Enlaces accesibilidad

Moody's prevé que Grecia, España, Italia y Portugal entrarán en recesión en 2012

  • Avanza que habrá más quiebras de pequeñas y medianas empresas
  • Estima que Alemania crecerá un 0,5% en 2012

Por

La agencia de calificación crediticia Moody's espera que las cuatro economías más débiles de la zona euro, España, Italia, Portugal y Grecia, entren en recesión este año.

En un informe emitido este miércoles, la agencia se refiere también a la marcha de la economía alemana, e indica que logrará "evitar la recesión", aunque se ralentizará el crecimiento de su producto interior bruto.

El Instituto de Estudios Economicos de Berlín ha propuesto este miércoles que el Bundesbank (Banco Central de Alemania) se constituya como agencia de calificacion de riesgos para contrarrestar el peso de las tres grandes agencias de 'rating' de Estados Unidos (Fitch, Standard & Poor's y Moody's).

Precisamente, las Bolsas de los países periféricos de la zona euro (Lisboa, Madrid, y Milán) han registrado pérdidas este miércoles, con Madrid, que cede un 1,34%, a la cabeza, después de que Portugal haya tenido que pagar un interés superior al 4% por la colocación de bonos a tres meses, mientras Alemania ha adjudicado títulos a dos años con un interés del 0,17%.

Más quiebras

En concreto, afirma que el PIB de Alemania crecerá este año un 0,5%, frente al 3,1% de 2011. Esta previsión es inferior a la anunciada por el Gobierno alemán de un 0,7%. Sin embargo, no da cifras de España, Italia, Portugal ni Grecia, de las que afirma "esperamos que entren en recesión en 2012".

En las ultimas semanas, varios miembros del nuevo Gobierno español han reconocido que la economía entrará previsiblemente en recesión este año, dado que en el último trimestre del 2011 hubo una caída, que se repetirá en el primer trimestre de este ejercicio.

A lo largo del 2012, Moody's espera que en, en este contexto de contracción económica, se produzca un aumento de las quiebras de medianas y pequeñas empresas (pymes) en los cuatro países, así como una caída en los precios de los activos inmobiliarios, que se toman como garantía en muchas operaciones de financiación.

Las quiebras, sin embargo, se estabilizarán en Alemania, después de haber caído un 5% en 2011.

Noticias

anterior siguiente