Anterior Mas acusa al Estado de tratar a Cataluña con "menosprecio, juego sucio y querellas" Siguiente Maduro amplía el cierre fronterizo a otros cuatro municipios y dice estar dispuesto a reunirse con Santos Arriba
La crisis financiera tumba al Gobierno portugués

El primer ministro portugués, José Sócrates, dimite tras el rechazo de su plan anticrisis

  • El Parlamento luso ha rechazado el plan anticrisis del Gobierno

  • De momento se mantiene en funciones el actual Ejecutivo

  • Sócrates: "Estoy convencido de que el país ha perdido, no ha ganado"

|

"Estoy convencido de que Portugal ha perdido, no ha ganado", con estas palabras ha presentado su dimisión el primer ministro luso, José Sócrates, después de que el Parlamento de Portugal haya rechazado su plan anticrisis. "Esta crisis politica en este momento tiene consecuencias muy graves sobre la confianza que Portugal necesita tener ante los mercados financieros", ha añadido Sócrates, después de presentar su dimisión ante el presidente de Portugal, el conservador Cavaco Silva.

Dimite del primer ministro de Portugal, José Sócrates (comparecencia íntegra)

Sócrates ha acudido al Palacio de Belém para presentar su dimisión ante el presidente luso, el conservador Cavaco Silva, después de que el Parlamento portugués haya rechazado este miércoles el nuevo Programa de Estabilidad y Crecimiento presentado por el Gobierno para reducir su déficit un 3,7% entre 2012 y 2013. Se trata el cuarto plan de austeridad presentado en el último año por el Gobierno del partido socialista, cuyos dirigentes habían anunciado la posible dimisión del Ejecutivo si no era aprobado.

Todos los partidos de oposición, dos conservadores y tres de tendencia marxista, han votado contra el paquete de medidas económicas anticrisis presentado por el primer ministro José Sócrates, al que sólo ha apoyado su propio partido, con 97 de los 230 diputados. Sócrates ha acusado a los partidos de la oposición de haber provocado una crisis política y ha señalado que ellos "son ahora los responsables por sus consecuencias".

Crisis de Gobierno

El rechazo al nuevo plan podría reabrir la posibilidad de un rescate financiero de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional al país luso, solo un día antes de que se celebre la cumbre de la Unión Europea que va a debatir el plan de competitividad propuesto por Alemania como condición para ampliar el Fondo de Rescate de la zona euro, hasta los 500.000 millones de euros.

Según informa la corresponsal de TVE en Lisboa, María Oña, el líder de la oposición portuguesa, el conservador Pedro Passos Coelho, también tiene intención de acudir a esta reunión en Bruselas para informar sobre cuáles son las nuevas ideas que tiene para Portugal.

El Parlamento luso reabre así la posibilidad de un rescate que había quedado en un segundo plano en las últimas semanas, después de que se relajara la presión sobre la deuda de los países periféricos en la zona euro.

Rechazo desde el principio

El Partido Social Demócrata, de centro derecha, había rechazado las nuevas medidas de austeridad desde que el Gobierno portugués las presentó y este miércoles se ha limitado a presentar una moción de rechazo a la totalidad del Programa de austeridad sin dar lugar a las negociaciones con el ejecutivo, para alcanzar un acuerdo. Su rechazo se fundamenta en que el Gobierno ha presentado su Programa de Estabilidad ante Bruselas, antes que en el Parlamento luso.

El PSD cuenta con 81 de los 230 diputados en el Parlamento luso, solo superado por el partido Socialista, con 97 diputados, mientras que los partidos de tendencia marxista acumulan 31 diputados.

Las medidas de austeridad planteadas por el Gobierno de Sócrates plantean un endurecimiento de la presión fiscal y el recorte de las pensiones más altas, superiores a los 1.500 euros, para asegurar una reducción del déficit, con el objetivo de que este no supere el 4,7% al cierre del ejercicio 2011, la mitad de lo registrado al inicio del anterior ejercicio.

El rechazo a este plan anti crisis podría dejar a Portugal en manos de un Gobierno provisional y en espera de elecciones anticipadas durante tres meses, en un momento en que la presión de los mercados tiene al país al borde de un rescate financiero. Según las primeras estimaciones de los analistas, un rescate financiero a Portugal podría tener una cuantía entre 60.000 y 80.000 millones de euros.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente