y pasó unas horas en la misma comisaría de Pozuelo, en cumplimiento de una anterior orden de detención que dictó la misma jueza para asegurarse su presencia el jueves 23 en su tercera citación por la misma causa, una supuesta estafa en la compra de un hotel en Mallorca.

Finalmente, y de madrugada, la jueza le puso en libertad por "razones humanitarias", aunque con la obligación de comparecer al día siguiente en el Juzgado, al que no acudió alegando problemas de salud.

Así, en el auto que ordenaba su detención por primera vez, la juez ya había advertido al empresario: "No es de recibo que se pretenda eludir una obligación legal amparándose en unos supuestos daños físicos y psicológicos que a día de hoy no han quedado demostrados".

Ruiz-Mateos está imputado por la ampliación de la querella presentada por Francisco Miralles sobre la compra del hotel Eurocalas de Mallorca, en la que se acusa al empresario jerezano y a sus hijos varones de estafar 13,9 millones de euros al ser los avalistas de un sobrino de Ruiz-Mateos que adquirió el establecimiento por 24 millones de euros.

Noticias

anterior siguiente