Anterior Feliciano López se corona con 35 años en Queen's Siguiente España agranda su leyenda con su tercer oro europeo Arriba Ir arriba

La imagen 3D llega también a los teléfonos móviles

  • LG presenta el primer móvil con pantalla 3D, sin gafas

  • Películas, fotografías, juegos y aplicaciones podrán aprovecharlo

  • Existen distintas formas de vivir la experiencia 3D en móviles convencionales

|

Tras el cine y la televisión, la ilusión de estar viendo imágenes 3D con una profundidad similar a la que se percibe en el mundo real llega también al móvil tras la presentación esta semana del teléfono LG Optimus 3D.

Este nuevo teléfono con sistema operativo Android dispone de una pantalla 3D que recrea el efecto sin necesidad de gafas. Además cuenta con una doble cámara para fotografiar y grabar vídeo 3D directamente desde el teléfono.

Aunque existen diversas técnicas y tecnologías que permiten lograr el efecto tridimensional, todas ellas se basan en la combinación de dos imágenes capturada con dos cámaras desplazadas ligeramente en el plano horizontal, del mismo modo que existe una separación entre ambos ojos.

La emisión de estas dos imágenes simulatáneamente o en ciclos muy rápidos hace que el cerebro las combine y procese como una sola. Así es como se obtiene la sensación de relieve y profundidad.

En la práctica se utilizan diveras técnicas que, aunque basadas en ese mismo principio, varían entre sí y ofrecen diferentes experiencias.

El cerebro combina las dos imágenes y las procesa como una sola

La posibilidad de visualizar imágenes en 3D modifica notablemente la sensación al ver películas y fotografías en estos aparatos. Este efecto también es aprovechado por los videojuegos y otras aplicaciones lúdicas o educativas.

Además, en algunos casos, sirve para reproducir contenidos creados por el usuario desde el mismo dispositivo si cuenta con una doble cámara para grabar este vídeo.

Los vídeos o fotografías en 3D pueden reproducirse en pantallas 3D de cualquier tipo. El efecto se consigue en dispositivos móviles aplicando distintas técnicas o planteamientos.

Pantallas autoestereoscópicas

Aunque la primera pantalla autoestereoscópica la comercializó Philips hasta el año 2009 en un televisor de 42 pulgadas denominado WOWvx, actualmente su aplicación es más común en dispositivos móviles que en televisores en lo que lo más habitual es el uso de gafas.

Estas pantallas recrean el efecto 3D sin necesidad de gafas

Este tipo de pantalla es capaz de recrear el efecto si necesidad de gafas como sucede en la Nintendo 3DS o la del recién llegado LG Optimus 3D, dispositivos destinados a un uso individual.

En estas pantalla el efecto se aprecia en su totalidad a una distancia y plano de inclinación adecuados. En el caso del LG Optimus 3D el resultado es muy bueno. Pero además existen otras técnicas que permiten recrear tal efecto, o al menos algo muy parecido.

Anaglifos

Es la técnica a la que recurre el tablet LG Optimus Pad. Se trata de una pantalla convencional que reproduce el efecto al ser observada con gafas bicolor, con sendos filtros rojo y azul.

Sin embargo los anaglifos logran un efecto limitado y el color de la imagen, además del brillo y del contraste, se ve alterado por la presencia de esos filtros.

Emulación por software

Existen programas capaces de recrear con gran realismo el efecto de estar observando un objeto 3D sobre una pantalla convencional. Es el caso de la aplicación i3D para iPhone y iPad que aprovecha la cámara frontal para 'observar' constantemente la cara del usuario.

De este modo el teléfono 'conoce' cuál es el punto de vista del observador en cada momento y en tiempo real dibuja en pantalla los objetos tal y como serían vistos desde la posición en la que se sitúa el observador.

A pesar de ser poco más que un experimento el resultado que logra es muy bueno y su implementación relativamente sencilla. No requiere el desarrollo de tecnologías ni pantallas específicas y evidentemente tampoco es necesario utilizar gafas de ningún tipo.

Accesorios físicos

En un plano más simple, existen accesorios que se colocan en cualquier teléfono móvil y permiten llegar a experimentar algo parecido a lo que pretenden todos los anteriores.

Dos ejemplos son el Palm Top Theater y My3D de Hasbro. El primero de ellos consiste en tres láminas de plástico transparente situadas en ángulo de 45 grados respecto al plano de la pantalla del teléfono.

El resultando en un escenario con tres capas de profundidad por el que los elementos en pantalla se reflejan adquiriendo presencia vertical y profundidad. Necesita que las aplicaciones consideren la presencia del accesorio para que funcione correctamente.

My3D de Hasbro, como TOYin3D, se basan en los antiguos 'estereoscopios'

My3D de Hasbro, como TOYin3D, se basan en los antiguos 'estereoscopios', juguetes con aspecto de primásticos que permitían ver las escenas de diapositivas circulares con cierta sensación de profundar al mostrar dos imágenes ligeramente desplazadas para cada ojo.

En la época de los smartphones este principio sigue siendo igual de válido, aunque ahora se sustituyen las diapositivas por la pantalla del móvil.

Requiere una aplicación que separe en la pantalla cada una de las dos imágenes –la destinada al ojo derecho y al ojo izquierdo- que forman una fotografía o fotograma de vídeo en 3D.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente