Anterior Un juez investigará a los aviadores italianos que bombardearon Durango en 1937 por crímenes de guerra Siguiente Cae al 41,1% los partidarios a la independencia de Cataluña a dos meses del referéndum del 1-O Arriba Ir arriba
 Cometa 103P/Hartley 2, con unos minutos de diferencia.
Cometa 103P/Hartley 2, con unos minutos de diferencia. Observatorio Astronómico de Forcarei (OAF)

El cometa Hartley 2 se enciende en el cielo

  • Se podrá ver a simple vista, mejor con unos prismáticos

  • Es de los más brillantes de los últimos tres años

  • Para localizarlo, hay que mirar hacia la constelación de Auriga

  • Una misión de la NASA se acercará a su núcleo para estudiarlo

|

¿Por qué es verde?

Si seguimos los consejos del experto y usamos unos prismáticos veremos que su núcleo es de un brillante color verdoso. El profesor Madiedo aclara que el color verde es normal en la 'coma' (cabeza) de estos cuerpos estelares. Los cometas cuentan con algunos materiales en su composición química que cuando se evaporan interactúan con la luz del Sol y empiezan a emitir luz en diferentes colores, como el verde. Uno de estos materiales es el cianuro de hidrógeno que al cambiar de estado "es el responsable de este color".

Hartley es una bola de hielo y polvo de 1,5 kilómetros de diámetro que atraviesa nuestro cielo. Un cometa, como otros muchos que se aproximan al Sol cada año. Lo que le hace especial es que hoy miércoles se puede observar a simple vista, algo que los aficionados a la astronomía no pueden disfrutar habitualmente.

Sin necesidad de telescopios veremos un borroncillo "nebuloso" en el cielo, pero según aconseja a RTVE.es el profesor José María Madiedo, Titular de la Facultad de Ciencias Experimentales de la Universidad de Huelva, con ayuda de unos prismáticos "será mucho más espectacular" y podremos llegar a intuir el "característico color verdoso de este cometa".

El cometa Hartley 2 es, como el resto, un fósil de nuestro Sistema Solar. Madiedo explica que "todos se formaron hace unos 4.500 millones de años a base de materiales helados, roca y material volatil".

A lo largo del año se pueden ver muchos cometas con telescopio, pero éste tiene la peculiaridad de que "está siendo más brillante de lo habitual".

Por eso, hoy día 20, se hace visible a simple vista. El experto afirma que el Hartley 2 tiene mucho material que comienza a "vaporizarse conforme el cometa se acerca al Sol".

En la ecuación de su visibilidad hay que tener en cuenta la distancia al Sol y la Tierra

Esto hace que el vapor "refleje la luz solar" y que cuanto más se acerque al Sol más brillante se va a volver porque "refleja más luz".

El cuerpo celeste llegará a su punto más cercano al Sol el próximo 28 de octubre, pero en la ecuación que da como resultado el día de mayor visibilidad en el cielo del Hartley hay que tener encuenta otra variable. Es el parámetro de la distancia a la Tierra, ya que "cuanto más cerca esté, más brillante lo veremos".

Para ilustrar esta explicación Madiedo utiliza el siguiente símil: "Es como si ponemos una bombilla de 30 vatios a 100 metros, la veremos más brillante que una de 100 vatios a un kilómetro de nosotros".

Las horas más propicias para mirar al cielo en busca del cometa es antes del amanecer, desde lugares oscuros a salvo de la contaminación lumínica de las grandes ciudades.

Para localizar el cometa hay que buscar la constelación de Auriga, por encima de Orión, en la que destaca la estrella Capella como la más brillante.

La nave Deep Impact sobrevolará al cometa

El Hartley 2 formará parte además de una importante misión de la NASA, la EPOXI, que en esta ocasión tiene como objetivo la aproximación de la nave Deep Impact para sobrevolar al cometa del 2 al 4 de noviembre.

En el momento de máxima aproximación llegará a estar a solo 700 kilómetros de su núcleo, una distancia muy 'corta' en el espacio.

Madiedo resalta la importancia de este tipo de misiones, ya que esta cercanía "va a permitir obtener una información muy útil sobre este tipo de objetos, sobre el Sistema Solar y su evolución". 

El experto recuerda otros  dos cometas que fueron realmente llamativos en los 90. Uno de ellos fue el Hyakutake, conocido como el 'gran cometa' de 1996 porque fue "tremendamente espectacular". Un año antes atravesó el cielo el Hale-Boop, también visible a simple vista.

Al año se pueden detectar unos 100 cometas apróximandose al Sol pero son muy muy débiles.

Sin ser demasiado espectacular, el Hartley 2 puede ser uno de "los cometas más brillantes de los últimos tres años", por lo que merece la pena buscar su resplandor entre las estrellas.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente