Enlaces accesibilidad

Los detalles de la reforma laboral (I): nuevos contratos para emprendedores y pymes

  • La normativa introduce un nuevo contrato indefinido para pequeñas empresas
  • Permite cobrar salario y paro, e impone un período de prueba de un año

Ver también: Especial sobre la reforma laboral 2012

Por
Los expertos coinciden en que una norma por sí sola no anima a hacer más contratos

Pese a que el Gobierno siempre habló de simplificar el número de contratos existentes, la nueva reforma laboral de 2012, lejos de eso, crea una nueva modalidad: un contrato indefinido para autónomos y empresas de hasta 50 trabajadores.

El nuevo contrato llega con dos novedades. En primer lugar, incluye una bonificación de 3.000 euros si la compañía en cuestión contrata a un jóven menor de treinta años en calidad de primer empleado o a un parado.

El empresario gozará de la deducción fiscal cuando el trabajador acceda a la fijeza, aunque se establece un período de prueba mucho más largo, un año, lo que representa más del doble de lo que había hasta ahora.

Además, y por primera vez, se permite complementar el salario con parte del desempleo que le correspondería al trabajador; en concreto, el 25% de lo que percibía, lo que, a cambio, significa que la prestación se va agotando y no se genera derecho a una nueva. Asimismo, el empresario se podrá deducir el 50% de lo que cobraba el trabajador en paro.

Contratos de formación y aprendizaje

Por otro lado, la reforma introduce novedades en los contratos de formación y aprendizaje. Así, permite su encadenamiento incluso dentro de la misma empresa y son válidos hasta los 30 años mientras la tasa de paro no baje del 15% -después, se reducirán a menores de 25 años-.

Otra novedad es que los contratados a tiempo parcial podrán realizar horas extraordinarias: hasta ahora sólo cabían las horas complementarias que venían fijadas en convenio, mientras que con la nueva normativa habrá más flexibilidad.

En cuanto a los contratos temporales, a principios del año que viene se recupera la prohibición de encadenarlos durante más de dos años. La reforma, en realidad, adelanta la fecha para reimplantar una limitación que el anterior Gobierno socialista decidió dejar en suspenso inicialmente hasta junio de 2013.

Noticias

anterior siguiente