Enlaces accesibilidad

Amaiur o el 'puente' que aspira a conducir a la izquierda abertzale de nuevo al Congreso

  • Algunas encuestas le otorgan escaños suficientes para formar un grupo propio
  • El éxito de Bildu en mayo y el anuncio de ETA le han allanado el camino
  • Hace 15 años que la izquierda abertzale no está representada en el Congreso
  • "Amaiur es una estación de paso hacia el escenario definitivo que es Sortu"

Por
CANDIDATOS DE LA IZQUIERDA ABERTZALE LIDERAN LAS LISTAS DE AMAIUR AL CONGRESO
El exparlamentario de Euskal Herritarrok Iñaki Antigüedad, que encabezará la lista por Vizcaya de Amaiur, durante la presentación de la coalición. EFE EFE/Alfredo Aldai

"Tender puentes" es su lema y Amaiur tiene la oportunidad de convertirse en la pasarela que lleve a la izquierda abertzale directa hasta el Congreso de los Diputados, 15 años después de que Herri Batasuna obtuviera representación en el hemiciclo por última vez.

Los buenos resultados de Bildu en las elecciones municipales de mayo y el último comunicado de ETA anunciando "el cese definitivo de las acciones armadas" han allanado el camino para que la coalición Amaiur -integrada por Eusko Alkartasuna, Alternatiba, izquierda abertzale y Aralar- afronte las elecciones generales del próximo 20 de noviembre con buenas expectativas. Según el sondeo del CIS obtendría al menos tres escaños y los últimos sondeos le adjudican un horquilla de entre cuatro y seis diputados.

Además, llega al 20N sin la sombra de la ilegalización. La Fiscalía General y la Abogacía del Estado han descartado impugnar las listas de Amaiur al no haber recabado pruebas que indiquen que esta coalición es una sucesión de ETA o de Batasuna, a diferencia de lo que ocurrió con Sortu y Bildu -otras dos formaciones de la izquierda abertzale- en las pasadas elecciones municipales.

La izquierda abertzale pone en marcha Bildu, su plan B

La izquierda abertzale parte de cero en las generales

Sortu fue ilegalizada por el Tribunal Supremo y está pendiente de que el Constitucional resuelva un recurso de amparo interpuesto contra su ilegalización, mientras que Bildu, que también fue ilegalizada por el Supremo, pudo estar finalmente en las elecciones al revocar el Constitucional la sentencia por considerar que vulneraba los derechos fundamentales de los integrantes de la coalición.

"Amaiur es una estación de paso hacia el escenario definitivo que es Sortu", asegura a RTVE.es Daniel Inneraty, director del Instituto de Gobernanza Democrática en San Sebastián, que considera que el Constitucional acabará legalizando el partido abertzale "más pronto que tarde".

Esta estrategia no solo la comparten otros politólogos vascos. El cabeza de lista de Amaiur por Bizkaia, Iñaki Antigüedad, ha explicado a RTVE.es que la maniobra de la izquierda abertzale pasa por que Bildu controle los ayuntamientos, Amaiur tenga voz en Madrid y Sortu acabe imponiéndose en el Parlamento vasco en las elecciones de 2013.

¿Un grupo parlamentario propio?

En mayo, Bildu consiguió ser la segunda fuerza más votada del País Vasco y la primera en número de concejales -953 frente a los 872 de PNV- ademas de hacerse con alcaldías tan simbólicas como la de San Sebastián y con la Diputación General de Guipuzkoa. Un "tsunami" político que, según los analistas, amenazará el mapa electoral del PNV el próximo 20N.

Bildu, primera fuerza vasca en concejales y segunda en votos en el País Vasco

"Al haberse adelantado las elecciones no ha dado tiempo a que Bildu se desgaste, a que cometa errores y, por lo tanto, la izquierda abertzale irrumpe virgen en las generales, parte prácticamente de cero", considera Inneraty, para quien "el precio político del final de la violencia" más claro es el auge de la izquierda abertzale y el retroceso del PNV que pronostican las encuestas.

El cambio de tendencia se demuestra con los datos del CIS. Según la macroencuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas, que recoge entrevistas realizadas en su inmensa mayoría antes del comunicado de ETA, Amaiur conseguiría tres diputados, mientras que los últimos sondeos tras el anuncio le otorgan una horquilla de entre cuatro y seis.

A partir de cinco escaños, Amaiur podría formar un grupo parlamentario propio y arrebatar así al PNV la representación del nacionalismo vasco en Madrid.

"El PNV tiene muchos votos prestados que van a volver a su casa ideológica, la del soberanismo", el próximo 20N, asegura a RTVE.es Iñaki Antigüedad.

Erkoreka descarta "completamente" formar grupo con Amaiur

Amenaza el mapa electoral del PNV

El filósofo y ensayista bilbaíno, Daniel Inneraty, cree que la verdadera batalla se jugará en Navarra. No en vano, en esta comunidad se encuentra la localidad de Amaiur que da nombre a la marca abertzale y que es uno de los símbolos del indepentismo vasco por ser el último bastión que resistió los asedios de Castilla en 1521.

