Enlaces accesibilidad

El director de Mossos dice que no se excedieron con las cargas de la Plaza Cataluña

  • Manuel Prat ha asegurado que él y Puig estaban al corriente de las cargas
  • El 27 de mayo los indignados fueron desalojados de la Plaza de Cataluña
  • El director de los Mossos dio la orden de disparar las bolas de gomas

Por
El conseller de Interior, Felip Puig, acompañado del director general de los Mossos d'Esquadra, Manel Prat.
El conseller de Interior, Felip Puig, acompañado del director general de los Mossos d'Esquadra, Manel Prat. EFE EFE

El director general de los Mossos d'Esquadra, Manel Prat, ha asegurado en su declaración ante el juez que no se cometieron excesos durante las cargas policiales contra los 'indignados' en la plaza Catalunya del 27 de mayo, que acabaron con un centenar de heridos.

Así lo han explicado a los periodistas los abogados de los 'indignados' que sufrieron las cargas policiales tras la declaración de Prat ante el titular del Juzgado de Instrucción 4 de Barcelona.

Una de las abogadas de la defensa, Núria Monfort, ha asegurado que Prat ante el juez había declarado que la actuación de la policía fue "correcta y sin excesos", y que también había explicado que no se abrieron expedientes disciplinarios a ninguno de los agentes.

También ha insistido en que todo se debió a una actuación preventiva, en la que participaron 200 agentes con el apoyo de la Guardia Urbana, para sanear la plaza de objetos peligrosos ante una eventual victoria del FC Barcelona en la Champions League, que se celebra en este enclave y que suele derivar en disturbios.

Según esta versión, Prat y el consejero de Interior, Felip Puig, estuvieron al corriente en todo momento de las actuaciones policiales, autorizaron las cargas y fue el director de la policía quien dio la orden directa de usar las pelotas de goma contra los 'indignados' congregados.

Además de autorizar las cargas policiales, Prat ha explicado al juez que fue él quien dio la orden a los agentes de utilizar pelotas de goma contra los manifestantes, asegurando que solamente se emplearon tres pelotas y unas 200 'salvas' -disparos sin munición- previos para dispersar a los 'indignados'.

Interior no indentifica a los mossos

El Departamento de Interior de la Generalitat catalana ha denegado la identificación de varios agentes antidisturbios que le había requerido el juez que investiga las cargas policiales contra los indignados acampados en Barcelona, alegando que es incapaz de reconocerlos en las fotografías.

Según han informado a Efe fuentes judiciales, el juez instructor ha enviado varias fotografías de antidisturbios que cargaron contra indignados al Departamento de Interior para solicitarle que los identifique, ya que no llevaban su número de TIP en un lugar visible, lo que impide reconocerlos.

Interior, según las mismas fuentes, alega que a partir de las fotografías de los agentes, que llevaban casco y en algunos casos pasamontañas, le es imposible reconocer de qué agente se trata.

Manuel Prat dio la orden de disparar pelotas de gomas

Prat ha indicado en su declaración, siempre según esta abogada, que tras la carga, tienen conocimiento de todas las pelotas disparadas, la hora y quién lo hizo.

La defensa ha asegurado también que, en su declaración, Prat no ha dejado claro quién dio la orden de retirar los objetos de la plaza que podrían ser peligrosos en una eventual celebración de los aficionados del Barça.

Los querellantes han preguntado a Prat por la falta de identificación de los agentes, ya que según ellos se puede estar incurriendo en un delito de prevaricación al impedir que pueda verse claramente el TIP -número identificativo-, y este ha respondido que la normativa que obliga a que éste sea visible es "interpretable".

Ha explicado que no tiene conocimiento de que se produjera una descoordinación con la Guardia Urbana, pese a que tenían algunas órdenes divergentes porque la policía barcelonesa tenía la instrucción de no cargar.

El propio Prat, en su declaración ante los medios de comunicación, en la que no ha admitido preguntas, ha asegurado que su comparecencia ante el juez como imputado por las cargas policiales "no condicionará" sus responsabilidades y las decisiones futuras como máximo responsable al frente de la policía.

"Los ciudadanos pueden estar tranquilos porque la policía continuará haciendo su trabajo con la máxima profesionalidad y espíritu de servicio", ha indicado.

Los ciudadanos pueden estar tranquilos

Prat ha reiterado que la operación policial en la acampada del 27 de mayo tenía como "objetivo principal" retirar objetos peligrosos ante una eventual victoria del FC Barcelona, que se celebra en esa zona y que suele derivar en altercados.

Ha valorado que su declaración, que ha durado unas dos horas y en la que ha contestado a todas las partes, ha transcurrido "muy positivamente", y que sus explicaciones ante el juez han ido en el mismo sentido que las afirmaciones realizadas en diferentes ruedas de prensa y en la comparecencia en la comisión de Interior del Parlament.

Noticias

anterior siguiente