Enlaces accesibilidad

El Parlamento griego aprueba el acuerdo con la 'troika' sobre el segundo rescate

  • Los ajustes salen adelante con una cómoda mayoría de 200 votos
  • Los partidos de la coalición expulsan a 41 diputados por votar en contra
  • Los partidos de izquierda ya anunciaron que no apoyarían el paquete de ajustes

Enlaces relacionados

Por
El parlamento griego aprueba los ajustes para recibir el segundo rescate financiero

Tras una noche marcada por las violentas manifestaciones en Atenas, el Parlamento heleno ha aprobado poco antes de esta medianoche el acuerdo de su gobierno con la troika a cambio del segundo rescate financiero valorado en 130.000 millones de euros que evitará la bancarrota del país y una quita de un 50% de la deuda por parte de sus acreedores privados.

El acuerdo al completo recibió 199 votos a favor a pesar de que sumaban 236 escaños y de que algunos independientes también lo apoyaron. De ahí

Con una cómoda mayoría de 199 votos a favor de 300 diputados, Grecia ha dado luz verde a esta ayuda que concederán la troika, Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y Fondo Monetario Internacional (FMI). En contra del acuerdo votaron los partidos de izquierdas, tal y como habían anunciado.

Más de 40 diputados del PASOK y ND han sido expulsados de sus partidos al contravenir la disciplina de voto y fallar en contra de los ajustes

Sin embargo, los dos partidos que forman la coalición de gobierno en Grecia, el Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK) y la conservadora Nueva Democracia (ND), se han encontrado con decenas de votos en contra y abstenciones dentro de sus filas así como inesperados votos a favor de grupos independientes e incluso de dos parlamentarios del ultraderechista LAOS, que anunció que sus diputados se abstendrían.

De ahí que el PASOK haya expulsado a sus 22 diputados díscolos, incluida una de las fundadoras del partido, y ND a 21. LAOS, por su parte, ha hecho lo propio con los dos que votaron a favor del acuerdo con la troika, en contra de la decisión del partido.

En los últimos días, seis miembros del gobierno -incluido un ministro y cinco viceministros-, un diputado socialista y un alto cargo de ND han dimitido en protesta por el acuerdo.

A los diputados se les ha preguntado por tres cuestiones: el plan conocido como la quita (la condonación de 100.000 millones de euros de la deuda en manos privadas), el plan de recapitalización bancaria (necesario para contrarrestar las pérdidas que sufrirán los bancos con deuda griega) y las medidas de ajuste que la troika exige a cambio del crédito.

Bancarrota y caos

Las medidas de austeridad que implica el acuerdo con la troika han causado un importante malestar social que ha ocasionado este domingo graves disturbios, con más de un centenar de heridos, una cincuentena de detenidos y edificios ardiendo. El martes, el viernes y el sábado también hubo huelga general en Grecia, con un alto seguimiento.

El primer ministro Papadimos envió anoche un mensaje televisado a la nación en el que advirtió de que la única alternativa a la firma del acuerdo es "la bancarrota" y el "caos social".

El acuerdo garantiza el futuro de Grecia en el euro

"El acuerdo garantiza el futuro de nuestro país en el euro", explicó Papadimos, y dijo que ése es el deber de los gobernantes griegos respecto a las generaciones futuras y la verdadera "actitud patriótica", en respuesta a quienes acusan al gobierno de haberse "vendido" a los intereses de Bruselas, Berlín y el FMI.

"Los demagogos dicen que es mejor la bancarrota (que el acuerdo con la troika -la tríada formada por la Unión Europea (UE), el Banco Central Europeo (BCE) y el FMI), pero la bancarrota sólo creará una explosión social y el caos", afirmó el exvicepresidente del BCE.

Un "paso formal" en la buena dirección

Por su parte, el ministro alemán de Economía, Philip Rösler, ha presionado aún más las tuercas al advertir a Grecia de que solo ha dado un paso formal para su rescate. El acuerdo parlamentario, según Rösler, es solo "la condición necesaria" y "lo decisivo" es la apliación de las reformas aprobadas.

Solo si la troika certifica que esas reformas se llevan a cabo podrá considerarse que la situación en Grecia comienza a cambiar, ha afirmado esta mañana en las cadenas públicas ARD y ZDF

Además, ha advertido de que no será hasta entonces cuando el Bundestag, el Parlamento alemán, aborde las nuevas ayudas a Grecia y, llegado el caso, dé su aprobación al segundo paquete de rescate

El ministro alemán ha defendido la dura postura de los socios de la zona euro ante Atenas y ha comentado que solo con presión se podía conducir a las autoridades griegas en la dirección correcta.

Noticias

anterior siguiente