Enlaces accesibilidad

Francine Cousteau: "deseo resucitar el Calypso"

  • La viuda de Cousteau quiere rescatar el barco legendario del capitán
  • "No tengo calendario, pero ojalá vuelva a navegar en su centenario"
  • Se necesitan ocho millones de euros para completar la restauración
  • Especial Centenario de Jacques Cousteau

Por
Francine Cousteau, presidenta de la 'Sociedad Cousteau'
Francine Cousteau, presidenta de la 'Sociedad Cousteau' The Cousteau Society

Un gorro rojo de lana y un barco, el 'Calypso', son dos de los elementos más significativos del Capitán Cousteau. Después de explorar los océnos durante varios años, guiado por el Comandante, el legendario barco lleva atracado más de una década en el puerto de Marsella.

Ahora, durante el centenario de su nacimiento, su viuda, Francine Cousteau, lucha por resucitar el barco al que llama "la Torre Eiffel de los océanos".

@@MEDIA@@

"No tengo calendario, pero la situación ideal sería que volviera a navegar este año, el de su centenario. Es un año, es posible", reconoció la segunda esposa de Cousteau en el acto de presentación en la UNESCO de las actividades programadas para rendir homenaje al marinero, que hoy cumpliría un siglo de vida.

El barco, 'Calypso', debe su nombre a una ninfa de los mares de la mitología griega. Naufragó en el puerto de Singapur en 1996, un año antes de la muerte de Cousteau (1910-1997), y desde entonces empredió un tortuoso camino para convertirse en un museo del legado del Comandante.

Durante estos 13 años, Francine Cousteau, directora de la sociedad que lleva su apellido de casada, ha intentado recaudar los ocho millones de euros que necesita para restaurar el barco. Hasta ahora ha conseguido reunir cerca de la mitad del dinero necesario.

"Desgraciadamente, nuestros amigos extranjeros han sido más generosos que Francia", lamentó la madre de los dos hijos menores del Comandante, quien desde hace tres meses está intentado que el Estado francés declare el navío como "patrimonio nacional" para conseguir unas subvenciones públicas que podrían rondar los dos millones de euros.

De ser restaurado, sería el segundo de los dos históricos barcos del Comandante que volvería a surcar los mares. Actualmente uno de sus hijos, Pierre-Yves Cousteau, desarrolla una misión en el Mediterráneo a bordo del 'Alcyone', la otra célebre nave del explorador.

A la espera del devenir del 'Calypso', actualmente en un puerto de la bretaña francesa, el entorno de Cousteau intentará mantener vivo su legado en el año que se cumplen un siglo de su nacimiento. El centenario de un hombre que posibilitó el buceo deportivo gracias, entre otros, a la co-invención del "Aqua-lung", antecesor de las bombillas de oxígeno.

Desde hoy, hasta el próximo 11 de junio de 2011, se han preparado homenajes en varios países del mundo (Francia, Estados Unidos, México, etc.), y otras actividades como una expedición con National Geographic para comparar la evolución de las condiciones del Mediterráneo en los últimos 60 años.

Noticias

anterior siguiente