"Los votos no son de nadie, el tiempo del voto cautivo ya se ha terminado en Euskadi con el fin de la violencia. La entrada de Amaiur hará que todos los porcentajes cambien, no solo los del PNV, también los del PSOE", señala Gorka Espiau, analista político de Lokarri, una de las entidades organizadoras de la Conferencia Internacional de Aiete, que precedió al comunicado de ETA.

El tiempo del voto cautivo ya se ha terminado en Euskadi

El escenario al que acudirán a votar los ciudadanos el próximo 20N nada tiene que ver con el de 1996 -el último año en el que HB estuvo representada en las Cortes- porque, apunta Espiau, "ni ETA condiciona la política con la violencia como entonces ni las bases que apoyan a la izquierda abertzale piensan igual".

Desde su creación en 1978, Herri Batasuna tuvo un suelo electoral de 150.000 votos y una representación que osciló entre los dos y los cinco diputados que consiguió en 1986, su mejor resultado en unas presidenciales. En 1998, la tregua de ETA y el pacto de Estella le llevaron a obtener su máxima representación en unas autonómicas con 14 diputados bajo la marca Euskal Herritarrok. En 2001, desapareció al refundarse en Batasuna y la Ley de Partidos del año 2002 la condenó a vivir bajo un sinfin de siglas.

El altavoz del soberanismo en Madrid

Si las urnas lo permiten, Amaiur ha defendido que llevará a Madrid "la voz del soberanismo y el indepentismo vasco" y que trabajará para conseguir la paz ", el cambio político y social, y el reconocimiento del pueblo vasco y su derecho a decidir con "el Acuerdo de Gernika como única hoja de ruta".

"Estaremos allí para defender los intereses del pueblo vasco y que las decisiones que nos afectan se deben gestionar en las instituciones de Euskal Herria", declara a RTVE.es Antigüedad, que reconoce que "Amaiur tendrá una presencia activa pero no irá todos los días al Congreso como el PNV".

Amaiur tendrá una presencia activa pero no irá todos los días al Congreso como el PNV

"Lo que no vamos a hacer es estar en Madrid todos los días como hace el PNV para ver qué tajada podemos sacar. No vamos a chupar escaño. No sería coherente", declara a RTVE.es el histórico dirigente de Batasuna y exparlamentario de Euskal Herritarrok, que tiene claro que "como soberanista, mi objetivo es pasar el menor número de legislaturas posibles en Madrid".

Durante la etapa de HB en el Cortes Generales, la línea política defendida por la coalición abertzale fue la de la no participación activa. Sus diputados no reconocían la Constitución española, no asistían a los plenos y en algunos momentos ni siquiera recogieron sus credenciales. En este sentido, Antigüedad asegura que Amaiur -que cuenta con históricos dirigentes de Batasuna entre sus filas- participará en las instituciones y que si no logra formar un grupo parlamentario propio tratará de establecer lazos con partidos de izquierda, como Esquerra Republicana de Cataluña (ERC).

En días como hoy - Bosch (ERC) reconoce la "posibilidad" de formar grupo parlamantario con Amaiur antes que con IU

"La estrategia de estar solo en Madrid cuando están en juego los intereses vascos tiene poco recorrido porque cada día se discuten en Madrid y en Bruselas temas que afectan a las vascos. Y ahí es donde el PNV se ha movido con gran habilidad, en negociar presupuestos, infraestructuras, mejoras de competencias... Pero parece que a Amaiur no le interesa eso, sino escenificar el combate con el PNV, y presentarse como la oposición dura", analiza para RTVE.es, Daniel Inneraty que considera que Amaiur tendrá que demostrar su capacidad de negociación en el Congreso.

La nueva fotografía política de Euskadi

Y aquí parece que no lo va a tener fácil. Para el PP Bildu es "el caballo de Troya de ETA". El candidato socialista Alfredo Pérez Rubalcba ha advertido de que le  "quitara los votos" como ya le ha quitado las bombas. Y la portavoz de UPyD, Rosa Díez, ha comparado a la coalición abertzale con "Hitler", asegurando que "es un drama que una coalición que nace y vive de la existencia de ETA esté en las instituciones".

A pesar de todo, Espiau cree que "vamos a ver a una nueva izquierda abertzale, más participativa y capaz de llegar a acuerdos como los que ya se han producido en San Sebastián entre Bildu y PP".

Los analistas sí coinciden en que la agrupación de las diferentes formaciones independentistas en Amaiur simplificará el mapa electoral el próximo 20N y dejará una fotografía política del País Vasco "más ajustada a la realidad social". Y en ese 'albúm' histórico, ¿tendrá cabida la imagen de un miembro de la izquierda abertzale jurando la Constitución?

"Lo haré pero por imperativo legal, en eso no hay discusión. No aceptamos la Constitución como marco para resolver problemas que ella misma ha creado", defiende Antigüedad, que critica que el exministro del Interior y candidato socialista a las presidenciales, Alfredo Pérez Rubalcaba, su lenguaje "belicista" al afirmar en uno de sus discursos que "a los independentistas radicales se les hace frente con las armas de la democracia, del debate, las razones y las convicciones".

Amaiur asegura que está dispuesto a librar esa "batalla" con "las ideas y los bolígrafos" como únicas armas. El próximo 20N sabrán si dentro o fuera del Congreso de los Diputados.

Noticias

anterior siguiente