Enlaces accesibilidad

El comisario de Barcelona declara que autorizó el uso de la fuerza contra los indignados

  • Asegura que autorizó "un uso proporcional de la fuerza"
  • Ha acudido a declarar arropado por la cúpula policial catalana
  • Fue señalado como responsable por el director de la policía

Por

El comisario jefe de la Región Metropolitana de Barcelona de los Mossos d'Esquadra, Joan Carles Molinero, ha declarado como imputado por las cargas contra los indignados ante el titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Barcelona que era el jefe del dispositivo policial en plaza Catalunya el 27 de mayo y que autorizó "un uso proporcional de la fuerza mínima imprescindible" contra los 'indignados'.

Según han explicado fuentes de la Consejería de Interior, Molinero asume que autorizó el uso de la fuerza para poder iniciar la limpieza de la plaza Catalunya de objetos peligrosos de cara a una posible celebración de la victoria azulgrana al día siguiente, lo que se festeja en los aledaños y suele acabar en disturbios.

El abogado de los querellantes, Jaume Asens, ha explicado que esto les permite confirmar quién dio la orden de usar la fuerza, aunque ha puntualizado que Molinero no se ha responsabilizado de cómo los operativos aplicaron la orden, además de que el letrado ha hecho hincapié en que Molinero ha declarado que en ningún momento previeron avisar del operativo a la ciudadanía.

Arropado por la cúpula policial catalana

El comisario de los Mossos d'Esquadra ha acudido este viernes a los juzgados arropado por la cúpula de la policía catalana, con el comisario jefe Josep Milán al frente.

Molinero ha comparecido como imputado ante el juez, que investiga las cargas contra los indignados de la plaza de Cataluña del 27 de mayo, para explicar su actuación en aquella jornada, en la que dirigió el operativo desde la sala de mando.

El comisario del área de Barcelona, vestido de uniforme, ha llegado a la Ciudad de la Justicia poco antes de las diez de la mañana, hora prevista para el interrogatorio, acompañado por el comisario jefe de los Mossos, Josep Milán.

También arropaban a Molinero los dos más estrechos colaboradores de Milán en la cúpula de los Mossos d'Esquadra, el responsable de la comisaría superior de coordinación central, Ferrán López, y el responsable de la comisaría superior de cooperación territorial, David Piqué.

Señalado por el jefe del dispositivo y el director de la policía catalana

El juez decidió citar a Molinero después de que Antoni Antolín, jefe del dispositivo de Mossos d'Esquadra que coordinó el operativo a pie de plaza, afirmara ante el juez en su declaración, también como imputado, que se limitaba a ejecutar las órdenes que recibía del responsable de la policía catalana en Barcelona desde la sala de mando.

El director de la policía catalana, Manel Prat, a su vez imputado en la causa, señaló, por su parte, ante el juez que Molinero fue quien ordenó a los Mossos d'Esquadra cargar con las defensas para controlar la situación en la plaza, que unas 2.000 personas habían cercado para evitar el desalojo de la acampada de indignados.

En la causa abierta por la operación policial del pasado 27 de mayo están imputados, además de Prat, Molinero y Antolín, la ex teniente de alcalde de Seguridad de Barcelona Assumpta Escarp y el jefe de los antidisturbios, David Bordas, que ya ha declarado ante el juez.

Noticias

anterior siguiente