Enlaces accesibilidad

El lince ibérico cautivo conquista la libertad

  • Este invierno se producirá la primera suelta de linces ibéricos criados a mano
  • Será la primera suelta de ejemplares nacidos en un centro de cría en cautividad
  • La reintrodución se realizará en la comarca cordobesa de Guadalmellato

Ver también: Especial 'El lince ibérico en 30 años sin Félix'

Por

Siete años después de que comenzara el programa de cría en cautividad del lince ibérico, dos cachorros (un macho y una hembra) nacidos en cautiverio y criados a mano, pasarán a reintroducirse en el medio natural antes de fin de año en la comarca cordobesa de Guadalmellato.

Serán los primeros ejemplares nacidos en cautividad y liberados en la naturaleza. Obviamente no estarán solos. Irán acompañados de otro cachorro capturado en el campo y por una pareja de linces juveniles.

La mejor manera de llevarlo cabo es, según los expertos, mediante una 'suelta blanda'. Liberar a los linces dentro de un cercado adaptado donde se les controla mediante cámaras y sensores hasta su liberación en el medio natural.

Estos cinco ejemplares se unirán a una población formada por linces que fueron capturados y liberados posteriormente el año pasado en la misma zona.

Entonces se soltaron siete linces, y la experiencia ha sido positiva. Aunque no eran ejemplares en cautividad si no silvestres. Sólo falleció un ejemplar -la tasa de mortalidad de linces liberados es del 50%-  y nacieron dos cachorros que siguen vivos nueve meses después.

Interacciones negativas entre 'familias'

La reintroducción del pasado año puede ser un problema por las posibles interacciones negativas entre los linces de uno y otro año.

Las opciones para reintroducir a los felinos se debatirán en los grupos de trabajo de la segunda sesión con la que hoy jueves se clausura el IV Seminario Internacional para la Conservación del Lince Ibérico

Las más probables son, o bien reforzar las medidas de seguridad de los cercados para que los ejemplares adultos no puedan entrar y agredir a los juveniles,  o bien realizar una 'suelta dura' (sin periodo de adaptación) para reintroducirlos en otras zonas.

A pesar del escaso número de nacimientos de la última temporada de cría -9 cachorros, el menor dato desde que se inició el programa-, también se podría llevar a cabo otra suelta de linces silvestres (una pareja adulta y dos juveniles) en la comarca de Guarrizas, en Jaén.

Poblaciones en aumento

Los objetivos, aunque con dificultades, según reconocen los técnicos del programa LIFE, se están cumpliendo. No sólo en cautividad, donde actualmente viven 77 ejemplares, si no en el campo.Ya hay 253 linces ibéricos en libertad, lo que supone un aumento del 9% respecto al año pasado.

Según ha detallado Miguel A. Simón, director del Programa LIFE Lince, en Sierra Morena habitan 172 individuos, de los que 43 son hembras territoriales y 57 cachorros. Unos números que incluso "muestran evidencias de saturación en la zona".

La población de Doñana ha salido del bache

En Doñana también se han conseguido avances. Se han recuperado 7 territorios y el número de ejemplares ha ascendido hasta  73 -máximo histórico-  "lo que permite que la población de Doñana está saliendo del bache que tenía durante los primeros años del programa de conservación", asegura Simón.

Las causas de mortalidad de linces silvestres poco o nada ha cambiado en los últimos años. Según los datos del programa LIFE Lince, más de la mitad de los linces fallecidos se debe a enfermedades infecciosas y atropellos. El resto del porcentaje se debe a factores desconocidos (24,4%), peleas (8,9%) y cazadores furtivos (6,7%).

Noticias

anterior siguiente